Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 05 julio 2022
18:52
h

El Obradoiro se jugará la permanencia ante cinco ‘pesos pesados’

En el tramo final de la temporada se medirá a Gran Canaria, Real Madrid y Valencia en Sar y viajará a Murcia y Badalona // Excepto el equipo dirigido por Sito Alonso, noveno, todos ocupan puesto de ‘playoff’ por el título // El conjunto de Moncho Fernández tiene el ‘basketaverage’ ganado a Fuenlabrada, San Pablo Burgos y Betis

El Monbus Obradoiro, tras el vital triunfo en la pista de Heredia San Pablo Burgos (77-82), el segundo de la temporada a domicilio, encara con buenas sensaciones el tramo final del campeonato. Ocupa el decimocuarto puesto en la tabla, con diez victorias en 29 encuentros, y le restan cinco finales para cerrar el curso.

Tras una serie de tres partidos consecutivos lejos de Sar (Fuenlabrada, Zaragoza y Burgos), el próximo domingo se mide en la Caldeira (20.00 horas) a Gran Canaria. Desde el pasado 12 de febrero, el equipo dirigido por Moncho Fernández ha recibido las visitas de Morabanc Andorra, Bitci Baskonia, Unicaja y Manresa, y el balance es muy positivo, puesto que solo el cuadro malagueño se ha llevado la victoria de la capital gallega.

En la pelea final por la permanencia, de los cinco partidos que le restan al Obra, tres de ellos los jugará en casa: Gran Canaria (24 de abril), Real Madrid (8 de mayo) y Valencia Basquet (15 de mayo; último partido de la temporada). Además, tendrá que medirse como visitante ante UCAM Murcia (1 de mayo) y Joventut de Badalona (10 de mayo). Sobre el papel, el calendario es complicado, pero el Monbus Obradoiro deberá, una vez más, hacerse fuerte en casa para lograr el objetivo: mantenerse una temporada más en la Liga ACB.

El sábado, tras la gran victoria en la cancha de San Pablo Burgos, rival directo en la lucha por la permanencia, el entrenador de Obradoiro, Moncho Fernández, apuntó que el equipo había hecho “lo más dífícil, conseguir la remontada”. Y valoró de forma especial esta situación teniendo en cuenta que el equipo venía de “perder en finales igualados”. En este sentido, incidió, sobre todo, en el rendimiento de sus jugadores en el último cuarto, en el que se pusieron “las cosas difíciles”. “Ha sido determinante tener confianza pese a las últimas dos derrotas fuera de casa”, apuntó el técnico santiagués, tras un encuentro que, a su juicio, “transcurrió por cauces igualados, ventajas cortas, mucha pelea, mucha intensidad, y actuaciones estelares de varios jugadores por parte de ambos equipos”.

Asimismo, el entrenador de Pontepedriña se mostró muy orgulloso porque “todos los jugadores han aportado en su medida fuera o dentro” para sumar la décima victoria de la temporada.

El Monbus Obradoiro llevaba diez jornadas seguidas sin ganar como visitante, desde el mes de octubre a Betis, y por ello Fernández señaló que “la diferencia entre ganar y perder es abismal” . Destacó, además, que su equipo “ha competido bien en otros partidos en los que ha perdido”. “Hoy cogimos la escapada a tiempo”, describió este sábado el técnico del Obra.

CRITERIOS DE DESEMPATE. El Monbus Obradoiro, al que ya no le quedan más duelos directos, tiene el basketaverage ganado a Urbas Fuenlabrada, Hereda San Pablo (2-0) y Coosur Betis, y perdido con Casademont Zaragoza y MoraBanc Andorra.

El equipo maño cerraba el sábado con la campanada de su victoria ante el líder. Era su segundo triunfo en la semana y le permite poner distancia respecto a último y penúltimo. Por su parte, con su tercer triunfo seguido, el Coosur Betis sale de puestos de descenso. Además, consigue un 2-0 en el duelo directo con el MoraBanc que le puede ser de mucha ayuda en el final de campaña. También tiene basketaverage a favor contra Hereda San Pablo y empatado con Casademont Zaragoza.

En el empate a 9 victorias, Hereda San Pablo ha caído este fin de semana a puestos de descenso al tener el basketaverage perdido con el Coosur Betis. Colista se queda el MoraBanc Andorra con ocho victorias.

Sin Musa y ante un Madrid correcto, se quedó muy corto el Breogán

El Real Madrid se impuso por 90-65 en una victoria balsámica, tras los traspiés de las últimas semanas, a un Río Breogán en el que la ausencia de Dzanan Musa, el jugador más valorado de la competición, pesó demasiado.

Necesitaba el Madrid volver a sentirse ganador y salió con esa mentalidad desde el primer segundo y el marcador del primer cuarto, 26-13, fue fiel reflejo de la diferencia entre ambos equipos. En el segundo acto, la aparición de Randolph, con 2 triples sin fallo y 2 tapones, fue importante para comenzar con un parcial de 8-1 (34-14) y alcanzar la veintena de puntos de diferencia para marchar a vestuarios con un claro 53-29.

El 6 de 11 en triples local, por el 2 de 12 de los visitantes, fue fundamental, máxime cuando los blancos firmaron un 10 de 19 en tiros de tres para llevar el marcador al 77-45 (m.29), poniendo rumbo franco a la victoria. Con 32 puntos de ventaja y 10 minutos por delante, el partido decayó. Los lucenses intentaron no salir con una diferencia de puntos escandalosa, mientras que el Madrid no se buscó complicaciones ni en ataque ni en defensa hasta el 90-65 final.

Como dato, por lo inusual, el Madrid puso 7 tapones (2 Randolph, 2 Poirier y 3 Tavares).

90. Madrid (26+27+24+13): Williams-Goss (14), Abalde (10), Deck (15), Tavares (13) y Yabusele (13) -cinco inicial-, Causeur (3), Núñez, Randolph (13), Rudy Fernández (3), Poirier (4) y Llull (2).

65. Río Breogán (13+16+16+20): Bell-Haynes (8), Kacinas (4), Kalinoski (10), Lukovic (8) y Mahalbasic (9) -cinco inicial–, Ubal (3), Jankovic (3), Sakho (3), E. Quintela (7), S. Quintela (5) y Cruz (5). r. molinelli

18 abr 2022 / 12:27
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.