Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 06 julio 2022
12:17
h

La compra fallida del Compostela: un gran bochorno

Manuel Castiñeiras: “Jota Peleteiro me acusa de querer renovar a amigos y él traía un íntimo de entrenador”

El desenlace rocambolesco del intento de Jota Peleteiro de hacerse con la presidencia del Compostela fue el punto culminante a cuatro meses de encuentros y desencuentros, con sus respectivas marchas adelante y atrás. Lo que se aventuraba como un final feliz, a tenor del comunicado emitido por el club en el que admitía un principio de acuerdo, quedó en agua de borrajas. Viente días más tarde, la empresa de Jota Peleteiro dio carpetazo al asunto con una misiva en la que acusaba a miembros de la junta directiva de la SD de “traición”.

El esperpento final, por ahora, fue un rifirrafe en redes sociales con el director deportivo Manuel Castiñeiras y el empresario de A Pobra do Caramiñal.

Pero la historia tiene su origen en la visita, la firma en el libro de oro de la entidad y la foto de Jota Peleteiro en las oficinas del club en el estadio Vero Boquete de San Lázaro “para conocer en detalle el proyecto compostelanista e interesarse por su marcha”, según explicaba el club.

Antonio Quinteiro lleva las riendas de la SD desde febrero de 2011.

La ultima temporada comenzó de la mejor manera y la primera vuelta fue casi inmaculada.

El mercado invernal se presentaba como una oportunidad. Encantado con el ambiente, el cuerpo técnico y las instalaciones, Iago Falque presentó una oferta para tomar el control de la entidad, y dejar el entramado directivo y deportivo de la misma manera. Incluso, estuvo a punto de convertirse en refuerzo para la segunda vuelta. La negativa a esa opción por parte de Antonio Quinteiro activó el movimiento de Peleteiro, El futbolista creó una sociedad cuya escritura, según consta en el Boletín Oficial del Registro Mercantil, se depositó el 6 de mayo de este año, aunque en la fecha de inicio de sus actividades pone 16 de marzo. Nacía así Rammalloc Sports SL unipersonal, con sede en un chalé en Camino Mitxelene Nº 2, en Munguía (Vizcaya). Su actividad es “la promoción y desarrollo de actividades deportivas de una o varias modalidades deportivas.”

Fue el punto de partida para las conversaciones.

La salida de Rodri Veiga fue el primer movimiento El primer intento de Peleteiro dio en hueso. La cantidad ofertada no satisfizo las exigencias de Antonio Quinteiro. La segunda interesó. Los abogados de ambas partes comenzaron una lenta y ardua negociación, mientras el equipo se deshacía entre las dudas y la rumorología, hasta caer al octavo puesto en la clasificación final.

La salida de Rodri Veiga fue el primer movimiento de la dirección deportiva, que comenzaba a dudar hacia quién dirigirse con las respuestas a sus ofertas. El ruido era cada vez más fuerte, hasta que el 2 de junio EL CORREO publicó el interés de Jota Peleteiro por hacerse con el club. El comunicado del Compostela al día siguiente ratificaba lo publicado en estas páginas y hablaba de “principio de acuerdo”. La venta parecía segura e inminente.

Pero las exigencias de los asesores jurídicos de ambas partes llevaron a un primer frenazo. En primera persona, Quinteiro y Peleteiro reactivaron las conversaciones. Los abogados del Compostela habían quedado al margen.

Manuel Castiñeiras continuaba trabajando en intentar encontrar futbolistas para la temporada 2022-2023, porque el entrenador, Txema Añibarro, llegaba impuesto, pero su interlocutor era cada vez más difuso. El desembarco de personal de marketing vinculado a Jota Peleteiro enrareció el ambiente en las oficinas. Hacia el 12 de junio, los contactos de la dirección deportiva con las personas que intentaban hacerse con el club desaparecieron.

La división en la jerarquía del Compostela era palpable. Antonio Quinteiro se quedaba sin apoyos. Los siete directivos restantes, obligados a firmar un contrato de una treintena de folios para permitir la compra de derechos de crédito -figura jurídica utilizada-, eran reacios a apoyar una propuesta cuyas cláusulas les generaban inseguridad jurídica, ya que les exigía responsabilidades que, en su opinión, les excedían. EL CORREO GALLEGO dio a conocer el 21 de junio la paralización de la operación.

El visto bueno de la directiva era indispensable para que la historia tuviese final feliz. Pero las negociaciones se rompieron. Rammalloc Sports en su comunicado acusó de “traición” a la directiva del Compos, Manuel Castiñeiras, normalmente comedido, estalló en twitter apenas una hora después, y Jota Peleteiro le contestó por instagram advirtiendo que él sería parte de la “limpieza” que haría. Todo había saltado por los aires y era ya imposible que tuviera un final feliz.

El bochorno estaba consumado. Las esperanzas de un cambio en la gestión del club quedaron hechas cenizas, cual falla en las hogueras de San Juan.

El director deportivo de la SD fue señalado “¿Dónde explica ese comunicado los proyectos tan ambiciosos que tenían para el Compos?”. Una pregunta en twitter del siempre comedido Manuel Castiñeiras fue el inicio de una refriega que se extendió durante horas en las redes sociales y que el propio jugador terminó en la Cadena en la jornada de ayer.

El director deportivo de la SD fue señalado por Jota Peleteiro, quien, a través de Instagram, le acusó de “falta de profesionalidad” y de querer “renovar a amigos”. Y Castiñeiras replicó: “Si fuese así, hoy en día seguirían en el club Saro y Jimmy, que son amigos míos de hace muchos años, al igual que el entrenador, Rodri (Veiga), y ya no están en el club”. Esta respuesta dejó en evidencia al exfutbolista del Celta, al que acusó de “traer de entrenador a un íntimo amigo suyo”, en referencia a Txema Añibarro.

Explicó Castiñeiras además que, tras el intercambio público de pareceres, la discusión continuó en privado. Le afeó al administrador único de Rammalloc Sports la falta de comunicación: “Tiene whatsapps conmigo, tiene mi teléfono, me llamó muchas veces, me escribió y me lo podía haber dicho en privado. Él quería intentar desprestigiarme”.

24 jun 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito