Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 14 junio 2021
15:05
h
{ LA PIZARRA }

Vienen pisando fuerte

AUNQUE COSECHAN más derrotas que victorias en el último mes, el BAXI Manresa llega pletórico tras el partido frente a Bilbao donde lograron el triunfo anotando más de 100 puntos. También consiguieron la mejor valoración de su historia y el récord de asistencias; todo un despliegue de brillantez colectiva, sólida defensa y una regularidad ofensiva que estuvo por encima de los 20 puntos por cuarto.

El Monbus Obradoiro no está teniendo la misma suerte. Los últimos tres partidos pudieron traducirse en tres victorias, pero tan solo sumaron una. Los instantes finales contra Unicaja y Fuenlabrada hacen que sigan acumulando una de las peores rachas de la Liga Endesa. No obstante, siguen muy vivos en la lucha por la salvación y poco a poco recuperando su mejor forma física.

El equipo catalán se encuentra en plena lucha por entrar en puestos de play-off gracias a su consistencia.

Ofensivamente despliegan un ritmo frenético a base de rápidas transiciones donde el balón se comparte como si estuviera prohibido botar más de una vez. Conectan entre ellos con tanta facilidad que son líderes en asistencias de toda la competición. Eso les proporciona un porcentaje de tiro de dos y rebote ofensivo muy alto que les beneficia enormemente a la hora de acumular posesiones. Ese punto fuerte también es su punto débil. La solidaridad en el pase afecta a la acumulación en exceso de pérdidas que, en su mayoría, son salidas de campo que les permite estructurar la defensa y no encajar puntos al contraataque. Tampoco abusan del balón interior más de lo necesario, generando su estilo desde el perímetro con pases por encima del aro a las continuaciones del bloqueo y un fuerte uno contra uno que siempre va acompañado de otro jugador moviéndose a la espalda rival con el objetivo de romper las ayudas.

Este ciclón manresano también se traslada a la defensa donde la pizarra de Pedro Martínez no deja cabos sueltos. La ubicación de espacios predomina a la superioridad física. Sus ayudas largas desde lado contrario y las persecuciones tras bloqueo a los tiradores con acompañamiento del pívot son características que favorecen al bloque táctico del Obradoiro, tal y como ocurrió en el partido de ida.

Los catalanes comparten un dato en todas sus victorias: el dominio de las zonas. Si controlan el rebote, controlan el ritmo del partido.

Y esa es la tarea en la que deben centrarse principalmente los de Moncho Fernández ante un duelo tan difícil como igualado.

10 abr 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.