Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 05 febrero 2023
14:16
h

El éxito o el fracaso del Obradoiro, en manos de su quinteto de gala

Un mal día de uno de sus cinco jugadores con más minutos es casi sinónimo de derrota // Sus estadísticas se disparan en las victorias

Aunque en el baloncesto los términos titular o suplente apenas poseen valor por la longitud y versatilidad de las plantillas, por las constantes rotaciones y por la cantidad de partidos en el calendario, sí hay un quinteto en el Monbus Obradoiro que casi cualquier aficionado recita sin apenas pensar y que marca el devenir del grupo. Así se deduce tras más de media campaña en la que el equipo santiagués apenas ha podido sobreponerse a una mala actuación de esa formación.

Lo forman los jugadores con más minutos por choque, al margen del dato anecdótico de que casi siempre han estado en pista en el saque inicial. Son Braydon Hobbs, Kassius Robertson, Thomas Scrubb, Henry Ellenson y Laurynas Birutis, un grupo que se está revelando fundamental en los dieciocho partidos de Liga Endesa 2021/22.

Sin haber sido capaz todavía de encontrar su mejor nivel defensivo salvo en contadas ocasiones, como en el derbi gallego frente al Río Breogán de hace poco más de una semana, el dato que sitúa la barrera entre ganar o perder va ligado al ataque. Parece lógico: si el Obra suele moverse en torno a los 85 puntos encajados, quedarse muy por debajo de esa cifra multiplica las posibilidades de perder; superándola, crecen las opciones de triunfo.

En los seis choques que ha ganado hasta ahora el conjunto de Moncho Fernández, el promedio de puntos encajados es de 84,5, frente a los 87,9 que alcanza en las derrotas. La principal diferencia radica en la propia producción ofensiva: 93,5 puntos en las victorias y 74,7 en las derrotas. Casi veinte menos.

Y en ese contexto, parece claro por dónde se fugan esas canastas, a tenor de las estadísticas. En las victorias, el quinteto mencionado anteriormente produce 73,5 puntos entre todos sus integrantes; en las derrotas, esa marca baja a 50,7. De firmar el 78,6 por ciento del bagaje colectivo (73,5 de 93,5 tantos), los cinco pasan a sumar el 67,9 % (50,7 de 74,7). De hecho la aportación del resto de jugadores se incrementa en las derrotas: de 20 a 24 puntos. El Obra sufre cuando disminuye el nivel de sus cinco referentes en la pista.

ROLES. Hace un par de semanas señalaba Moncho Fernández que no diferencia entre titulares y suplentes, una distinción difusa o inexistente en el baloncesto actual, pero sí que “hay jugadores que tienen un rol y otros que tienen otro diferente”. Ahí se enmarca la importancia de Hobbs, Robertson, Scrubb, Ellenson y Birutis, referencias ya cuando se diseñó la plantilla el pasado verano. Cuando uno falla numéricamente, a duras penas el Obra se sobrepone. Ocurrió ante el Fuenlabrada, con victoria pese a la baja de Ellenson por lesión, y frente al Burgos, sin la participación de Birutis. Si son dos los que protagonizan un día gris, la derrota parece segura.

El más decisivo es Braydon Hobbs, con estadísticas radicalmente opuestas en las victorias y en las derrotas. En el primer caso promedia 9,7 puntos y 7,3 asistencias (17,5 de valoración); en el segundo, 4,7 tantos y 2,2 pases de canasta (4,9 de valoración). Nada que ver. También bajan los números de Robertson: 16,7 puntos al ganar (15,5 de valoración) y 12,8 al perder (9,2). Y los de Scrubb: 15,5 tantos y 16,5 créditos ante 9,5 y 11,2, respectivamente.

En los pívots, más de lo mismo. Ellenson promedia una anotación de 15,8 y una valoración de 13,8 en las victorias, pero aporta 11,7 puntos y 11,3 créditos en las derrotas. Birutis firma 15,8 tantos y 21,4 de valoración cuando el Obra gana y 12 puntos y 12,3 créditos cuando pierde.

Según los datos, el éxito del Obradoiro recae fundamentalmente en el rendimiento de su quinteto principal.

Hobbs sigue de baja en la primera sesión de la semana

Santiago. El Monbus Obradoiro regresó al trabajo ayer por la tarde tras un día de descanso y lo hizo sin la presencia en el grupo de Braydon Hobbs, que continúa de baja tras dar positivo por covid-19 el pasado viernes.

El base estadounidense conoció su contagio en la mañana del viernes, después de las pruebas realizadas el día anterior a toda la plantilla, y se quedó en su domicilio mientras la expedición viajaba a Las Palmas para enfrentarse al Gran Canaria en la noche del domingo. De su evolución y de los resultados de los test dependerá su presencia en la visita al Barça de este próximo domingo (12.30 horas).

Mientras, sus compañeros iniciaron la semana pensando precisamente en el conjunto azulgrana, que afronta una semana con doble compromiso continental en la Euroliga. Tras regresar de Canarias el lunes con una derrota (71-69) y descansar el resto del día, los pupilos de Moncho Fernández entrenaron de tarde. Hoy harán frente al único día con doble sesión de esta semana. Ó. DE LA FUENTE

02 feb 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.