Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 29 junio 2022
08:05
h
PRIMAVERA. Como siempre, muy tarde, se ha publicado la Orden que regulará la actividad del nuevo curso. TEXTO Pepe Casal (Presidente de la Asociación Galega de Sociedades de Pesca y del Club Tambre)

Pesca fluvial en Galicia: ante la nueva temporada

Hay una novedad muy positiva, que se ha corregido la incongruencia de la temporada anterior en la que, en los embalses, sólo se permitía la pesca sin muerte desde embarcación cuando desde la orilla se podía pescar con muerte. Una ocurrencia a la altura del despropósito que levantó multitud de quejas.

Lo negativo de la normativa es que, a pesar del compromiso asumido por la conselleira ante los representantes de las sociedades de que no se tomarían medidas para implantar la pesca sin muerte que no estuviesen avaladas por los estudios científicos correspondientes, la realidad reflejada en el DOG es que en Lugo, dónde impera el criterio totalitario del técnico Jesús Latas, han sumado 28 nuevos tramos de pesca sin muerte con un total de 204,55 kms, sin ningún tipo de estudio, al igual que en Orense, 24 kms en 7 tramos, y en Pontevedra aparecen 9 tramos nuevos, dos de ellos modificados, con 20 kms más.

Menos mal que en el Consello Provincial las propuestas presentadas por AEMS fueron rebatidas por el jefe de Servicio, Pablo Caballero, porque la pesca sin muerte en Galicia tiene un seguimiento minoritario y, argumentó, que no se pueden tomar medidas que sólo favorecen a unos pocos en contra de la mayoría.

La novedad más comentada -por negativa para la inmensa mayoría del colectivo de pescadores- es que en el río Sor (A Coruña) han eliminado la pesca con muerte en todas las aguas libres; es decir, que para la pesca extractiva sólo han quedado los cotos de Riberas y Segade previo pago de 8€, el resto del río será libre sin muerte.

Esta medida tampoco está apoyada por ningún estudio que así lo aconseje y la propuesta partió de AEMS en el segundo Consello provincial, sin pasar -como es preceptivo- por el Consello Gallego de Pesca que es el trámite oficial.

Las propuestas de AEMS aprobadas y asumidas por la Dirección de Patrimonio Natural no son ni un atisbo de estudio ni nada que se le parezca. Un estudio serio de una cuenca fluvial comienza por el análisis de la caracterización biológica de la cuenca, sus límites, su red hidrográfica, su naturaleza geológica, sus suelos, su vegetación, su clima, sus regímenes pluviométricos, térmicos y ombrotérmicos, el régimen de caudales, el entorno socioeconómico y la elección de estaciones de muestreo con la descripción de las mismas.

Esos estudios tienen forzosamente que continuar con analíticas de la calidad de las aguas en distintas épocas del año con su estudio fisicoquímico y tendrían que continuar con el análisis biológico de la composición y la estructura de las comunidades de macrobentos con los muestreos pertinentes. Y sólo después de todos estos pasos -y media docena más que no detallo, pero tan amplios como los que acabo de relatar- podríamos llegar a las conclusiones y a la consiguiente toma de medidas.

Un estudio tan complejo solamente lo puede hacer personal muy cualificado, con experiencia y medios especializados. Su realización es muy laboriosa y no sale barato precisamente porque es necesario emplear bastante tiempo, movilizar medios humanos y muchos recursos técnicos.

Este tipo de estudios son en los que nos deberíamos basar para debatir cómo pescar, no las simples propuestas de AEMS-Ríos con Vida, que conviene recordar que, en sus orígenes, AEMS es una ONG madrileña y que en Galicia no tiene representación legal, ni junta directiva, ni asambleas de sus pocos socios.

Por todo esto, las sociedades no están satisfechas con la normativa de pesca.

Todos los pescadores de Galicia saben de la importancia y del papel que juegan las sociedades y los clubes de pesca pues son las que se preocupan del estado de los cotos, de cuidarlos y de gestionarlos. Lejos de esta realidad, la Dirección Xeral de Patrimonio Natural sacó adelante las propuestas de AEMS con la oposición de las sociedades de pesca. Y menos mal que la conselleira por lo menos nos recibe y escucha, pero al final, lamentablemente, las propuestas aprobadas son las de una minoría.

CHOCA MUCHO A LOS PESCADORES. Y hay otro dato muy curioso que choca a muchos pescadores. Los campeonatos federativos oficiales de pesca de salmónidos se han disputado en cotos gestionados por sociedades colaboradoras, y con resultados espectaculares en cuanto a capturas. Por lo visto, este año vuelven a repetir en acotados y no en tramos o cotos sin muerte. Si eligen los acotados gestionados por sociedades colaboradoras, por algo será. Esto demuestra fehacientemente la eficaz gestión sostenible que realizan las sociedades de pesca en sus cotos.

Otro asunto, cuando menos problemático, es que la nueva ley de pesca de 2021 trajo como una de las pocas novedades positivas la de la licencia gratuita para mayores de 65 años y menores de 14. Sacar una licencia por internet para mayores de 65 supone disponer de ordenador e impresora y tener un mínimo de conocimientos específicos para su tramitación telemática.

El problema radica en que no todo el mundo tiene acceso a internet, sobre todo en las áreas rurales y los pescadores de edades avanzadas no manejan con facilidad las nuevas tecnologías; incluso en las ciudades hay mayores que no se defienden bien ante el ordenador.

Antes se recurría a las entidades bancarias pero ahora éstas se niegan a tramitar la licencia gratuita ya que no les supone ninguna transacción económica y desde la administración nadie les ha pedido nada. A estas personas de edad y a todos aquellos otros que no manejen la informática, sólo le queda la alternativa de pagar a una gestoría o desplazarse al servicio provincial más cercano para conseguir su licencia de pesca.

Si algún lector tiene curiosidad, puede comprobar on line las dificultades de la engorrosa expedición de la licencia. Y si tiene que pagar algún recargo, más difícil todavía.

Por lo demás, estamos a punto de iniciar otra temporada de pesca, con muchos pescadores defraudados por la falta de lluvias y enfadados porque la Dirección de Patrimonio Natural no ha atendido sus reivindicaciones llevando adelante las propuestas de una ínfima minoría. Cada vez tenemos más difícil poder seguir practicando nuestra afición con el respeto a nuestras tradiciones.

En democracia, el criterio de unos pocos jamás puede imponerse a la mayoría, pero en este caso, a pesar de lo prometido, se ha vuelto ha hacer de nuevo.

¡Buena pesca!

18 mar 2022 / 21:19
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito