El Correo Gallego

Noticia 1 de 1 Galicia | galicia@elcorreogallego.es  |   RSS - Galicia RSS

De la primera promoción y ahora docente

Fernando Castro participó en el estreno del proyecto, en 2007// Hizo un grado y dos másteres

Fernando Castro, en la facultad de Matemáticas de la USC - FOTO: S.B.
Fernando Castro, en la facultad de Matemáticas de la USC - FOTO: S.B.

S. BARBA  | 29.09.2019 
A- A+

Veinticuatro años, un grado en Matemáticas por la USC -es el único que logró hacerlo en tres años y medio en vez de en cuatro- y dos másteres, uno de estadística y otro de genómica, a sus jóvenes espaldas. Fernando Castro Prado aparenta ser un joven serio en el trato. Aunque cuando la conversación ya ha avanzado da la impresión de que no es seriedad sino timidez. Y tal vez una mente tan analítica que le cuesta abrirse a la "metafísica", como él define las preguntas que se le están haciendo. Es decir, lo que está más allá de la realidad material que se percibe a través de los sentidos.

Castro fue estudiante de la primera promoción, allá por el año 2007, del programa de estímulo del talento matemático Estalmat-Galicia. Ahora es docente del mismo desde hace dos años y participa en su organización. En su caso, aparte de que su padre sea profesor de Matemáticas, por lo que quizás lo lleve en los genes (pero esto debería contestarlo él como máster en genómica y genética), su querencia por esta ciencia no era algo que él tuviera por encima del resto de materias. Explica que no es que destacara en ellas, sino que se le daba igual que el resto de asignaturas. Aunque, posiblemente por modestia, lo que no dice es que iba muy bien en todas ellas.

Al ser de la primera promoción del Estalmat, cuando se embarcó en el proyecto no tenía referencias ni antecedentes. "Era una cosa nueva en la que iba a probar", señala, y recuerda que fue una profesora la que le habló sobre la posibilidad de presentarse al examen. "Coincidía con una excursión. Yo era uno de los pocos que no iba, así que igual no era por las aptitudes sino para que me distrajese", dice, y señala que no recuerda que lo hiciera por iniciativa propia.

Cuenta que entró al Estalmat con "dudas, porque era sacrificar una fracción importante del sábado", tiempo de ocio y descanso, pero reconoce que en su caso no fue tanto sacrificio porque al ser de Santiago no tenía que madrugar y desplazarse para ir a la facultad de Matemáticas. Sobre si el hecho de acudir al Estalmat le influyó para estudiar el grado, Fernando indica que "la huella que te deja es pequeña porque se van acumulando muchas cosas a lo largo de los años y no puedes decir que esto tuvo una implicación causal en que luego hiciera algo, pero todo suma y en este caso en positivo".

Además, no recuerda un momento especial en que se diera cuenta de que las matemáticas eran lo suyo. "Me decidí por este grado en el último momento, dudaba entre Matemáticas, Química, Física, Biología", recuerda. Finalmente marcó primero una casilla y entró sin problema, como seguramente habría entrado en cualquier titulación universitaria porque su media tanto sobre 10 como sobre 14 de la selectividad se lo permitían.

Lo que sí recuerda especialmente de su paso por el proyecto, "no en cuanto a contenidos sino a nivel humano", es a un profesor, Coque, Manuel Pazos Crespo, un docente ya fallecido del IES Eusebio da Guarda, en A Coruña, que fue uno de los impulsores. De él Fernando dice que "tenía un aura especial, nos daba siempre la primera sesión y era un encanto absoluto, era maravilloso", remata.

Fernando Castro

graduado en matemáticas usc

"Como era la primera vez que se organizaba en Galicia el Estalmat, era una cosa nueva en la que iba a probar"