Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 13 junio 2021
02:03
h
{ LA PIZARRA }

Pisando el acelerador

AMBOS EQUIPOS llegan a este encuentro con una victoria bajo el brazo y hambrientos de seguir sumando otra más que les garantice alejarse del descenso. La pelea está al rojo vivo con seis equipos implicados donde varios de ellos se enfrentarán directamente como en el partido de hoy. Los béticos han ganado cuatro en las últimas siete jornadas, fiel reflejo de su buen hacer y duro trabajo con triunfos muy valiosos principalmente fuera de casa; en su propio feudo no lo consiguen desde principios del mes pasado.

Una racha positiva donde la mano de Joan Plaza tiene mucho que ver. El técnico catalán, que se deshizo en elogios hacia el Obradoiro en su rueda de prensa, ha sabido encontrar el punto de mejora en el aspecto colectivo. Los partidos contra Joventut y GBC son ejemplos perfectos de actuaciones corales donde siempre tratan de llevar la iniciativa en el marcador dándoles mucha libertad a sus jugadores en la toma decisión para atacar con posesiones de uno contra uno al primer pase, bajo la dirección de sus bases Randle y Campbell, o elaborando sets más complejos sobre la premisa de jugar bloqueo directo con un trabajo orientado hacia el balón interior. Esto se traduce en 11 rebotes ofensivos por encuentro que suponen una gran amenaza con Ndoye y Jordan, sin olvidarnos de James Feldeine: el octavo máximo anotador de la Liga Endesa con un promedio de 15 puntos anotados por choque.

Dentro de la parte defensiva es, sin lugar a dudas, el bloque táctico que más han mejorado con diferencia. Sus ocho recuperaciones de media denotan un incremento enorme de intensidad y recolocación en las ayudas por línea de fondo, acompañados de variantes zonales con la idea de provocar el error de ejecución en el rival generando un posible contraataque.

La plantilla compostelana no se queda atrás. El vendaval ofensivo desplegado en la segunda parte contra Gran Canaria da muchos argumentos al rival para saber que será un partido muy difícil. Transmitieron esa sensación de equipo aguerrido y valiente en defensa, sumado a una solidez en las lecturas de pase y mecanismos ofensivos que brindaron puntos de mucha calidad.

La mentalidad en este tipo de batallas lo es todo. Monbus Obradoiro tendrá que sobreponerse a esos errores del pasado en la concentración de sus normas defensivas, desarrollando ese estilo colectivo donde el movimiento sin balón y el pase predominan sobre las individualidades.

25 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.