Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 24 noviembre 2020
01:04
h

Abel Caballero reclama a la Xunta fondos del Gobierno para los ayuntamientos

Receta lealtad y coordinación institucional // Asegura que los municipios asumieron parte importante en políticas sociales

El alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, exigió este viernes “lealtad y coordinación institucional” para afrontar la reactivación económica y social tras la pandemia, y aseguró que la Xunta debe transferir recursos a las entidades locales porque España no es “un Estado piramidal” y debe haber colaboración transversal.

Abel Caballero, en su comparecencia en la comisión de reactivación en el Parlamento gallego, subrayó que la coordinación entre administraciones e instituciones es “imprescindible” para afrontar la recuperación porque lo contrario “significará no usar eficientemente los recursos”. “Se necesita un nuevo marco y un nuevo modelo, la unión de todos los actores. No es un buen sistema decidir unilateralmente, tiene que haber acuerdo y diálogo”, insistió.

Lamentó, además, que en Galicia se llega “tarde” en lo que respecta a la articulación de proyectos territoriales y pidió que las administraciones “se concierten” para actuar en áreas como industria, universidades, sostenibilidad, grandes infraestructuras o innovación. También reclamó atención a sectores como la automoción, el naval, el turismo o el comercio.

El alcalde de Vigo aseveró que, en el contexto de la pandemia, “fueron los ayuntamientos los que asumieron una parte muy importante” de la acción, especialmente en materia de políticas sociales y de protección a personas vulnerables, y volvió a denunciar que, pese a que el Gobierno gallego recibió fondos del Ejecutivo central, transfirió “cero euros” de esos recursos a los ayuntamientos.

Recordó que, entre las responsabilidades asumidas por las entidades locales, están las ayudas a comerciantes y hosteleros. Y mostró su “estupefacción” por el fondo de 17 millones anunciado por la Xunta para el sector y que supondría “una ayuda de 500 euros a cada establecimiento”. “Culpar a los de arriba (Gobierno central) y pasar responsabilidades a los de abajo (ayuntamientos) sin recursos es un modelo llamado a fracasar. Esto no es un estado piramidal”, advirtió.

Finalmente, insistió en denunciar el “oscurantismo inmenso” de la Xunta en la pandemia y repitió que no tuvo información de los contagios “hasta hace dos semanas”.

El diputado del PP Alberto Pazos Couñago aseguró que la Xunta sí que transfirió a los municipios fondos para acciones sociales del Estado, en concreto el 50 %, dijo, y aunque celebró la apuesta por la concordia y la lealtad de Caballero advirtió de que tendrá que corregir “algunas carencias” en este sentido.

Por su parte, la nacionalista Alexandra Fernández consideró que la situación en Vigo es “preocupante” porque la ciudad está “perdiendo impulso” a nivel económico, algo que negó el alcalde vigués.

Gonzalo Caballero fue el encargado de responder a la comparecencia de su tío en esta comisión, en la que ha agradecido el papel del municipalismo frente a la pandemia y se ha sumado a las críticas del alcalde por el “oscurantismo” de los datos de la Xunta sobre la covid-19

CES
Impulso a sectores estratégicos

··· El presidente del Consello Económico e Social (CES), Agustín Hernández, habló también de acuerdo entre todos al advertir en su intervención de que los proyectos que optan a fondos para la reconstrucción económica y social poscovid “no serán realidad” si no se desarrollan en base al “consenso y la priorización”, e insistió en la necesidad de aprovechar la “oportunidad” de las ayudas para “modernizar” la Admi-nistración y el tejido empresarial impulsando sectores estratégicos, aumentar los re-cursos destinados a innovación y reforzar el peso de la industria. Sobre los sectores que deben beneficiarse de los fondos de recuperación, recalcó que Gali-cia debe apostar por aquellas áreas en la que puede tener ventaja competitiva, como el sector agroalimentario y forestal, el complejo mar-industria, la automoción, el naval, la logística y el transporte, el sector biotecnológico y sanitario, o los recursos hidráulicos.

El interés mercantil sobre la salud

Santiago. El secretario xeral de la CIG, Paulo Carril, por su parte, alertó sobre el “impacto” de la crisis en la clase trabajadora y en los colectivos más vulnerables, y lamentó que “se ha primado el interés mercantil y el vigor de la economía por encima de la preservación de la salud y del bienestar de las personas”.

Criticó que se quiera afrontar la reactivación económica y social con las mismas recetas que durante la crisis financiera de hace unos años: reformas laborales, recorte de servicios públicos y con un Estado español “cada vez más fanáticamente centralista y negador de la realidad plurinacional”.

También manifestó su “preocupación” porque los fondos europeos de reconstrucción se conviertan en “un plan de rescate a los Estados, que exija recortes y nuevas reformas”. Frente a ello, planteó medidas basadas en la “concentración de recursos” en lo público”.

Entre las propuestas de la CIG destacan la creación de una banca gallega, la nacionalización de industrias estratégicas, el desarrollo de una fiscalidad “justa y progresiva”, el impulso a una “agenda propia de investigación”, o la gestión pública de la sanidad y los cuidados.

Crisis que perjudica a las mujeres

Santiago. Las profesoras y expertas en Economía María Bastida y Carmen Castro pusieron de manifiesto el valor de los cuidados para la sociedad y apostaron por un cambio de prioridades en el sistema económico. Carmen Castro advirtió de que el modelo actual está demasiado centrado en la “maximización de beneficio” y en la “acumulación capitalista”, de modo que el coste de los cuidados acaba recayendo principalmente sobre las mujeres a costa de lastrarlas en su vida profesional.

También María Bastida sostuvo que la pandemia del coronavirus generó una “crisis asimétrica” que perjudica a las mujeres que están “sobrerrepresentadas” en los ámbitos de cuidados y en el sanitario, que fueron los más afectados. Además, “de rebote” la crisis también pesó sobre el comercio minorista y el sector de ocio donde también las mujeres están presentes como empleadas y como empleadoras y que incluso pueden perder sus respectivos trabajos.

Por ello, la experta de la USC señaló que las administraciones públicas deben pensar en soluciones para la salida de la crisis con perspectiva de género y “articuladas para mujeres”.

21 nov 2020 / 00:15
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.