Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 03 diciembre 2022
10:20
h
{ ROPE-A-DOPE }

‘Nada’, de Carmen Laforet y Lili Álvarez

“LLEGAR A TU PAÍS y ver que no cuentas para nada en todo el movimiento deportivo, después de saber tu trayectoria, duele mucho, esa es la verdad. No sé, yo creo que debería ser algo así como la anciana del deporte femenino, pienso que posiblemente pudiera haber ayudado bastante a las generaciones de deportistas más jóvenes y... no soy nadie”.

Lili Álvarez nació en 1905 en Roma para darle a España una heroína en la lucha por la igualdad. En 1924 fue la primera española convocada a unos Juegos, tanto a los de invierno, en Chamonix, como a los de verano, en París. Una lesión le impidió patinar a los pies del Mont Blanc, pero sí que compitió en la cita tenística parisina donde quedó quinta. En total ganó 80 trofeos de tenis y varios torneos de patinaje, a lo que hay que sumarle el Campeonato de Cataluña de automovilismo o el de España de esquí. También era capaz de hacer treinta carambolas de una tacada al billar y practicó con éxito esgrima, equitación y alpinismo.

Abandonó los deportes de invierno cuando en Candanchú acusó al jurado de machista por hacer esperar a las mujeres y siempre denunció que los éxitos femeninos -como sus tres finales de Wimbledon- no tuvieran el mismo parangón que los masculinos: “de ellos hablan y de lo mío nadie dice nada”.

Su lucha por el deporte femenino pudo ser divulgada gracias a su verbo. Fue una consumada periodista y escritora en cuyas obras mujer y deporte adquieren un protagonismo esencial. Trabajó en el diario inglés Daily Mail, así como en conocidas revistas europeas y firmó 16 libros. Las palabras de Manuel Azaña, tras ser entrevistado por ella: “Señorita bastante tonta, con pedantería galaica, que no entiende nada”, reflejan la ignorancia de una sociedad cavernícola.

Quien sí se desvivió en elogios fue Carmen Laforet. Es lo que se desprende de las cartas que intercambiaron en una fuerte relación de amistad: “Antes pensaba que esta confianza espiritual se debería tener sólo con el marido. Ahora estoy totalmente segura de que ningún hombre la merece ni la quiere ni sabe qué hacer con ella”.

Hoy, a pesar de sus esfuerzos, solo el 22% de las noticias deportivas son firmadas por mujeres y solo el 4% habla de ellas -un porcentaje que sube hasta el 39% durante los Juegos- y si hablan de apariencia, el 70% son sobre mujeres.

Lili no pudo recoger su Medalla de Oro al Mérito Deportivo, que llegó tarde, como muchas otras cosas. Solo la reivindicación en días como el de ayer, el periodismo honrado y la continuación de su trabajo salvarán al deporte femenino del título de la obra culmen de la única persona que supo admirarla en vida, salvarán al deporte femenino de la Nada.

26 nov 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.