Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

Caídas de hasta un 40% en la venta de vino en las denominaciones gallegas

El sector afronta con cautela la apertura de los bares en el inicio de la desescalda// Monterrei fue la más afectada el pasado año

Las cinco denominaciones de origen vinícola de Galicia sufrieron el pasado año un desplome en las ventas que alcanzó, en algún caso, como el de Monterrei, el 40%. Los cierres en el sector hostelero por causa de la pandemia han ocasionado un duro golpe para este pujante sector del agro gallego. Rías Baixas, la que mayor producción tiene, fue la que menos caída anotó en sus ventas.

Con el tenue inicio de la desescala del cierre del sector hostelero se abre una ventana de esperanza para los bodegueros, ya que tienen en bares y restaurantes a su principales clientes y cuando se ven obligados a echar el cerrojazo, la cartera de pedidos de vino también cuelga el cartel de cerrado.

Rías Baixas, el buque insignia de las denominaciones gallegas, salvó los muebles y cerró el ejercicio del pasado año con un 11% menos de vino calificado con respecto a la campaña de 2019, en la que se comercializaron 27 millones de litros, frente a los 24 millones a los que dieron salida en el año del confinamiento. Desde el consello regulador, dadas las circunstancias, dan por buena esa caída, teniendo en cuenta que la cosecha de 2020 se quedó en poco más de 34,2 millones de kilos de uva recogida.

RIBEIRO Y RIBEIRA SACRA. En el caso de la denominación decana de O Ribeiro, el descalabro, según reconoció su presidente, Juan Manuel Casares, fue mayor. De acuerdo con la venta de etiquetas de certificación de la nominación, la merma de la comercialización alcanzaría un 10%. Sin embargo, Casares estimó que ese dato no se corresponda con la realidad y consideró que teniendo en cuenta otras variables, el desplome de las ventas podría rondar el 30%.

Pese a esas cifras nada buenas, el presidente del consello regulador confía en la remontada de las ventas con el final de la tercera oleada de la pandemia que se vislumbra a corto plazo y la reapertura del sector hostelero, con unos aforos que permitan recuperar la actividad.

En la Ribeira Sacra, el presidente del órgano rector de la denominación de origen, José Manuel Rodríguez, reconoció que las ventas del pasado ejercicio disminuyeron en torno a un 18%, en relación con el buen año de 2019.

Rodríguez, dadas las imprevistas circunstancias que ocasionó la alarma sanitaria, estima como “razonable” esa bajada en la comercialización. Precisa al respecto que buena parte de las bodegas de Ribeira Sacra tienen mercado a través del canal de alimentación en las grandes áreas, además de bares y restaurantes, circunstancia que, en cierta medida, mitigó el impacto del cierre del canal Horeca, debido al confinamiento.

El presidente del consello es cauto y advierte que los problemas siguen encima de la mesa y no hace ningún pronóstico para como se va a desarrollar la situación de cara a la primavera.

MONTERREI Y VALDEORRAS. En la pequeña denominación de Monterrei, la benjamina de la gallegas, fue donde más se dejaron sentir los efectos de la pandemia en las ventas. Su presidenta, Lara Rodríguez, reconoció que el bajón en las ventas a lo largo del pasado año podría cifrarse en cerca de un 40%, en especial en aquellas pequeñas bodegas que no están introducidas en el sector de la alimentación y su comercialización se centra en el canal Horeca y también a cliente particulares.

Se da la circunstancia que la nominación de Monterrei logró la pasada campaña una cosecha récord en su historia, con 5,7 millones de kilos de uva amparados que entraron en sus bodegas.

Por lo que se refiere a Valdeorras, desde el consello regulador calculan la merma en la comercialización en torno a un 20%. Su presidente, José Luis García Pando, no se muestra muy optimista. Estima que la situación no solo es mala en Galicia, ya que las restricciones y cierres perimetrales afectan también al norte de España, donde los vinos de Valdeorras tienen importantes nichos de mercado.

500.000 HECTOLITROS. Esta es la cantidad de vino que quedaba sin vender en las bodegas de las cinco denominaciones de origen gallegas, los últimos datos publicados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV) referidos a la campaña 2019-20, de los cuales un 70% se correspondería con existencias de caldos con denominación de origen.

Lo cierto es que el vino de la pasada campaña se acumula en las bodegas y muchas de ellas no tienen espacio para la cosecha de esta anualidad. Un ejemplo de esta circunstancia es Rectoral de Amandi, la que maneja el mayor volumen de vino en Ribeira Sacra. Pide que, de manera excepcional, se puedan instalar depósitos en naves de otras empresas.

demandas
Ayudas y promoción

··· El sector del vino gallego con denominación de origen, en general, coincide en la necesidad de arbitrar ayudas directas para que las bodegas puedan afrontar pérdidas y la puesta en marcha de campañas de promoción en los mercados, nacionales e internacionales, de cara a incentivar el consumo. También que se pueda mezclar más vino de una añada con la de otra, que en la actualidad está fijado en un 15%. Lo cierto es que si la hostelería no funciona el sector del vino se resiente. Su relación simbiótica, en el terreno económico, es clara. Como señaló en su día el presidente de O Ribeiro, Juan Manuel Casares, “cada bar o restaurante que cierra, una bodega sufre”.

15 mar 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.