Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 22 septiembre 2021
02:21
h
{ REFLEXIONES }

Es difícil construir un equipo

PARA CONFECCIONAR el modelo de juego de un equipo debemos considerar, imperiosamente, las cualidades de los jugadores, sus mentalidades, sus gustos y que posibilite las iniciativas propias, que facilite el funcionamiento individual, colectivo, les permita rendir y disfrutar de la práctica-profesión. Es un deporte colectivo que precisa de la colaboración, coordinación y generosidad de los demás compañeros. A todo lo anterior hay que sumarle entrenadores con conocimientos, metodología propia, personalidad, que sea integrador, trabaje con pasión, sea realista (una cosa es lo ideal y otra muy distinta lo real) y tenga respeto por todo. De todo esto deduzco que construir un equipo es muy difícil y lleva su tiempo.

El trabajo diario se centrará en situaciones de juego en un entorno estable, con trabajo analítico para estandarizar hábitos técnico-tácticos. Situaciones de juego en entorno inestable, con condiciones cambiantes a tener en cuenta: el espacio, el tiempo y otras variables. Situaciones de juego real simple para especializar un grupo táctico y, por último, situaciones de juego real para concluir con la formación absoluta del equipo, su idea y plan de juego. La pretemporada está para eso, pero las exigencias del mandamás lo apuran todo.

Se necesita tiempo y continuidad. Ahora, cuando empiezas a coger el ritmo, después de las vacaciones, se vuelve a dispersar todo por las selecciones. Se plantea un nuevo conflicto con estos calendarios, se mezclan muchas organizaciones y aparecen los intereses que enfrentan a equipos, jugadores y organizadores. ¿Cuál es la solución a calendario tan saturado? Si teníamos alguna duda en cuanto a esto, ahora, con este conflicto nada queda aclarado. Aparece una nueva fuerza que lo quiere fagocitar todo.

El centro mundial del fútbol es Europa, y empieza a entrar una sensación de desunión, un nuevo orden, ante la postura de la UEFA de proteger a los clubs de capitalistas para que corten el bacalao los nuevos ricos, en contra de los equipos del pueblo y de los socios. Los clásicos e influyentes del fútbol mundial están siendo apartados y sustituidos por clubs financiados.

Entre la UEFA y la FIFA sólo hay una idea, recaudar más para poder mantenerse lo mejor posible en la poltrona, engordar su cuenta y tener contentos a los que tienen dinero fácilmente. Los que vendían que el fútbol es del pueblo y de los aficionados lo olvidaron.

Tenemos muchos frentes abiertos: La Superliga grogui, Mundial y Europeo cada dos años, nueva Champions... y puede que aparezcan más.

Pero su crecimiento en el mundo hace del fútbol el deporte más popular y poderoso, lo van a matar de éxito y de avaricia.

Desde 1863, fecha oficial del nacimiento de este deporte, las cosas han cambiado mucho. Ahora, con tantas mudanzas, tengo miedo de que lo agoten. Se lo sacan al pueblo, al aficionado, lo llevan a las devoradoras entidades y finanzas que sólo buscan rentar a costa de los verdaderos sustentadores del deporte que son la base, los aficionados y practicantes.

Mientras, el fútbol modesto se está muriendo por desarraigo social y por desafección. Veremos desaparecer muchos equipos. Los dirigentes de los pueblos, que trabajan sin descanso, se están agotando y no veo relevo.

15 sep 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.