Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 21 septiembre 2020
01:24
h

Vieira: “No nos podemos quejar, hay que adaptarse”

El preparador físico del Monbus Obradoiro inicia esta mañana los entrenamientos grupales tras superar las pruebas PCR

No será fácil volver, como tampoco lo será en tantos y tantos aspectos de la rutinas que conocíamos hasta ahora, porque por muy estudiados que hayan sido los protocolos, aunque se cumplan de forma escrupulosa y sin fisuras las normas, si algo ha demostrado la covid-19 es que dribla y salta las barreras mejor que Jordan en sus mejores años.

El Monbus Obradoiro retoma los entrenamientos en grupo esta mañana -desde el miércoles lo ha ido haciendo ya de forma individual a medida que iban llegando los jugadores a Santiago y las pruebas PRC iban confirmando los negativos- y el de hoy supone un paso más de cara a un regreso a las canchas, a la competición, a una Liga Endesa que a medida que se van conociendo las estadísticas de rebrotes semeja aún demasiado lejano.

Pero la plantilla del cuadro compostelano quiere dar ya alegrías a sus aficionados, demostrar que el proyecto 2020/21, el llamado a celebrar por todo lo alto el 50 aniversario del club, tiene mimbres y hambre para repartir ilusión, y por eso aun con miedo y respeto, afrontan la primera semana de entrenamientos grupal.

“Eso será pan de cada día, tendremos que aprender a convivir con ello”, asume Rubén Vieira, el preparador físico del Obra encargado de guiar estas sesiones de pretemporada. “Ya hemos hecho cuatro sesiones de trabajo individual, tanto físico como técnico, y ahora comenzamos el trabajo en grupo que será un poco diferente al de temporadas anteriores porque sobre todo vamos a priorizar básquet. Como los jugadores vienen de un periodo tan largo, muchos desde marzo, entrenando 1x0, aumentando el volumen de trabajo técnico de baloncesto”, explica el ourensano. “Otro cambio es que vamos a ser muy progresivos con las cargas. Creemos que habrá diferentes niveles físicos dentro de la plantilla y vamos a adaptarnos”, añade. El conjunto santiagués trabajará así en doble sesión el lunes, martes y jueves, con trabajo solo matutino el miércoles, viernes y sábado. “Para no acumular nunca más de cuatro sesiones seguidas”, puntualiza.

Diferentes realidades. Entre las muchas dificultades a las que debe hacer frente Rubén Vieira estos días están los diferentes estados de forma de cada uno de sus jugadores. Los hay que desde marzo sólo han hecho trabajo individual de gimnasio con escasas sesiones de tiro, quien viene de competir a un gran nivel como Mike Daum o Birutis sin embargo, o quien como Álvaro Muñoz aún se recupera de una lesión. “Hasta de un país diferente con medidas de control diferente”, insiste. “Eso rompe la cabeza, por eso en estas sesiones individuales hemos aprovechado el tiempo porque lo que no podemos ahora es frenarnos. Tenemos que buscar un punto intermedio entre todos e iremos semana a semana”, considera. “Y hasta día a día”, asevera Rubén Vieira al recordar que las medidas de control por el coronavirus pueden romper cualquier tipo de planificación, como ha sido el caso de equipos que ya han sufrido positivos estos días (Betis, Gran Canaria, Tenerife, Estudiantes a los que se sumaron ayer Fuenlabrada, con hasta cinco casos, y Baskonia).

“Será así siempre. Será complejo”, lamenta. “Para ello tenemos que coordinarnos mucho. La ventaja es que somos un grupo que ya llevamos mucho tiempo trabajando juntos y si normalmente ya hay que organizarse bien, este año tendrá que ser multiplicado por diez. Vamos a tener que estar en continua comunicación médicos, cuerpo técnico... cada día vamos a tener algo que cambiar, añadir, ver qué se puede hacer y qué no. No nos podemos quejar, hay que adaptarse”, acepta el preparador físico del Monbus.

Como prevención tampoco el equipo santiagués utilizará como era habitual las instalaciones del gimnasio del Multiusos de Sar. De momento están entrenándose en el pabellón de Fontiñas pero la previsión es trabajar con aparatos diferentes para evitar posibles contagios o estar en el recinto con los demás usuarios.

Buena predisposición. Dice Rubén Vieira que no se ha llevado ninguna sorpresa en el reencuentro “con los chicos”. Han sido constantes las videoconferencias con todos ellos, incluso los fichajes, pero sí destaca la “gran predisposición” de todos hacia el trabajo y ansía que lleguen cuanto antes los cuatro jugadores que faltan para ir “sumando para la planificación”.

De momento el que trabajará con el freno puesto es Álvaro Muñoz. El alero abulense fue operado en mayo del síndrome de Haglund (que afecta al buen funcionamiento del tendón de Aquiles), una lesión que se produjo una vez que pudo volver a correr tras el confinamiento, y por ahora “va dando pasos” ya que surgieron complicaciones tras la operación con una infección en la herida. “Su estado de forma es así así porque es mucho tiempo parado, pero llevamos tres semanas trabajando y próximamente se podrá reincorporar ya”, indica.

Lo subraya el preparador físico del Obra: “Nunca en la historia nadie ha estado parado desde marzo y es algo que hemos tenido en cuenta a la hora de diseñar los ejercicios, de ir progresivamente, y el miedo de las lesiones está ahí. Para eso están los descansos, no acumular muchas sesiones, el entrenamiento invisible, darles pautas de alimentación... para que la temporada vaya lo mejor posible”... Y cruzar los dedos.

SIN PRECEDENTES
La clave: Formarse e informarse

··· Se trata de una situación nueva para todos, incluidos los preparadores físicos de los equipos de la Liga Endesa. ¿Se ha preparado Rubén Vieira de alguna forma especial en estos meses? “Todos los veranos nos seguimos formando y este sobre todo. Es algo en lo que no tenemos precedentes y dentro de la Asociación de Preparadores Físicos cada uno comentó su caso y tratamos de tener mucha información y formarte sobre periodos de inactividad, ver en otras Ligas cómo ha pasado como en la de rugby que echan cuatro o cinco meses sin competir y ver cómo afecta al jugador... formarte en eso que no lo tenías en tus prioridades”, detalla. “Hay qué los protocolos, lo que se va sabiendo, pero es un proceso largo y seguimos en ello”, dice el ourensano que cumplirá su cuarta temporada en Sar.

10 ago 2020 / 01:00
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.