El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

ADIÓS A UN POLÍTICO DE RAZA

Fallece Manuel Fraga Iribarne a los 89 años

El expresidente de la Xunta, Manuel Fraga, falleció en su casa de Madrid por una parada cardiorespiratoria tras haberse agravado la pasada semana su estado salud por culpa de una gripe que derivó en una neumonía // La capilla ardiente se instaló en Madrid y será enterrado mañana en Perbes

Radio Obradoiro

Radio Obradoiro

Reacciones fallecimiento de Manuel Fraga

Pachi Vázquez, secretario xeral PSdeG


Gerardo Conde Roa, alcalde de Santiago


Manuel Ruíz Rivas, alcalde Ribeira


15.01.2012 
A- A+

El rugido del viejo león de Vilalba, de Manuel Fraga, dejó de escucharse pasadas las once de la noche de ayer en Madrid cuando su ajado corazón, tras despedirse de sus hijos, hermanos, familiares más cercanos y colaboradores próximos, dijo basta poniendo fin a casi nueve décadas de vida, de las que más de seis fueron de servicio público a España y a Galicia. El cuerpo se trasladará a Galicia para ser enterrado en el cementerio de Perbes, cumpliendo con el deseo expreso de descansar junto a su esposa, Carmen Estévez, fallecida en 1996.

Manuel Fraga murió en su domicilio de Madrid a los 89 años de un fallo cardíaco, según confirmaron fuentes de su entorno familiar. Fraga padecía una infección respiratoria importante desde primeros de año a causa de un fuerte catarro, y en el momento de su fallecimiento, se encontraba rodeado de sus familiares más cercanos. El presidente fundador del PP había recibido este sábado un mensaje de afecto dirigido por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, en el que le deseaba su pronta recuperación.

Rodeado de su familia, Fraga, de 89 años, se encontraba en cama, pero consciente, y estaba siendo tratado estos días en casa por su hija, Isabel, que era también su médico de cabecera.

Se cerraba con su muerte un importante capítulo de la historia de nuestro país, tanto a nivel estatal como autonómico ya que Manuel Fraga sirvió por igual a sus dos patrias, consiguiendo precisamente en Galicia lo que nunca pudo lograr en España: ser presidente de gobierno.

Los rumores sobre un agravamiento de sus dolencias se dispararon a lo largo de la tarde del pasado domingo cuando, como no podía ser de otra manera, en las redes sociales, se habló de que su salud se estaba quebrando. En esta ocasión no era un simple rumor. Sus otros cuatro hijos, María del Carmen, José Manuel, Ignacio y Adriana, acudieron al domicilio familiar en Madrid donde el veterano político estaba siendo atendido por Maribel, la quinta de sus hijas que es médico de profesión y que en los últimos tiempos se ocupaba de cuidarlo. También se dieron cita las hermanas de Fraga y algunos colaboradores más íntimos y amigos. La insistencia del rumor de un fatal desenlace fue tan grande que desde el PP se vieron en la obligación de desmentirlo públicamente.

Una infección pulmonar fue la causa del agravamiento de su estado y, en un primer momento, fuentes familiares quisieron desdramatizar la situación al asegurar, en declaraciones realizadas para elmundo.es que "está recibiendo un tratamiento normal" y unos cuidados normales" que no han requerido de traslado hospitalario. Una de sus hijas, la eurodiputada Carmen Fraga, llegó a decir que "está consciente y animado, como siempre". "Incluso hace gimnasia con los brazos, en afán de superación", ha añadido, para concluir: "Esperemos que todo se resuelva favorablemente".

Superado el primer trance, durante todo el lunes se mantuvo la incertidumbre aunque, desde su entorno, se habló de una ligera mejoría, postura quizás más motivada por un deseo que por la cruda realidad.

El martes volvieron a dispararse las alarmas sobre su estado con noticias que hablaban de que se encontraba en estado agónico, extremo confirmado por personas de su entorno familiar a miembros del Partido Popular, la situación se agravó el miércoles con las redes sociales hirviendo sobre el posible fallecimiento, con la anécdota del presunto desliz de la web de
Antena 3 TV.

Pero no fue hasta ayer cuando se oficializó la muerte de uno de los mayores animales políticos (en el mejor sentido del término) de España desde la década de los años 60 del siglo pasado hasta este primer decenio del 2000. Una gripe que derivó en neumonía provocó que se acelerara un grave proceso pulmonar que acabó provocándole la muerte. La causa final del fallecimiento le sobrevino tras un paro cardíaco, que ponía fin a unas horas de agonía.

Eran los instantes finales de un hombre que cumplió su sueño de ser presidente de su tierra, Galicia, y que contribuyó decisivamente a la instauración del sistema democrático en España. A su lado se encontraban sus hijos, sus hermanas y otros familiares. Se iba un político de raza.

La última entrevista en Galicia fue en agosto de 2010 en EL CORREO

Solo en el verano de 2011, a causa de su delicado estado de salud, Manuel Fraga dejó de pasar sus vacaciones de verano en Perbes. Allí, el 1 de agosto de 2010, concedió la última entrevista a un medio gallego. Fue a  Montse Castro para hacer un repaso a la situación política. Desde esa fecha,  tan solo volvió a ser entrevistado por El Mundo, aunque a través de un cuestionario, lo confirmó ayer uno de sus colaboradores.

INTIMIDAD

En su casa. La capilla ardiente de Manuel Fraga, fallecido a los 89 años, será   instalada a partir de las 10.30 horas de este lunes en el domicilio madrileño del expolítico y, por expreso deseo de la familia, a la misma solo asistirán las personas más allegadas. Lo había decidido el propio expresidente de la Xunta y se le respeta el deseo.

Honores. Como ‘Padre de la Constitución’ se barajaba la posibilidad de que, al igual que ocurrió con Gabriel Cisneros, la capilla ardiente fuera instalada en el Congreso de los Diputados. No obstante, la familia de Fraga ha declinado esta opción y ha optado por que la despedida del expresidente se realice en su domicilio de Madrid.

Entierro. Fuentes familiares adelantaron que el entierro tendrá lugar en Perbes, el próximo martes, a partir de las 17.30 horas de la tarde. En principio, el féretro será trasladado directamente desde Madrid. Recibirá sepultura al lado de su esposa, Carmen Estévez, en el panteón familiar en la localidad del concello de Miño.