Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 22 septiembre 2021
20:35
h
ENTREVISTA
Natalia Barreiro, investigadora del CiQUS

“Estoy muy orgullosa de estar en este laboratorio integrado en su mayoría por mujeres”

“Ahora, desde que comenzamos en este proyecto de desarrollo de la vacuna contra el coronavirus, trabajamos bastantes más horas, desde luego, porque la situación es la que es y ya llevamos sin vacaciones una temporada larga”, cuenta Natalia Barreiro, investigadora del CiQUS en el grupo del doctor José Manuel Martínez Costas, que, pese a las horas de trabajo, se siente “muy orgullosa” de que hayan contado con ella para este proyecto.

Tanto es así que, como investigadora ahora en primera línea de lucha para frenar la expansión del COVID, Natalia recuerda que “cuando empecé a trabajar tras estar un mes parada en casa me sentí una privilegiada, ya había ganas de salir y dejar de estar encerrada, aunque fuese para trabajar”. Todo esto influyó para “empezar con muchísima ilusión” y “coger el proyecto con muchas ganas”. Ya inmersos en el desarrollo, Natalia agradece enormemente toda la financiación recibida.

“No contábamos con tanto apoyo”, asegura la investigadora, que recuerda que antes de trabajar en esto estaba “estudiando un virus que infectaba a aves, su funcionamiento y modo de replicación”. Y, aunque “no teníamos mucha financiación o no interesó tanto”, fue el pionero en el sistema que ahora emplean para fabricar las dosis.

“A partir de ese estudio salió el sistema”, explica Natalia, que incide en que “para nosotros fue algo que surgió de manera secundaria, mientras íbamos desarrollando el proyecto e iba probando diferentes cosas y protocolos, hasta que el que fue probado en el desarrollo de una vacuna contra el virus de la lengua azul tuvo éxito, funcionaba bastante bien”.

Natalia es una apasionada de su trabajo y es que “desde pequeñita supe que me quería dedicar al mundo de la Biología y, tras hacer el máster, vi que me gustaba mucho el trabajo en el laboratorio, así que decidí hacer la tesis aquí y ya me quedé”.

Además, en estos momentos también se siente afortunada porque en su laboratorio hay más mujeres que hombres y es uno de los que más presencia femenina tienen. En este sentido, la investigadora observa que “ahora sí que se está luchando porque las mujeres tengan más posibilidades de ascender”.

En concreto, explica que, “por ejemplo, en las becas posdoctorales se las puede beneficiar un poco”. “Si tienes la misma puntación que un hombre y eres una mujer, te benefician, es decir, que con la misma puntuación siempre quedaría por encima la mujer de manera que esa sí es una forma” real de generar oportunidades.

La profesional del CiQUS, pese a no tener ninguna referente concreta, explica que “cualquiera podría serlo”. “Desde mi madre que se quedó en casa trabajando y cuidando de nosotros hasta alguna de las investigadoras principales que tenemos aquí y que con su trabajo consiguiese la mayor beca de investigación”.

08 mar 2021 / 00:23
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito