Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 08 febrero 2023
11:04
h
|| La otra jugada ||

El fútbol evoluciona pero las reglas no

EL FÚTBOL, como casi todo en la vida, ha evolucionado mucho en los últimos años, especialmente en lo que llevamos de siglo. Ver un partido de los de hace treinta o cuarenta años, ya no digamos más atrás en el tiempo, no tiene nada que ver con lo que se ve hoy tanto a nivel técnico como táctico y, sobre todo, de rapidez, lo que contrasta con el inmovilismo de sus dirigentes que apenas han evolucionado en lo que a las reglas del juego se refiere. En este aspecto solo cabe destacar recientemente, forzados por la pandemia, el hecho de permitir que se realicen cinco cambios en lugar de los tres autorizados anteriormente.

En un trabajo del fisioterapeuta deportivo Iván Vivo publicado en un blog y en el que aporta datos interesantísimos que deberían hacer reflexionar a los organismos que controlan tanto a nivel nacional como internacional el fútbol, se destacaba ya en 2014, según un estudio de Barnes y Cols, hacia donde se dirigía el fútbol. Así, comparando datos de la Premier League desde la temporada 2006/07 hasta la 2012/13, encontraron que el fútbol evolucionaba hacia un deporte a mucha mayor velocidad, con un 30 % más de distancia recorrida a alta velocidad, un 35 % más de distancia recorrida al esprín y un 80 % de esprines.

Este trabajo sirvió de referencia a otro publicado por el español Eduardo Pons a principios del pasado año en el que analizaba distancia y velocidad en la Primera y la Segunda División española entre las temporadas 2015/16 y 2018/19 y otro publicado en abril de ese mismo año a cargo de Ibai Errekogarri, donde también se tenían en cuenta diferentes variables técnico-tácticas de la Primera División entre las campañas 2011/12 y 2018/19.

Ambos analistas llegaron a la misma conclusión que el realizado en la Premier y es que ahora también en LaLiga se esprinta más veces y se corre mayor distancia a más alta velocidad, lo que implica que se hagan menos kilómetros por partido. Eso sí, ahora se dispara menos a puerta y también se realizaron menos centros lo que tiene una explicación y es que todos los equipos cuidan mucho más su parcela defensiva.

Consecuencias. ¿En qué ha influido esta evolución en el desarrollo del juego? Pues, según los expertos, en que se ha ido a buscar una tipología de jugador cercano al atleta que atesore, eso sí, también técnica y que tácticamente se amolde a las exigencias de cada conjunto. En este apartado se puede explicar el dominio ejercido por los equipos de la Premier en el fútbol europeo estos últimos años y que está siendo copiado en otras ligas para intentar acabar con su hegemonía.

Pero si el fútbol en sí ha evolucionado, las reglas por las que se rige apenas lo han hecho y es ahí en donde los actores, esto es, jugadores, técnicos y fisios, piden que se tomen las medidas oportunas para introducir cambios que redunden en un mejor espectáculo.

Así, lejos de cargar aún más un ya de por sí sobrecargado calendario, como pretende la FIFA imponiendo la celebración de un Mundial cada dos años, habría que buscar aquellos cambios que hagan más atractivo el fútbol, pues con la tipología del futbolista que se lleva hoy en día, hay muchos partido que son auténticos peñazos en los que apenas se dan situaciones de gol, ocupados como están los veintidós protagonistas en minimizar las virtudes del contrario en vez de potenciar las propias.

Tiempo añadido. Uno de los puntos de fricción que se están intentando corregir es el del tiempo añadido. En este sentido el criterio arbitral es frecuentemente criticado y solo hay una fórmula para acabar con ello y es disputar partidos con dos tiempos de 30 minutos cada uno pero de juego real. Esto es, parar el cronómetro cada vez que se detiene el juego, como ocurre, por ejemplo, en el fútbol sala. Con ello se acabaría con la picaresca, el engaño y la trampa en que incurren con frecuencia los equipos que van por delante en el marcador.

Otra regla que no debería tardar en aplicarse es la de la exclusión temporal como ocurre en el hockey. Hay situaciones en las que una tarjeta amarilla parece quedarse corta y, sin embargo, una roja se ve como demasiado castigo, por lo que una suspensión de 5 o 10 minutos podría ser la solución para que el infractor reflexionase y no siguiese por el mismo camino al ver que su acción ha dejado en inferioridad a sus compañeros.

Y ya por último, que las nuevas tecnologías aplicadas al fútbol funcionen mucho mejor y con una mayor rapidez con que la que lo hace actualmente el VAR. En este apartado la FIFA quiere tener preparada la herramienta de los llamados fuera de juego automáticos para el Mundial de Catar, que consiste en una tecnología de detección de extremidades en tiempo real y que detectará, automáticamente, cuando un futbolista esté en posición de fuera de juego. Así, nunca es tarde si la dicha es buena.

|| La cara y...
Image

TIRANÍA El Bayern Múnich ejerce desde 2013 una tiranía que está acabando con el interés de los aficionados por la Bundesliga. Desde ese año suma 9 títulos y va camino del décimo pues le saca 9 puntos de ventaja al segundo, el Borussia Dortmund. Esto ha hecho que los responsables federativos planteasen al campeón bávaro una fórmula con la que el equipo presidido por Herbert Hainer parece estar de acuerdo y es la de disputar el título de liga entre los cuatro primeros clasificados con un sistema aún por determinar que podría ser a partido único, una liguilla o bien con dos semifinales y una final. En todo caso lo que se pretende es acabar con el dominio de un equipo que no encuentra rival doméstico desde hace una década.

... La cruz ||
Image

UNA PENA Hay gente graciosa y gente tonta. Y los hay tontos que se consideran graciosos. Es el caso del cómico italiano Rosario Fiorello que se encargó de la presentación del Festival de San Remo y en presencia del tenista Berrettini, al que eliminó Rafa Nadal en semifinales del Open de Australia, se dedicó a imitar la forma de sacar del tenista de Manacor y reírse de algunas de sus rutinas para incomodidad del propio jugador italiano que no sabía donde meterse. Tanto es así que las sátiras del cómico levantaron ampollas entre muchos espectadores que no dudaron en afearle su conducta a través de las redes sociales. Y es que una cosa es ser gracioso y otra saber cuando echar el freno. Fiorello no sabe hacer ni lo uno ni lo otro.

|| Lo que debería ser y no es ||

LA MEDALLA La rider catalana Queralt Castellet, camino de los 33 años, conquistó la medalla de plata en sus quintos Juegos Olímpicos de invierno en la modalidad de snowboard, dando una lección de superación personal tras pasar por lesiones y una depresión hace de esto cerca de ocho años cuando su novio y entrenador Ben Jolly se suicidó tras diagnosticársele un año antes un tumor cerebral.

Aquel suceso hundió a esta deportista que decidió poner tierra de por medio y se fue a Suiza a intentar superar el trauma del que salió más reforzada contando con la ayuda de su familia y amigos y que ahora acaba de conseguir su sueño, un sueño que tenía desde niña cuando mostraba ya unas grandes cualidades para el deporte, lo que llevó a sus padres, animados por un entrenador, a apuntarla a gimnasia artística, disciplina en la que consiguió ser subcampeona de España en barra de equilibrios y campeona en salto de potro. Sin embargo, sería el deporte de la nieve quien la ganara para la causa, iniciándose en el esquí pero pasándose rápidamente a la tabla con la que mostró, desde jovencita, un gran talento.

Junto a su novio y preparador, decidió irse a entrenar primero a Nueva Zelanda y luego a Estados Unidos donde mejoró notablemente su técnica entrenando los pipes adecuados, pero hasta la fecha las citas olímpicas siempre se le habían atravesado a pesar de contar entre las grandes favoritas al podio.

Todos los entendidos decían desde hacía años que esta joven de Sabadell estaba llamada a ser protagonista en unos Juegos Olímpicos pero no acababa de dar el salto definitivo. Este hecho le llevó en algún momento a sentirse muy presionada, especialmente por su propio entorno, presión que ahora acaba de sacarse de encima con una plata que viene a ser el quinto metal que gana España en unos Juegos de invierno. El primero fue el de Paquito Fernández-Ochoa en 1972, en Sapporo, al que siguieron los de su hermana Blanca (Albertville 1992) y los de Javier Fernández y Regino Hernández (Pyeongchang 2018).

13 feb 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.