Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 24 noviembre 2020
01:04
h
Un plan alternativo para viajar a la comunidad gallega que se sale de las rutas de los manuales clásicos de turismo // Casa de las Ciencias, Domus, Muncyt, Aquarium Finisterrae y Museo de Historia Natural son los destinos científicos. TEXTO Ángel Arnáiz

Conocer Santiago y A Coruña con la ciencia como pretexto

El plan de la mayoría de turistas que vienen a Galicia suele ser muy similar. Pasa por ver la catedral de Santiago, el Cabo Fisterra, la Torre de Hércules o la playa de las Catedrales, cuatro de los lugares más visitados del país. Todo ello acompañado de una degustación de los productos de la tierra. Esos visitantes suelen llegar, en un año normal, en los meses de mayor actividad, entre marzo y octubre, cuando la climatología es más amable, y en los principales puentes y festivos del año.

Sin embargo, hay quienes buscan en sus viajes un plan diferente, con el que conocer cosas que escapan a lo trillado en los lugares que visitan. Y Galicia también tiene mucho que ofrecer en este sentido.

Es el caso del turismo científico, en el que ciudades como A Coruña o Santiago tienen mucho que decir en este terreno. Es una opción diferente, como pueden ser el turismo de naturaleza, el ornitológico, el geológico o el del mundo del vino.

En estas dos urbes hay circuitos que revelan atractivos singulares de las dos ciudades y que muchas veces quedan fuera de los viajes habituales de manual.

ESCAPADAS CIENTÍFICAS. De acuerdo con esa filosofía, la agencia Tee Travel y Observer pusieron en marcha el pasado año un interesante plan que, bajo el título de Escapadas científicas para toda la familia, ofrece estancias que van de 2 a 4 noches para descubrir los atractivos de Santiago y A Coruña a través de rutas fuera de los clásicos viajes de ocio en la comunidad.

El viaje comienza con la llegada a A Coruña, por cuenta propia. Además de un recorrido por el casco antiguo, el paseo marítimo o la Torre de Hércules, esta singular escapada incluye una visita de un día a los Museos de Ciencias de A Coruña (Casa das Ciencias, Domus y Aquarium Finisterrae) y al Museo Nacional de Ciencia y Tecnología (Muncyt). Cada uno de estos templos de la ciencia ofrece una perspectiva peculiar sobre el conocimiento, la importancia de la investigación, la curiosidad y el juego como herramienta de aprendizaje.

‘PROHIBIDO NO TOCAR’. La Casa das Ciencias destaca por su lema de Prohibido no tocar, con decenas de instalaciones interactivas para que toda la familia disfrute aprendiendo. También cuenta con un planetario con sesiones de astronomía. La Domus, junto al paseo marítimo de la zona de Orzán, y cerca de la Torre de Hércules, brinda un recorrido por la historia de la humanidad. El Acuario, también conocido como Casa dos Peixes, al pie del faro romano, difunde el entorno marino a través de salas de exposiciones y un espectacular acuario con 338 especies diferentes.

Por último, el Muncyt , el más joven de los museos de A Coruña, alberga más de 600 instrumentos científicos, aparatos varios, medios de transporte, máquinas y herramientas industriales desde el siglo XVI hasta la actualidad.

HISTORIA NATURAL. En la estancia en Santiago, además de la obligada visita a la Catedral y a rincones menos conocidos como el Parque de Bonaval, la Alameda o el mercado de abastos, la jornada científica comienza con una visita al Museo de Historia Natural, que atesora a sus espaldas 180 años de historia.

Ubicado en el parque de Vista Alegre, el edificio alberga las aportaciones y el trabajo de cientos de científicos de la Universidade de Santiago que han recorrido el mundo desde el siglo XIX y han conocido la gran riqueza natural de nuestro planeta. Hay 25.000 ejemplares de fauna y flora, que se pueden ver de cerca en el museo.

Este espacio acaba de recibir una donación de una importante colección entomológica, obra de Julio Andrade Malde, que dedicó toda su vida al estudio de los carábidos, entre ellos el Carabus galicianus Gory, 1839. Esta colección incluye más de 4.000 ejemplares y “es muy valiosa por su carácter monográfico, estando muy bien representada la fauna gallega y también interesantes ejemplares de la fauna mundial de este grupo”, apuntan desde el MHN.

En los últimos años, el Museo ha enriquecido su patrimonio con importantes colecciones científicas geológicas, botánicas y zoológicas, lo que supone un gran desafío para la institución en cuanto a catalogación, conservación y puesta a disposición del público y la comunidad investigadora.

ANESTESIA Y REANIMACIÓN. El viaje por la ciencia de Galicia concluye con la visita a la Colección de Anestesiología y Reanimación de la Facultad de Medicina de la Universidad de Compostela.

Aquí se pueden ver los antiguos instrumentos médicos y quirúrgicos utilizados por los profesionales de la salud en Galicia en siglos pasados. La de Santiago fue una escuela pionera en anestesiología, fue la primera en la administración de anestésicos en España.

La colección se completa con otros aparatos relacionados con otras especialidades médicas, fármacos, material cinematográfico y fotografías de figuras destacadas de la medicina en Galicia.

12 oct 2020 / 20:45
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito