Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 03 julio 2022
02:23
h

La enfermedad mental

La muerte por un más que posible suicidio de la actriz Verónica Forqué hace reflexionar sobre la enfermedad mental y las depresiones que terminan con una cruz en el cementerio.

Igualmente sigue pesando en la sociedad el estigma de la enfermedad mental, de forma que no se trata igual a un enfermo con una dolencia física que psíquica, ni en la empresa ni en la calle.

A las muertes por suicidio se suman la de Manuel Mota, modisto de Pronovias 26 años, y la de Amy Winehouse que fue hallada por su guardaespaldas fallecida a los 27 años en la cima del pop soul.

Winehouse tenía en la voz la fuerza de la naturaleza y ya había triunfado, pese a su juventud, con el disco ‘Back to black’ con una voz ya madura que arrancó del jazz. Amy bebía en exceso y hacía otros desmanes que nadie podía parar. También sufría bulimia.

Manuel Mota se clavó un cuchillo en todo el corazón en un baño público de un centro de salud de Sitges. Dejó tres cartas de despedida.

La psiquiatría social mucho tiene que mejorar, pues los enfermos son vistos cada tres meses, un periodo demasiado largo para enfermos que cada día se levantan pensando si será el último. En muchos casos la psiquiatra y la psicóloga del Sergas son los únicos apoyos que tienen, donde las familias escurren el bulto.

Como publicó este periódico, Galicia es la tercera comunidad con más problemas de salud mental. En este colectivo hubo 61 muertes por suicidio el año pasado.

19 dic 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito