Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 06 diciembre 2022
12:34
h

Hobbs no continuará en el Obra y el club tendrá que buscar un nuevo base

La salida del ‘playmaker’ norteamericano y la retirada de Albert Oliver obligan a reforzar la posición de director de juego // El ala-pívot senegalés Amar Sylla, en la lista de futuribles, ficha por el Betis

El base estadounidense Braydon Hobbs, al que le restaba un año de contrato, no continuará en el Monbus Obradoiro la temporada 2022-23, informó este jueves la entidad santiaguesa. En su primera experiencia en la Liga Endesa, el jugador nacido en Indiana promedió con la camiseta del Obra 7,2 puntos, 3,1 rebotes y 4,4 asistencias en 32 partidos disputados. El club agradece a Hobbs, de 33 años, su “trabajo y compromiso” y le desea “mucha suerte” en su futuro profesional y personal.

De esta forma, tras la salida del playmaker estadounidense y la retirada de Albert Oliver, el Monbus Obradoiro tendrá que fichar un nuevo base para el próximo curso, puesto que en la relación de jugadores confirmados para la temporada 22-23 solo Fernando Zurbriggen es un director de juego puro, si bien Philip Scrubb ha combinado durante su estancia en el equipo las posiciones de base y de escolta.

Con la salida del jugador norteamericano, el roster del Obra para la temporada 22-23 suma, hasta el momento, nueve jugadores. Continúan Fernando Zurbriggen, los hermanos Scrubb, Edgar Vicedo, Álvaro Muñoz y Álex Suárez, y este verano han llegado Marek Blazevic (Zalgiris Kaunas), Rubén Guerrero (Unicaja de Málaga) y Marcus Paige (Orleans francés).

Así pues, la dirección deportiva del club tendrá que cerrar, al menos, tres nuevas incorporaciones: un base, un jugador exterior y un cuatro, teniendo en cuenta que ya han llegado dos jugadores grandes para blindar la zona: Rubén Guerrero (2,13 metros) y Marek Blazevic (2,09 m.).

Desde hace meses, el Obra se mueve en el mercado en base a una lista de jugadores interiores que encajarían en el modelo del equipo dirigido por Moncho Fernández. Una de las opciones que contemplaba sería el senegalés Amar Sylla (20 años, 2,05 m.), si bien el ala-pívot africano, formado en la cantera del Real Madrid y procedente del Nevezis Kedainiai lituano, jugará la próxima temporada en el Coosur Betis, tal y como anunció este jueves el club sevillano. El internacional senegalés ha firmado por una temporada.

Sylla, de 21 años, nacido en Dakar y de 2,06 metros de estatura, permaneció en las categorías inferiores del Real Madrid hasta la temporada 2018-19, en la que disputó 25 partidos en la Liga EBA con 12,3 puntos y 7,8 rebotes de media por encuentro.

Posteriormente firmó por el BC Oostende belga, club en el que jugó durante dos campañas, la última de ellas en 33 partidos, en los que promedió 9,3 puntos y 5,7 rebotes y logró la Liga y la Copa de ese país. En la pasada temporada, ya en el Nevezis, jugó treinta encuentros, con una media de 11,5 puntos y 7,7 capturas por partido.

Además, el internacional absoluto con Senegal participó en 2021 en la Summer League estadounidense con Orlando Magic y este verano hizo lo propio con Cleveland Cavaliers.

Asimismo en los últimas semanas, el Obra también abordó la posibilidad de incorporar al pívot internacional polaco Aleksander Dziewa, si bien esta opción ya estaría descartada después de que su club, el WKS Slask Wroclaw, confirmase su continuidad, al menos, hasta el verano de 2023.

“Mucho se ha hablado de su futuro en las últimas semanas. A pesar de las ofertas de clubes extranjeros, ha decidido continuar en el equipo la temporada 2022-23”, comunicaron desde el club polaco hace solo unos días.

Pese a la salida de Hobbs, en el club santiagués mantienen la calma para cerrar la plantilla, teniendo en cuenta que el mercado de fichajes de este verano está condicionado en buena medida por la celebración de Eurobasket, del 1 al 18 de septiembre. Así pues, el Obradoiro sigue estudiando diferentes alternativas.

05 ago 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito