Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 01 julio 2022
12:30
h
Impacto público-privado. La pandemia no salió barata, y ahora que sufrimos la mayor subida de precios en 40 años, cabe recordar los casi 1.400 euros por familia desembolsados por la Xunta y 1.300 más directos en cada una de ellas TEXTO J. Calviño

Cada hogar gallego sufrió por la covid 2.700 € en sobrecostes

Eliminadas ya casi todas las restricciones por la pandemia , y a cinco días de que la crisis sanitaria casi pase a mejor vida con la retirada de las mascarillas, ¿cuánto nos ha costado el coronavirus a cada familia? Aquí toca repartir el gasto público y sumarle el privado. A cierre del año pasado, la Xunta calculaba que en veintidós meses de covid se vio obligada a desembolsar 1.515 millones de euros de sobrecoste, 400 de ellos en refuerzos de personal. Del total, más de novecientos el pasado ejercicio. Si repartimos esas cifras entre los cerca de un millón cien mil hogares de la comunidad, estaríamos contabilizando cerca de 1.400 euros por cada uno de ellos. Antes o después tocará pagarlos en impuestos.

¿Y directamente por cada domicilio? Si atendemos al estudio La factura del Covid en los hogares españoles del Grupo Mutua Propietarios el importe medio de la pandemia ascendió a 1.272,41 euros en Galicia –1.712,50 de media en España–, en gastos para hacer frente a las nuevas necesidades derivadas del coronavirus, tanto en adaptación del hogar como en protección. En total hablamos de otros 1.395 millones.

“La pandemia ha dejado una factura que, para unos hogares, es más fácil de abonar e incluso les ha permitido ahorrar y que, para otros, ha significado un esfuerzo económico que les hace ver el futuro económico de forma más pesimista”, explica Laura López Demarbre, directora de Estrategia de Mutua Propietarios: un 34 % de los hogares gallegos cree que no habrá mejora y se sienten inseguros hacia el futuro.

El informe, que analiza los hábitos adquiridos durante la pandemia y su repercusión económica, concluye que un 26 % de los hogares de la comunidad gallega asegura salir de este periodo de “más pobre”.

Una situación a la que se llega por el aumento de gastos derivados del teletrabajo (37 %); el descenso de los ingresos (31 %); la subida del precio del alquiler (25 %); las afectaciones por ERTE (30 %); las pérdidas en inversiones (20 %) o el despido de algún miembro de la familia (4 %).

De acuerdo con el informe , al pasar por el tamiz económico los hábitos incorporados a raíz de la pandemia, hay una visión dispar en función del hogar. Mientras pedir comida a domicilio, las plataformas de televisión o el uso intensivo de internet tienen una percepción de gasto, otros como cocinar o hacer deporte en casa se perciben como un ahorro, puesto que la alternativa, comer fuera o ir a un centro deportivo, significa un mayor importe. En teletrabajo hay división de opiniones , por si compensa o no el gasto en casa al de desplazarse al centro laboral.

Con estas variables, la factura media que la covid-19 deja en los hogares gallegos entre marzo de 2020 y septiembre de 2021 encuentra su importe superior en los materiales de protección frente al virus (358 €); seguido de las reformas (277,16); el incremento de la luz (255,17 €); y el mobiliario necesario para adaptar el entorno (114,31 €).

Si bien algunos de los gastos realizados durante la crisis sanitaria se hubieran llevado a cabo de igual manera –electrodomésticos o mobiliario– hay otros cuyo desencadenante está estrechamente vinculado a los nuevos hábitos derivados de la pandemia. Es el caso de la contratación de plataformas digitales (19,38 €), la compra de material deportivo (49,97 €) o la compra de equipos informáticos (116,59 €).

Destaca el hecho de que un 38 % de los hogares de Galicia contrató plataformas de televisión durante la pandemia, y que un 28 % invertió en equipos informáticos, equipando a sus hogares de las herramientas tecnológicas necesarias para poder relacionarse de forma virtual o para teletrabajar. Un sesenta por ciento de los gallegos considera que la pandemia le hizo valorar más su hogar y que, por tanto, seguirá invirtiendo en su conservación.

El informe de Mutua Propietarios también analizó los nuevos hábitos adoptados durante la crisis sanitaria. En concreto, un 62 % de los gallegos consultados asegura que, desde el inicio de la pandemia, se relaciona más de forma virtual; un 60 % utiliza más internet; un 57 % ve más televisión de plataforma digital; un 46 % cocina de forma más habitual; un 37 % hace deporte en casa; un 49 % teletrabaja; y un 40 % pide más comida a domicilio.

Y de cara al futuro, ¿qué ocurrirá? Trabajar y hacer deporte en casa o relacionarse de forma virtual, se consideran hábitos que irán desapareciendo. Cocinar o ver televisión a través de plataformas digitales son los que llegaron para quedarse, aunque, sin duda, el caso curioso es el de la comida a domicilio: pese a ser percibido como un hábito que genera gasto, un 82 % de los encuestados firma que lo continuará realizando, incluso en mayor medida.

15 abr 2022 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.