Jueves 17.10.2019 Actualizado 09:31
Google    

El Correo Gallego

Galicia » Economía

Pimientos de Padrón ¿marroquíes?

Marruecos cultiva más pimientos de ‘Padrón’ que la tierra de Rosalía

En Agadir se cultivan ya más kilos de este fruto que en la tierra de Rosalía // Una decena de empresarios gallegos se han instalado en el país alauí buscando mano de obra barata y buena temperatura // Allí pueden producir todo el año, y en Galicia sólo en verano

NATALIA SEQUEIRO • SANTIAGO   | 14.05.2006 
A- A+

Llegaron de México custodiados por los monjes franciscanos en el siglo XVI y trescientos años después han vuelto a emprender viaje. La mayor cosecha de pimientos de Padrón ya no se recoge en los campos de la localidad que les da nombre, sino que se ha trasladado al sur de Marruecos. Una decena de empresarios hortícolas gallegos ha decidido desplazar a la ciudad de Agadir parte de su producción, siguiendo los pasos de agricultores del sur de España y de Francia.

Dos son las razones fundamentales para la deslocalización. Como ocurre en la industria, la primera es la mano de obra barata. Los jornales en el país alauí rondan los 40 dirhams (3,60 euros) y 45 (4,10 euros), según el recolector sea mujer o hombre. Además, en Marruecos los trabajadores no tienen derecho a días de descanso. Pero el segundo motivo es aún más poderoso. El clima de Agadir permite cultivar los pimientos todo el año, mientras que en Galicia sólo es posible hacerlo entre mayo y agosto.

Uno de los primeros en llegar a Marruecos fue Antonio Becerra. Originario de la cuna del pimiento, Herbón, ya tenía experiencia en la internacionalización de uno de los productos más típicos de la gastronomía gallega. Buscando el calor, probó fortuna primero en Venezuela, pero la inestabilidad que atraviesa el país lo hizo cambiar de destino. "Te invadían la finca dando tiros", asegura. Hace diez años cogió las maletas y se instaló en los tranquilos campos de Agadir. "Aquí viene la gente buscando mano de obra barata y temperatura", afirma.

Él es probablemente el mayor productor de pimientos de Padrón del mundo. En sus invernaderos trabajan seiscientas personas que, además, cultivan judías. El año pasado sólo su empresa, Horta Agad, produjo 3.700.000 kilos. Becerra está seguro de que salen más pimientos de Padrón de Marruecos que de toda Galicia. Pese a que afirma querer mucho a la comunidad, se resigna y asegura que el futuro del pimiento de Padrón está fuera de la tierra de Rosalía. "Los de aquí (Marruecos), aguantan más que los gallegos y además no pican", sentencia.

Unos pican y otros no

A los empresarios hortícolas no parece convencerles mucho eso de que la gracia de comer pimientos de Padrón esté en que unos pican y otros no. "Lo que tiene gracia es que tenga un picor pequeñito, pero no que te quede la garganta anestesiada, si te comes uno así ya no quieres otro", explica Javier Martínez, gerente de Horta Salnés. Su empresa cambadesa lleva años haciendo mejoras en la semilla para evitar estos problemas y garantiza que sus pimientos han enterrado el famoso dicho.

"Nosotros mandamos la simiente desde aquí hasta Agadir", explica Martínez, quien asegura que los marroquíes están intentanto también producir pimientos de Padrón, aunque todavía no consiguen encontrarles el punto. Horta Salnés cultiva en el país alauí una media de 35.000 kilos de pimientos mensuales, pero sigue manteniendo parte de la producción en Cambados.

Pero no todos los que producen pimientos de Padrón en Marruecos son gallegos. Andaluces y murcianos también tienen esta variedad entre sus hortalizas estrella. "Judías, tomates, pimientos, todo viene de Agadir", explica Javier Martínez. La ciudad marroquí va camino de convertirse en la huerta de Europa. Además de la buena temperatura, el Magreb cuenta con otra gran baza, la calidad de sus tierras. Los pesticidas y fungicidas químicos han arruinado buena parte de los campos españoles, pero en Agadir están vírgenes. Los empresarios hortícolas aseguran que el suelo es buenísimo y no necesita abanos.

CONTROL DE LA XUNTA

Un nombre que puede dar lugar a equívoco

Para saber si unos pimientos proceden de Marruecos basta con mirar atentamente la bolsa que los contiene. Aunque vengan del país alauí se llamarán pimientos padrón (sin el de), porque éste es el nombre de esta variedad, como puede serlo el pimiento morrón o el verde.

Desde la Consellería do Medio Rural se considera que haber registrado este tipo de fruto con ese nombre no fue una decisión muy acertada porque puede dar lugar a equívoco.

El etiquetado obliga, además, al fabricante a especificar el lugar de origen en el envase para que no puedan pasar por gallegos. La Consellería controla a los fabricantes para que cumplan estas exigencias y que además del etiquetaje, los canales de distribución y comercialización sean los correctos. "En alguna ocasión se efectuaron sanciones porque el etiquetado no era correcto", señalan fuentes de Medio Rural .

! LAS CLAVES

Arrendamiento de tierras

Rabat promueve la instalación de inversores extranjeros en Marruecos con una política de arrendamiento de tierras. Destinado para agricultores de Francia, España e Italia, el plan permitirá contratos de alquiler de hasta 40 años.

Es más fácil hacer agricultura ecológica

La mayoría de las tierras están vírgenes de pesticidas y libres de las plagas que acechan al maltrecho campo español. Como no hace falta emplear productos químicos para hacerles frente es más fácil realizar agricultura ecológica allí .