Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 16 agosto 2022
11:32
h

El carburante ya es un 12 % más caro que en enero y pone cuesta arriba el año

Gasolinas y diésel tocan máximos próximos a la normalidad de 2019 // El consumo el primer trimestre es aún menor que hace doce meses

La última publicación del índice de precios al consumo (IPC), correspondiente al pasado abril, certifica que los precios energéticos experimentan una auténtica escalada. Pero en lo que llevamos de mayo la situación, en vez de atemperarse, ha continuado con la misma tendencia, afectada tanto por un aumento progresivo de la demanda como por factores exógenos. Por ejemplo: si no calienta la cotización en los surtidores un carguero como el Ever Given, que taponó durante una semana el Canal de Suez, lo hace el ciberataque de unos piratas informáticos al Oleoducto Colonial en EE.UU., y eso que nos queda muy lejos.

El caso es que los carburantes acumulan en lo que va de ejercicio encarecimientos en la comunidad que alcanzan los dos dígitos. Así. el gasóleo de automoción, que arrancó este ejercicio pagándose en las estaciones de servicio gallegas a una media de 1,10 euros por litro que, esta misma semana superaban ya los 1,23 euros, aunque con máximos próximos a los 1,29. Son trece céntimos extra que, porcentualmente, implican una subida del 12 % en estos cinco meses. Hace justo un año, a punto de abandonar el confinamiento, se superaba ligeramente el euro por litro, en torno al diez por ciento abajo que en la actualidad, aunque cualquier comparativa con los peores tiempos de la pandemia suene hoy a locura.

¿Y en un año de la vieja normalidad, como 2019? Entonces se superaban los 1,28 euros/litro, todavía cinco por encima de sus valores actuales.

En cuanto a la gasolina de 95 octanos, se paga esta semana a un promedio de 1,37 euros el litro en las estaciones de servicio gallegas. En la semana inicial del año eran 1,21 euros, por lo que se acumulan 16 céntimos de subida que, porcentualmente, representa un 13,2 %. Hace un año cotizaba a 1,089 de media por el impacto del confinamiento. La cifra contrasta con los cerca de 1,38 euros que por litro marcaba este carburante en la misma semana de 2019, en un nivel propio de la normalidad que ya casi es el actual.

Los datos del Geoportal de Hidrocarburos del Ministerio para la Transición Ecológica aprecian precios máximos en la comunidad para este carburante que ya alcanzan los 1,44 euros por litro, frente a unos mínimos de 1,20. Cabe señalar que el impuesto al diésel que se plantea pretende equiparar las cotizaciones entre los dos carburantes, lo que implica encarecer –de ahí el sablazo– el gasóleo.

Más movimientos. En el primer trimestre de este año los consumos de carburantes evolucionan todavía por debajo de los del pasado ejercicio, pues si en ese perdimos medio mes de marzo por el confinamiento en la primera ola, en éste enero y febrero fueron especialmente malos por el tercer impacto de la COVID-19. Fueron 44.339 las toneladas de gasolina de 95 octanos comercializadas, según las estadísticas de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores). El gasóleo de automoción, carburante con mayor demanda en la autonomía, se situó en 285.971 toneladas. En los tres primeros meses del año pasado se habían consumido en la comunidad 50.066 toneladas de gasolina y de diésel 307.664.

Cualquiera de estos niveles distan mucho de los de 2019, cuanto entre enero y marzo transitar por las carreteras gallegas requería 53.775 toneladas de gasolina y cerca de 331.500 de gasóleo.

La horquilla
Diferencia de treinta céntimos

··· Las estaciones de servicio más baratas de Galicia venden el litro de diésel a algo menos de un euro, y en las más caras cuesta casi 1,30 euros, treinta céntimos más caro. En un depósito de cincuenta litros el ahorro puede llegar a situarse en 15 euros.

La guerra de las ‘low cost’: defienden la idéntica calidad en sus surtidores
Una mayor competencia podría generar ahorros anuales de 469 millones a los gallegos, cifra Aesan
Image

“No todos los carburantes son iguales”. Este mantra se repite al ver las diferencias de precios en las estaciones de servicio, y a muchos consumidores les resulta difícil confiar en precios bajos por el mismo producto.

Las acusaciones de adulteración o de venta de gasolina de peor calidad que reciben los carburantes más económicos... ¿tienen base?

“La diferencia del precio entre las gasolineras low-cost y las tradicionales puede hacer pensar que la calidad del producto no es la misma, o que las estaciones de bajo coste vendemos carburante de peor calidad”, explica Manel Montero, director general de Grupo Moure. “Todas las marcas, con más o menos reconocimiento en el mercado, tenemos que superar unos rigurosos controles por empresas certificadoras”, alega, por lo que pensar en diferencias de calidad “no podría estar más lejos de la realidad”.

Este profesional del sector señala que en los certificados se comprueba que los litros que paga el cliente son los que realmente se sirven. También se aseguran de que se cumplen “todas las normas de seguridad y normativas por las que se regula nuestra actividad”. Todo ello queda acreditado mediante unas etiquetas oficiales que se exhiben en el surtidor con la fecha de la inspección y caducidad.

Esta defensa de la actividad de los puntos de venta de bajo coste llega la misma semana en la que la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (Aesae) manifestó su intención de iniciar acciones legales ante la Comisión Europea contra la Xunta por no liberalizar la apertura del sector de gasolineras tras años de inactividad.

A pesar de todas las promesas, en Galicia actualmente, el tiempo para conseguir la licencia y poder prestar servicio después de haber finalizado el proyecto de una estación de servicio supera el año. Sin embargo, en el resto de autonomías, aunque no es necesario esperar tiempo alguno, la inscripción por ley no puede ser superior a un mes.

En Galicia apenas el 5 % de las gasolineras son automáticas, según Aesan, lejos del 10 % de media en España y del 20 % catalán. La mayor competencia en el sector, explican, generaría un ahorro anual de unos 469 millones de euros a la sociedad gallega.

15 may 2021 / 19:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.