Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 05 mayo 2021
00:12
h
Lejos de caer en el desánimo por el parón de las competiciones y por la incerteza sobre el futuro, el club de balonmano santiagués afianza su propósito de crear un equipo sénior masculino el próximo curso
// Su presidente, Ricardo Vázquez, reconoce que necesitarán más patrocinios TEXTO Cristina Guillén

Trabajo e ilusión: el antídoto para la pandemia del CB Ribadosar

Hay dos actitudes ante la vida: dejarte vencer ante la adversidad, sin calibrar lo complicada, dura o exigente que ésta se presente; o sacar fuerzas, buscar argumentos y luchar por encontrar las respuestas que alienten tu siguiente paso. En el Club Balonmán Ribadosar se ha optado por no desfallecer, y asumiendo la lección que imparten en cada entrenamiento, en cada partido, a sus casi 130 jugadores y jugadoras entre las categorías benjamín y juvenil, planifican su día a día de confinamiento, de parón a causa de la pandemia, con el convencimiento de que no pierde quien cae, sino quien no se levanta.

Prácticamente todas las competiciones de sus equipos habían finalizado su primera fase, aunque en el aire queda qué sucederá con la Copa Femenina cadete (de la que solo se había disputado una jornada) y con la parte final de la competición infantil masculina. “Lo que único que tenemos por parte de la Federación Gallega es un comunicado en el que se nos explica que si las cosas van a mejor, entre el 15 y el 26 de mayo se intentará reiniciar el torneo de las chicas”, explica el presidente de la entidad santiaguesa Ricardo Vázquez. “Tenemos pendiente también la Liga infantil y es una pena porque los pobres este año iban muy bien, primeros de grupo e invictos, y están cerca de poder para jugar la fase final con opciones de ir al Campeonato de España en verano. Pero si se suspende, se suspende y listo. Los miembros de la directiva ya estuvimos reunidos varios días y la idea es pasar de arrancar nada, independientemente de lo que nos digan porque no lo vemos factible”, asevera.

Y es que es difícilmente asumible cumplir en el balonmano con los protocolos de seguridad. “En el fútbol se pueden tomar ciertas precauciones, pero no en nuestro deporte, en el que jugamos con las manos y no con los pies. En el vestuario se puede cuidar la higiene, aunque lo veo complicado con los que tenemos, pero todo lo que es contacto en el juego... Es muy difícil y por eso no lo tengo nada claro este año y no sé cómo acabará esto”, asume el directivo del Ribadosar que añade: “La Federación también se dice que se seguirá adelante siempre que los partidos sean con público y eso, ni de broma creo que se podrá hacer”.

De ahí que en el Ribadosar se inste a seguir la línea de la Federación Española, que ayer zanjó ya la disputa de los Campeonatos de España de categorías de base: “No hay más que poner las noticias y ver los muertos, hay que darse cuenta de lo que está en la calle”, reflexiona Ricardo Vázquez. Toca poner el punto y aparte: “Por eso estamos preparando lo que nos vamos a encontrar el año que viene. Hicimos algún formulario para ver con qué gente podemos contar y revisando un poco lo que hay”.

Tutelando el día a día. Se quiere construir el futuro, pero sin olvidarse de cuidar, mimar y tutelar el día a día de los 127 jugadores y jugadoras que conformaron la estructura este curso. “Preparamos un plan de entrenamiento muy básico, enfocado al mantenimiento, del que nos estamos encargando un poco todos, cada uno en su parcela. Es muy ligero, porque en casa tampoco se puede hacer mucho y la gente parece que tampoco tiene muchas ganas”, se sincera.

Donde sí hay más actividad es en la formación. “Los entrenadores están haciendo los cursos de Nivel 1 y 2 online porque la Federación Gallega se está moviendo mucho y bien, y estamos aprovechándolo para que alguno se saque el título y otros sumen el segundo”, detalla el presidente.

También es estrecho, y constante, el contacto entre los miembros de la directiva con el objetivo de dar pasos hacia una campaña 2020/21 que se prevé llena de obstáculos “porque hay dudas de que cómo se puede reiniciar”. “Deberíamos empezar el 6 de agosto la competición con los juveniles, primero con la Copa, después hay un play-off y luego la Liga”, recuerda. Son tantas las incertezas, las dudas en todos los sentidos durante esta pandemia, que hasta una fecha como esa semeja infinita en el tiempo.

Y para avanzar, además de contar reclutas, hay que reunir medios, “saber dónde estamos”. “A nivel económico estamos bien ahora mismo. Somos pequeños pero entre subvenciones y cuotas de las familias no tenemos problemas, aunque de cara a la temporada que viene igual lo tenemos un poco más difícil y sí necesitamos más ayuda”, asume el presidente.

Seguir creciendo. Porque quien no avanza se estanca, se suele decir, y en el Ribadosar no hay quien pueda con su voluntad de seguir creciendo en todos los sentidos. “La idea es sacar un equipo sénior masculino”, anuncia, como solo si mencionarlo en voz alta valiese para darle visos de realidad. “Tenemos a un grupo de 7 u 8 jugadores del equipo juvenil que pasan de edad y queremos aprovecharlo para darle un poco de fuerza al club, para que los pequeños tengan una referencia en la ciudad. Estamos estudiándolo y creo que vamos a poder sacarlo... si sale todo como tenemos previsto y nos deja el bichito este”, no olvida Ricardo Vázquez.

No es el mejor escenario, muchas puertas están cerradas, pero la presencia de un representante en la 2.ª División Gallega sería una especie de brote verde sobre un fondo ahora tan gris, por momentos tan negro: “Tendremos que ver quién nos ayuda. Deberán ser patrocinios muy pequeños, muchos juntos y si no recurrir a lo que se hizo todos los años, ir sacando de aquí y de allá y minimizando los gastos al máximo”. Dentro de un mes se sabrá si se trata de una quimera.

“Hay que intentarlo”, repite una y otra vez Ricardo Vázquez que también pone el foco en las cadetes “porque nos faltan cuatro niñas para tener un equipo completo y ahí está Lidia (Sanda) que jugó con Galicia en los Campeonatos de España y si no luchamos la pobre se queda sin equipo, al igual que sus compañeras que también tienen muy buen nivel”.

No hay garantías hoy en día para asegurar el mañana, pero en el CB Ribadosar sobra ambición y pasión para despejar los imposibles.

28 abr 2020 / 10:21
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito