El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

El Alvia de Santiago ''no era de alta velocidad''

Lo aseguró en el Congreso el expresidente de Adif Gonzalo Ferre // Manuel Niño defiende que se desconectara el sistema de seguridad ERTMS

PEDRO LEMOS   | 06.12.2018 
A- A+

Gonzalo Ferre, presidente de Adif en 2013, cuando un tren Alvia descarriló en Angrois cerca de Santiago causando 80 muertos, aseguró ayer en la comisión de investigación en el Congreso que no se trataba de "un tren de alta velocidad, pues no concurrían las características".

En respuestas a varios diputados, Ferre insistió que para que un tren sea considerado de alta velocidad "tienen que serlo la infraestructura de la vía, el material rodante y los sistemas de seguridad" y en la línea Orense-Santiago en 2013 no se cumplían esos tres requisitos, indicó.

Ferre evitó contestar a las preguntas sobre la supresión del sistema de seguridad ERTMS de aquel tramo de línea, ya que fue decidido por Adif con anterioridad a 2013. No contestó a otras preguntas alegando que están "sub iúdice".

El expresidente de Adif fue acusado de no colaborar con el Congreso, ni con la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) ni con el juzgado santiagués que ha instruido el caso.

Por su parte, el exsecretario general de Infraestructuras Manuel Niño defendió como "una actuación adecuada" que se desconectara el sistema ERTMS del tren Alvia y subrayó que se tomó esa decisión en base a "una falta de fiabilidad", porque "no funcionaba" correctamente, afirmó en su declaración ante la Comisión que investiga el accidente ferroviario en Santiago, en la que recalcó que "la fiabilidad es el principio número uno" .

"La falta de fiabilidad coloca el tren en un sistema que se llama "responsabilidad del maquinista", lo que supone que el maquinista gobierna el tren bajo su única responsabilidad y eso es un sistema mucho más inseguro que circular bajo el sistema de señalización ASFA", argumentó.

Una curva 'normal'

••• Carlos Juárez, exdirector general de Infraestructuras Ferroviarias bajo las órdenes del entonces ministro José Blanco, en su comparecencia ante la comisión reconoció que el exceso de velocidad "no se habría producido si el ERTMS llegara a la estación de Santiago como estaba previsto".

 

••• Juárez minimizó la singularidad de la curva de Angrois, y resaltó que hay otros 16 puntos con una reducción de velocidad igual o mayor que este. "Es una curva, pero no se puede calificar de curva especialmente peligrosa en la red española", según indicó ayer en la comisión investigadora.