Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 02 diciembre 2021
02:15
h

Economistas utilizan la prospectiva para trazar el mejor futuro a Galicia

Se cierra con miradas al mundo postcovid y a la dinámica poblacional el II Foro en A Coruña

Santiago. La prospectiva piensa en una combinación de futuros probables y deseables o, lo que es lo mismo, trata de anticipar la configuración del porvenir, reflexionar sobre el presente y concebir estrategias de acción. Con estas palabras inauguraba el profesor Fernando González-Laxe su intervención en el II Foro de Economía Prospectiva de Galicia, del que fue director y que organizó junto con la profesora María Cadaval de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), en la secretaría académica. En el acto estuvo presente Obdulia Taboadela, directora de la sede UIMP en Galicia y anfitriona del mismo.

Las conclusiones de la jornada, celebrada en A Coruña, corrieron a cargo este viernes de Cadaval, que recogió y sumó los aspectos más relevantes de todos los asistentes, al tiempo que señaló la importancia de que se ponga la brújula desde Galicia para pensar, ver, interpretar el mundo que vendrá, “solo de este modo se podrá actuar y, lo más importante, atinar”.

Culminaban dos jornadas intensas de reflexión con una conferencia de Rafael Bengoa, ‘Los servicios socio-sanitarios tras la pandemia de la covid-19’, en la que este experto en salud pública indicó la amenaza que suponen las variantes del coronavirus, que podrían volvernos a la casilla de partida si no se acaba bien la desescalada, al tiempo que advirtió que “ésta no será la última pandemia del S. XXI”.

Constató que se ha comprimido una década de progreso científico en los últimos doce meses y lamentó que, así como la ciencia avanza muy rápido, no lo hace a la misma velocidad el sistema sanitario ni mucho menos la política. “Lo que es bueno para la sociedad no siempre es bueno para la política. La política tiende a decir cosas que son buenas para la política, pero no siempre para la sociedad”.

Bengoa consideró imprescindible la reforma del modelo asistencial social y sanitario ideado en el siglo pasado y abogó por la necesidad de adecuarlo a los tiempos. Y señaló que “vamos a estar arrastrando durante una década los retrasos no covid que ha generado la covid, que agravó no solo patologías previas, sino que engrosó la lista de pacientes crónicos”. Un nuevo desafío para el sistema en el que las autonomías deben abrir camino y “Galicia podría ser una de las comunidades en mejores condiciones para mover ficha”.

Sobre estos asuntos siguió versando la mesa redonda sobre demografía, condiciones de vida y bienestar en la que participaron la catedrática emérita de la USC y subdirectora del Observatorio gallego de dinamización demográfica, María Xosé Rodríguez-Galdo, el Dr. Antonio Pose, director de la Cátedra de Cronicidad de la USC, y Marcos Gómez, secretario autonómico de la Cruz Roja. Tras una radiografía de la situación demográfica, se habló sobre el gran logro de la sociedad española en general y gallega en particular, de ser una de las más longevas del mundo.

Eso trae riesgos y desafíos añadidos, pero también oportunidades en forma de silver economy. La longevidad retrasa todas las etapas de la vida conocidas e incorpora otras nuevas hasta el punto de que, de manera biológica, a día de hoy el porcentaje de los pacientes frágiles a partir de los 65 años está alrededor del 30 %, el 70% restante está en plenas condiciones de vida y también de trabajo, según apuntó el Dr. Pose.

Nuevo éxito. Cabe destacar que, una vez más, la vicepresidenta primera y ministra de Economía, Nadia Calviño, participó en este foro, siendo la encargada de su apertura oficial por videoconferencia el jueves. Luego hubo distintas mesas redondas con líderes empresariales, los tres sindicatos mayoritarios de Galicia o los artífices del avance tecnológico y económico de la comunidad autónoma, de GAIN a Abanca, la patronal gallega o las universidades. José Calviño

Exprimir los fondos europeos para revolucionar el tejido productivo gallego

La inauguración oficial del II Foro de Economía Prospectiva de Galicia corrió a cargo, por vía telemática, de la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, quien en la primer edición ya había colaborado en el mismo, aunque encargándose entonces de la clausura. Tal y como informó EL CORREO GALLEGO, afirmó que “España será uno de los motores de crecimiento de la UE y prevé que la recuperación se va a intensificar, aún más, en 2022 a través de cuatro ejes fundamentales: el verde, el digital, la cohesión social y territorial y la igualdad de género”.

Continuó la jornada con la conferencia del ex ministro de Administraciones Públicas y ex presidente de Red Eléctrica de España, Jordi Sevilla, que alzó una mirada al futuro y reflexionó sobre los tres grandes vectores de cambio: globalización, clima y digitalización, si bien con un matiz pesimista: “tenemos consenso en el diagnóstico, también en lo que debemos hacer, pero lo más probable es que no hagamos nada o casi nada para cambiarlo”, lamentó mientras anheló el espíritu de consenso de la Transición.

Después se desarrolló una mesa redonda sobre los ‘Retos y desafíos para Galicia 2040. Utilización de los fondos Europeos’, en la que intervinieron Juan Vieites, presidente de la CEG Carmen Lence, líder de Leche Río, y María do Carme García-Negro (USC), los tres coincidieron en la necesidad de reforzar el papel de Europa y aprovechar de manera eficiente los Fondos Next Generation EU para ayudar al tejido productivo gallego.

A continuación, compartieron mesa los secretarios xerais de la CIG, Paulo Carril, y UGT Galicia, José Antonio Gómez, junto a la secretaria de Emprego de CCOO de Galicia, Maica Bouza, con el presidente del Consello Económico y Social para hablar del futuro industrial de Galicia. La industria vive un momento delicado, apuntó Agustín Hernández, al tiempo que Carril alertó de que se va a descarbonizar y a electrificar sin que existan mecanismos para paliar los costes de la transición. Una amenaza real para el futuro industrial en Galicia que José Antonio Gómez cifró en más de 10.000 empleos. Maica Bouza se lamentó de la falta de mejoras en la industria gallega ante la ausencia de política industrial. Todos compartieron la necesidad de hacer un buen uso de los fondos europeos y echaron de menos un plan B para afrontar el cambio que se está produciendo.

Más tarde, Enrique Barón, ex presidente del Parlamento Europeo, impartió una lección magistral sobre las etapas de la construcción europea y puso de relieve el precio de no hacer las cosas. En ese sentido, es optimista sobre el futuro de la UE que es, a su juicio, “la causa más noble de la historia del Europa al garantizar la paz y la prosperidad”.

En este contexto, se avanzó hacia la mesa redonda ‘Objetivos, acciones e instrumentos de recuperación, transformación y resiliencia. Análisis de los proyectos tractores’, en la que participaron Patricia Argerey, directora da Axencia Galega de Innovación (GAIN), Pedro Veiga, director de planificación estratégica de ABANCA y Amparo Alonso, catedrática de Inteligencia Artificial de la UDC, quienes convinieron la necesidad de retener y atraer talento a Galicia y se llamaron la atención sobre la poca capacidad de gestión de los fondos europeos en España, “se nos pueden hacer bola”.

22 oct 2021 / 20:34
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.