Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 28 febrero 2021
20:32
h

El CES ve carencias en el proyecto de la universidad privada que pilota Abanca

Román Rodríguez señala que el Ministerio de Universidades ya avisó de algunos defectos recogidos en el dictamen del Consello

El proyecto de la Universidad Intercontinental de la Empresa, que promueve Abanca de forma privada, no fue refrendado por el Consello Económico y Social (CES) de Galicia, al observar carencias. En el seno de la institución que preside Agustín Hernández chocaron dos posturas: los sindicatos ven negativa su creación y apuestan por los estudios superiores públicos, lo mismo que defienden los rectores de la USC, UDC y UVigo, mientras los representantes de la Confederación de Empresarios son favorables.

Al respecto, ayer el conselleiro de Universidades, Román Rodríguez, recordó que algunas carencias detectadas por dictamen del CES ya estaban señaladas en el informe que emitió el Ministerio de Universidades. “Entendemos que en el siguiente tendrán que subsanarse para poder seguir el proceso”, manifestó.

LA CLAVE. En el tercer párrafo del dictamen se señala con claridad que “el CES, sin entrar a hacer un control de legalidad, no puede entrar a valorarlo positivamente y manifiesta sus reservas tanto por el hecho de que en el mismo no se especifica cuáles son en concreto las titulaciones oficiales ofertadas, como por recoger la impartición de un grado por un instituto universitario, cuando este último debe estar destinado a I+D+i según la reglamentación estatal y gallega sobre los institutos universitarios”.

El documento emitido por el CES reconoce previamente que la creación de una universidad privada en Galicia está amparada tanto por el artículo 27 de la Constitución española, como por el artículo 31 del Estatuto de Autonomía de Galicia. Y al respecto abunda en que tanto en la Ley orgánica 6/2001 de Universidades, como en la Ley 6/2013 del Sistema Universitario de Galicia, regulan la posibilidad de creación o reconocimiento de universidades privadas estableciendo unos requisitos generales y otros específicos que deben cumplir.

Así, el proyecto de la Universidad Intercontinental de la Empresa, en su camino administrativo, deberá ajustarse a las exigencias. Para su decisión, los integrantes de las comisiones del CES estudiaron una memoria justificativa y económica-financiera, un informe favorable definitivo de pertinencia socio-económica, y otros de la Asesoría Xurídica Xeral de la Xunta y la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Galicia, de impacto de género y de legalidad de la Secretaría General Técnica de la Consellería promotora, y un dictamen sobre el anteproyecto de Ley de reconocimiento de esta universidad privada.

Sin embargo, el CES también advierte sobre las dudas en la titulaciones oficiales propuestas en dos áreas a través del Instituto Universitario de Administración de Empresas y Derecho y del Instituto Universitario de Ingeniería y Tecnología Empresarial.

Al respecto recuerda que el informe de Axencia para a Calidade do Sistema Universitario de Galicia se basa en el de la Comisión Galega de Informes, Avaliación, Certificación e Acreditación, y aquél indica que “a tenor de la documentación presentada, no se cumpliría con el dispuesto en la Ley 6/2013, del Sistema Universitario de Galicia” ya que lo expresado en la misma contradice el anteproyecto por manifestar que “con el reconocimiento de esta universidad se amplía la oferta formativa en el campo de la educación universitaria gallega”.

Además, el CES echa en falta el plan de desarrollo del proyecto exigido en el Real Decreto 420/2015 sobre los estudios a impartir que “deberá comprender, al menos, la relación de las titulaciones, la previsión del número total de plazas universitarias que se pretenden ofertar, curso a curso; el curso académico en que darán comienzo las referidas actividades y el calendario para la implantación completa de las enseñanzas y la puesta en funcionamiento de los correspondientes centros, así como los medios con que se cuente específicamente para su desarrollo”. Un plan que, por cierto deberá ser evaluado por la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación o una agencia externa a Galicia.

COMPETENCIAS. Finalmente, el CES recuerda que por la citada Ley 6/2013 la creación de institutos de investigación “le corresponde a la comunidad autónoma”, atendiendo a criterios de “excelencia científica, técnica o artística” y de su “conveniencia estratégica para el desarrollo” de Galicia, sin olvidar que, en la evaluación de los institutos “es fundamental el estudio del currículo investigador de los miembros del mismo”.

En suma, el proyecto de la Universidad Intercontinental de la Empresa que plantea Abanca deberá ajustarse a los parámetros exigidos en el dictamen para ser viable. Hay que recordar que el CES es el ente facultado para “emitir dictámenes de carácter preceptivo” que versen sobre anteproyectos de ley y proyectos de decretos legislativos y planes generales o sectoriales que regulen materias socioeconómicas de Galicia. El dictamen tiene dos votos particulares opuestos, el de los sindicatos y el de la patronal.

24 feb 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.