Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 07 mayo 2021
00:13
h
{ REFLEXIONES }

Resistir es ganar partido a partido

SOMOS MuCHO de vender la piel del oso antes de cazarlo. Decían que el Barcelona era campeón, iba a ganar al Granada entre semana, y se dio el gran batacazo. El Lugo tenía tres puntos en el minuto 96, se frotaba las manos y vino un portero a dejarlos fríos. Que el Atlético de Madrid perdería la Liga por culpa del entrenador y vuelve a tener ventaja en la tabla, dependiendo de sí mismo. El Real Madrid estaba haciendo una temporada para olvidar y está con posibilidades de ganar la Liga y en semifinales de la Champions. El Sevilla candidato a campeón y no superó al Athletic, se truncó el sueño, por culpa del rival, del árbitro, del VAR o del infortunio quedaron pálidos.

Hay etapas que son más significativas que otras y la correspondiente a esta semana es de las que marcan el devenir de los equipos. Es una semana que dejará secuelas. Los enfrentamientos entre los primeros despejarán un poco el panorama, pero no poner el yugo antes que los bueyes. Resistir es ganar. Es bueno llegar a este tramo final con emoción, se disfruta más ganando en el último instante y esto es posible para un Atlético dudoso, para un Madrid muy exigido, lastrado por un sinfín de lesiones, al límite y para un Barcelona desconcertante, con múltiples estados de ánimo. Pronto veremos la coronación, que esto se acaba en un tris.

Siempre envío el mensaje de domingo a domingo; pero ahora, con tanta jornada entre medias, es más adecuado el partido a partido, también se le da más valor porque es acuñado a una figura.

Pensar más allá de cada domingo difumina la concentración, y el partido a partido toma más sentido cada jornada. La Liga sigue abierta. Unos se disculpan porque no tienen objetivos, otros, porque juegan con mucha presión. No nos ponemos de acuerdo: confundimos los términos, los empleamos mal y según convenga. La realidad dice que al que se descuida un segundo le roban el sueño y la ilusión, aunque sea de forma momentánea.

Todos concordamos en que, en esta situación especial, no es fácil gestionar todo esto, aquí todos opinamos y pensamos que se debería hacer mejor. Estamos en un final de liga intenso y eso es bueno para el aficionado.

Se avecina el desenlace final para muchas competiciones. Fueron cortas e intensas.

En Riazor tuvimos un ambiente de colorido, festivo, a pesar de que el Deportivo jugaba para superar la decepción y el fracaso. El público se volcó con el equipo, se necesitan y retroalimentan. Los goles no pueden olvidar que llevan al equipo a la Primera Federación, algo muy lejos de lo que merece A Coruña. Es una gozada jugar para y con los aficionados. Es otro fútbol.

En San Lázaro se cerró la temporada, fue una jornada con signo de despedidas, de poner en escena a muchos que trabajaron con caballerosidad en la sombra. El juego fue apático, sin nada en juego. Un acto con cariño entre afición y plantel.

En Carballo y Carballiño están de fiesta, sus equipos Bergantiños y Arenteiro celebran el éxito de un ascenso desde la Tercera División a la nueva Segunda División RFEF, conseguido con autoridad. Para algunos es la hora de la verdad y para otros empiezan unas largas vacaciones.

05 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.