Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h
|| La otra jugada ||

El difícil momento de la retirada

“ESTOS DOS últimos meses me he dado cuenta de que mi lugar sigue estando en el campo y no en las gradas. Llegará ese momento. Pero no es ahora. Amo a mis compañeros de equipo y amo a mi familia que me apoya. Ellos hacen todo posible. Regresaré para mi temporada 23 en Tampa. Tenemos asuntos pendientes”. Así, con este escueto twitter, Tom Brady, apenas mes y medio después de anunciar su retirada, aseguraba que regresaba para dirigir una temporada más a los Buccaneers.

Con siete títulos en su haber -seis siendo el mariscal de campo de los Patriots y el séptimo ya con el equipo de Tampa Bay-, el considerado mejor quarterbak de la historia ponía punto final a la rumorología que desde hacía unas semanas apuntaba en la dirección de que jugarìa una temporada más. Con 44 años a sus espaldas -comenzará la próxima campaña ya con 45-, el californiano se siente con fuerzas para seguir impartiendo lecciones en una competición físicamente exigente.

Es en este punto donde los especialistas se preguntan qué puede llevar a un hombre que lo ha ganado absolutamente todo tanto en lo que a títulos tanto individuales como colectivos se refiere, a prolongar, puede que excesivamente, su carrera poniendo en peligro su propia salud cuando, además, no tiene problemas de tipo económico ya que a lo largo de sus más de dos décadas como profesional ha acumulado una fortuna.

Probablemente la pregunta tenga respuestas para todos los gustos y todas tengan su parte de razón. En todo caso no parece Brady el deportista que necesite estar permanentemente bajo lo focos. Hombre acostumbrado a la fama desde joven, se le tiene por contar con una cabeza bien amueblada, dispone de una familia aparentemente feliz y cuenta con el apoyo mayoritario de la opinión pública estadounidense. Puede que el anuncio de su retirada, pocos días después de quedar eliminados, fuese una decisión precipitada motivada por la frustración de no llegar a una nueva SuperBowl. O puede que también lo llevase meditando desde hacía tiempo y aprovechó esa oportunidad para anunciarlo. El tiempo dirá si ahora su decisión de volver a competir ha sido la acertada.

En todo caso hay múltiples ejemplos de deportistas de élite que no han sabido poner punto final a sus carreras y luego llevaron mal su retirada al punto que en algunos casos eso les acabó acarreando profundas depresiones que remataron de mala manera para ellos y para sus propias familias. Los nombres de muchos de ellos están en la mente de todos y aunque cada caso es distinto, lo cierto es que por unas razones o por otras, todos ellos llevaron mal el no poder seguir practicando el deporte en el que alcanzaron fama, reconocimiento y aprecio.

La palabra RETIRADA es algo que al deportista le llega mucho antes que a cualquier otra persona que se dedica a otra actividad. Quien más quien menos sabe que a determinada edad, casi siempre superados los 65 años, le llega la edad de la jubilación pero al deportista eso le llega mucho antes. Alrededor de los 30 casi todos los deportistas tienen que comenzar a pensar que más temprano que tarde habrán de afrontar la decisión de dejar aquello a lo que se han dedicado desde jóvenes y en muchos casos cuesta asimilarlo por eso los especialistas aconsejan comenzar a prepararde con tiempo para que ese momento no sea tan duro.

Se me viene a la cabeza el caso de Michel Jordan que con apenas 30 años decidio, de la noche para la mañana, abandonar el baloncesto afectado por la muerte violenta de su padre bajo el argumento de que “ya no disfruto del baloncesto”. Dos años después volvió a los Chicago Bulls hasta que se retiró definitivamente a los 36 años. Es un caso, salvando las distancias, parecido al de Brady, aunque Jordan lo anunció en el mejor momento de su etapa como baloncestista.

Y, sin embargo, otros, como su compañero de profesión, el gran Kareen Abdul-Jabbar prolongó su carrera hasta los 42 años en lo que algunos entendidos consideraron como algo excesivo pues físicamente ya no estaba para luchar con pivots más jóvenes y más fuertes.

Así, según pone de manifiesto el psicólogo Javier Bonilla Rodríguez “la reitrada puede llegar por diversos motivos y no siempre en el momento deseado. No es lo mismo tomar la decisión de retirarte cuando has tenido una carrera deportiva larga en la que has alcanzado tus objetivos, que tener que dejarlo por una grave lesión o por falta de apoyo de patrocinadores”. Y para hacer frente a ese momento apunta que es recomendable tener en cuenta toda una serie de variables con las que hacer frente a la retirada entre las que destaca el apoyo social, rodearte de profesionales que lleven bien tu carrera y también llevar a cabo un entrenamiento que ayude en esa transición. En definitiva, hacerse a la idea de que los focos ya no se dirigirán a tí y cuanto antes lo asumas, antes te adaptarás a tu nueva situación.

|| La cara y...

ALIVIO Al final la lesión de Stephen Curry se quedó en un esguince, lo que permitió a los aficionados de los Golden State Warriors respirar tranquilos ya que en un principio se temieron lo peor cuando se le dobló el tobillo izquierdo. Afortunadamente se espera que en un mes vuelva a jugar por lo que estará listo para los playoffs en los que confían contar también con Draymond Green, lesionado desde principios de año y hombre clave en los tres anillos conquistados en los que también contaron con un Klay Thompson que tras dos años alejado de las canchas parece volver por sus fueros por lo que de estar los tres en perfectas condiciones serían, de nuevo, un serio aspirante a un título que se les resiste desde hace cuatro años.

... La cruz ||

ARRUINADO Que Joan Laporta llegó a la presidencia del Barcelona, en esta su segunda etapa, sin un plan preconcebido, es bien sabido y que se encontró con un club arruinado, también es conocido por todo el mundo. El problema es que a pesar del notable esfuerzo que los profesionales del club azulgrana vienen haciendo en el apartado económico, la situación lejos de remontar, ha empeorado si nos atenemos a los datos facilitados por la Liga de Fútbol Profesional en el que el Barça figura como el único club español con límite salarial negativo. Es más, ahora mismo ese límite se sitúa en menos 144 millones de euros por lo que sorprende que desde la ciudad Condal se siguA hablando de la posiblidad de fichar, entre otros, a Haaland.

|| Lo que debería ser y no es ||

al loro. Pues va a resultar, como diría Laporta, que no estamos tan mal. Me refiero al fútbol español al que hemos -hay que entonar el mea culpa- descendido de nivel en estos últimos años quizá por cierto complejo de inferioridad respecto a la Premier League. Cierto que de la piel de toro se han ido algunos de los mejores jugadores, y ya no solo se trata de Messi o Cristiano, con lo que ha descendido el nivel pero, por otro lado, eso ha servido para que la clase media diese un paso adelante y aunque el título se lo siguen jugando los de siempre, esa igualdad ha generado una competición mucho más igualada.

Cuando se celebró el sorteo de los octavos de final de la Champions League, a fuerza de ser sinceros, nadie o muy pocos daban un duro por los tres representantes españoles y hoy nos encontramos con que los tres -Real Madrid, Atletico y Villarreal- ya están en cuartos de final por méritos propios, dejando en la estacada a tres auténticos gigantes como son PSG, Manchester United y Juventus.

Seguramente en esta clasificación de los representantes de LaLiga haya habido su dosis de fortuna, pero eso no resta mérito alguno. Llegó el PSG al Bernabéu con un resultado favorable y se fue al descanso habiendolo ampliado. Eso fue la perdición de los de Pochettino que no contaron con el ‘gen’ competitivo de los blancos que en su competición fetiche se crecen y en apenas media hora le dieron la vuelta a una eliminatoria muy cuesta arriba.

Lo mismo podría decirse de los rojiblancos que aún lo tenían más complicado en su visita a Manchester, donde volvieron a hacer un ejercicio de supervivencia como ya hicieran años atrás ante el Liverpool. Probablemente el fútbol que practican los de Simeone no es del agrado de muchos aficionados pero que le pregunten a los colchoneros si les gusta o no la clasificación de su equipo. Y qué decir del Villarreal, conjunto de la zona media alta que aspira a convertirse en realeza. Por lo pronto, dieron buena cuenta de la Juve cuando los aficionados italianos se las prometían muy felices. Ahora toca seguir soñando.

20 mar 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito