Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 24 noviembre 2020
01:04
h

Un partido de los de pasar página

Superior en el acierto, el apartado físico y con un Renfroe en modo letal, el San Pablo Burgos anuló a un Obradoiro sin capacidad de reacción // El Monbus encadena su cuarta derrota

Sólo cinco minutos pudo aspirar ayer el Monbus Obradoiro a vencer al Hereda San Pablo Burgos. Ahí se quedó su capacidad combativa ante uno de los grandes de la Liga Endesa y del baloncesto continental. Frente a un rival más físico, intenso en defensa y acertado en ataque -que tuvo en Alex Renfroe a su referencia ofensiva- encajó el conjunto compostelano su cuarta derrota consecutiva en un tramo de la temporada que ya se sabía con trazado de Tourmalet (63-78).

La primera canasta del cuadro compostelano, como se suele decir, llegó antes del salto inicial. Se mostraba optimista el viernes Moncho Fernández sobre la recuperación del pívot y en el róster que facilitaba el club casi dos horas antes del duelo se confirmaba la presencia de Laurynas Birutis en la lista junto a sus compañeros. El jugador más determinante del Obra regresaba tras su ausencia en Vitoria a causa de un fuerte esguince de tobillo y el técnico santiagués resoplaba más tranquilo a su flequillo: no había que echar mano del plan B.

Arrancó el Obra eufórico y pronto cogió una renta de 10-2 con la que sorprendió al Burgos de inicio -cimentada en el acierto en el triple de Pozas y Beliauskas y un gran trabajo en el rebote- pero enseguida también se le escapó entre las manos con un parcial de 5-18 en los últimos cinco minutos de cuarto. Fue un dominio fugaz e imposible de repetir a partir de entonces.

Incapaz de adaptarse al nivel de dureza defensiva de su rival, encadenando los errores en el lanzamiento y en los pases, el cuadro compostelano chocaba con un frontón en ataque y hacía aguas atrás perdiendo todos los 1c1 e inseguro a la hora de las ayudas. Renfroe se entonó y con 8 puntos en la agonía del set reivindicaba el título de “equipo con mayúsculas” que Moncho Fernández le había designado al San Pablo el viernes.

Mucho castigo. No varió mucho el show en el inicio del segundo cuarto. Con las manos, al choque, rápidos de piernas y sólidos en los 2c1, el equipo de Joan Peñarroya abortaba cualquier intento del Monbus de recurrir a su mejor versión, esa que tan buenos resultados y halagos le hizo merecer en el arranque de esta temporada. Porque incómodo y castigado por la permisividad de los colegiados (los primeros tiros libres de los locales llegaron en el minuto 18) la frustración que demostraban en sus acciones de ataque la arrastraban también a la hora de intentar contener al contrario detrás.

Era el San Pablo el que mejor equilibraba el juego interior y de perímetro aunque la salida de Álvaro Muñoz insufló energía por fin al cuadro obradoirista. Hiperactivo como siempre, el alero abulense formó dupla con Pozas para redirigir el juego intentando hacer llegar balones a Cohen por dentro y éste luego abriendo el campo para los tiradores (30-36, min 18).

Sin embargo, los visitantes sacaron recursos de su infinita plantilla -infinita también en calidad y experiencia- y Renfroe y Kravic se encargaron de anular cualquier intento de reacción antes del descanso (35-42, min. 20).

Reacción fugaz. Robertson calentó la muñeca a la salida de los vestuarios y con dos triples consecutivos colocó al Monbus a 4 ya en el electrónico (min. 23) pero la calidad de Renfroe, la incapacidad de conectar con un Birutis anulado por la defensa de Rivero -como una sombra no, como su otro yo- y las malas decisiones en ataque (dejando por ejemplo sin premio dos robos de balón seguidos de Pozas) fueron demasiada carnaza para un Burgos en modo rodillo (45-56, min. 28).

Fue esta vez McFadden quien sacó rédito a dos nuevos errores en el pase del cuadro santiagués en los segundos finales para cerrar el cuarto con otro +12 (48-60, min. 30).

Tampoco sirvió el cambio de set para la reacción. Al tiempo que el Obra subía a su estadística su pérdida número 18 Renfroe alcanzaba su punto 23 desde el triple obligando a Moncho Fernández a llamar al orden a los suyos y a devolver al base a Pepe Pozas tras probar de inicio con Rafa García.

Parecía el duelo condenado a morir mientras encumbraba a un San Pablo Burgos excelso de calidad, con una plantilla tan larga como implicada y que evidenció el por qué de su situación en la atalaya de la Liga Endesa, y Moncho Fermández premiaba al jugador del filial Martín Fernández con poco más de un minuto sobre el parqué.

Pozas, el mejor en un mal día del colectivo

Fue un partido para olvidar ante un gran rival. Ni Moncho Fernández encontró remedio para poner freno al vendaval Burgos ni mucho menos a Renfroe en su banquillo porque fue mal partido en general de todo el colectivo. Sólo Pepe Pozas y Cohen se salvaron en parte, el primero intentando contagiar delante y detrás pero sin llegar a conseguirlo.

63

puntos supone la peor anotación de la temporada para el Monbus Obradoiro que contaba hasta ahora con una media de 80,5 puntos por encuentro. La firme defensa rival y el mal día del Obra no dieron opción a mantener la línea habitual.

EL DETALLE

KARTAL, EN TURQUÍA Sorprendía ayer la ausencia en el Multiusos do Sar del base Kartal Ozmizrak porque aunque había entrado en las últimas convocatorias se conocía que su lesión de tobillo no evolucionaba como se esperaba. La razón es que el jugador viajó ayer a Turquía con el permiso del club para tratarse en su país con su médico de confianza (doctor de la selección turca y del equipo Darussafaka) para ver si consigue superar el edema óseo que impide su total recuperación.

MONBUS OBRADOIRO 63-78 HEREDA SAN PABLO BURGOS

63 - Monbus Obradoiro (15+20+13+15): Beliauskas (3), Enoch (11), Cohen (14), Czerapowicz (0), Pozas (12) -quinteto inicial-, Fernández (0), Muñoz (3), Oliver (0), Birutis (7), García (4), Robertson (6), Suárez (3).

78 - Hereda San Pablo Burgos (20+22+18+18): Kravic (14), Salvó (3), McFadden (14), Rivero (8), Cook (5) -quinteto inicial-, Barrera (3), Sakho (0), Rabaseda (0), Horton (0), Renfroe (31).

Árbitros: García, Zamorano, Sánchez.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 12 de la Liga Endesa 2020-21 disputado en el Multiusos Fontes do Sar a puerta cerrada por las restricciones sanitarias de la covid-19.

21 nov 2020 / 23:56
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.