Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 14 agosto 2022
21:58
h

Punto y aparte

RETOMAR la competición nunca es fácil. Hay equipos que salen beneficiados del parón de selecciones y otros no tanto; en el caso de Morabanc Andorra se les incluye en este último grupo debido a la noticia de la lesión de Jelínek para tres meses. Una baja más en una plantilla que ha sido cruelmente castigada desde la pretemporada es este aspecto, incluyendo varias salidas y la exigencia del calendario, afrontando doble competición.

Desde su inicio liguero, con cuatro derrotas consecutivas, hasta la actualidad, donde han ganado tres de sus últimos cuatro partidos en casa, denota una evolución y un estado de forma colectivo realmente alto. Su mejor versión de toda la temporada depende del nivel defensivo que impongan a lo largo de cada cuarto. Sus últimas derrotas han sido por diferencias mínimas de nueve puntos, dato clave a la hora de comprender la alta exigencia que imponen bajo los tableros, con tapones y rebotes de cualquier jugador, ya sea interior o exterior.

Los de Ibon Navarro son una auténtica máquina de hacer triples: tras salidas bloqueadas, en transición, sobre bloqueo directo, uno contra uno central, etc. Las múltiples opciones dentro de cada sistema para romperlo producen mucha incomodidad en sus rivales debido a la polivalencia de sus quintetos para jugar con dos hombres interiores desde el perímetro.

Esto último va enlazado a la hora de hablar sobre su jugador más determinante hasta la fecha. Clevin Hannah es el dueño y señor del juego: maneja el ritmo de cada posesión, es vertical cuando debe serlo, su toma de decisiones en cada tiro es impecable y domina las situaciones de pick&roll a las mil maravillas.

A pesar de todo, el Monbus Obradoiro tiene mucho que decir en esta visita al Principado. Son pocas las sesiones que ha tenido con todos los jugadores disponibles para preparar el choque, pero saben a qué espejo verse reflejado.

El primer cuarto frente al Casademont Zaragoza mostró un aumento en la confianza y capacidad de ritmo, que se trasladó a lo largo de cada parcial en una regularidad pocas veces vista en la temporada.

Será de vital importancia focalizar cada posesión en anular su juego en transición, castigar sus ayudas largas y dominar el rebote ofensivo. Todo ello les permitirá poner contra las cuerdas a un rival que pierde el balón con cierta facilidad ante marcadores negativos.

04 dic 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.