Santiago
+15° C
Actualizado
martes, 06 diciembre 2022
12:34
h

El exnovio de Déborah declarará como investigado por su muerte

Tras 19 años , quien fuera principal sospechoso del crimen comparecerá en sede judicial // La decisión llega tras hablar 7 testigos, claves para “avanzar” en el caso

A muy poco de prescribir el crimen de Déborah Fernández-Cervera (joven cuyo cadáver apareció en una cuneta en El Rosal hace casi veinte años) las pesquisas dirigidas a esclarecer su presunto asesinato han dado un giro de 180 grados que su familia recibió con los brazos abiertos. El juzgado de instrucción número 2 de Tui (Pontevedra) acordó este viernes citar para declarar como investigado a su exnovio: un hombre que la Policía señaló en su momento como principal sospechoso.

La buena noticia llegó después de que el juzgado de Tui se opusiera a citar a la expareja de la viguesa, motivo por el cual la familia de la muchacha presentó un recurso ante la Audiencia de Pontevedra que ha sido estimado. Así las cosas, el tribunal provincial ordenó que se convoque a ese varón, que deberá comparecer el próximo 21 de febrero (lunes) en sede judicial.

El anuncio de la investigación de esta persona se produjo poco después de que la jueza instructora escuchase la declaración de otros siete testigos que este viernes comparecieron en el marco de la investigación para arrojar luz sobre lo ocurrido en las últimas horas de vida de la joven.

El caso de Déborah prescribiría a finales de abril de 2022 (ahora se paraliza el plazo) y su familia reclamó en numerosas ocasiones la comparecencia de su exnovio, alegando que hay un informe policial contundente en el que se apunta de forma clara su vinculación con este crimen.

“OPTIMISMO” DE LOS ABOGADOS DE LA FAMILIA. A la salida de los juzgados de Tui este viernes, y antes de conocerse que se había citado a declarar al exnovio de la víctima, los abogados de la familia se han mostrado “optimistas” porque las declaraciones de los testigos ayudan a “avanzar” con el citado caso.

“Aún queda tiempo hasta la fecha de prescripción para que se llegue a saber qué es lo que pasó con Déborah”, subrayó el abogado Ignacio Pérez Amoedo, añadiendo que espera que “se haga lo que se tenga que hacer” y que se llame a declarar “a quien sea necesario” para saber quién fue la persona que acabó con la vida de la joven en 2002.

Para él, durante los primeros años tras la aparición del cadáver “no se quiso investigar” y ahora muchos testigos tienen “memoria muy selectiva”, ya que relatan “recuerdos muy nítidos” pero tienen “olvidos muy nítidos” y “todos los mismos (olvidos)”. “Hay optimismo porque se está haciendo mucho trabajo y quedan dos meses en los que habrá que pelear”, reivindicó.

CASI DOS DÉCADAS DESDE LA APARICIÓN DEL CADÁVER. Déborah Fernández-Cervera desapareció en 2002, cuando tenía 21 años de edad, después de salir de su casa para hacer deporte. Su cadáver fue localizado diez días después, rodeado de pistas falsas, en una cuneta de O Rosal, y nunca hubo nadie detenido ni formalmente investigado, hasta ahora, por este crimen.

A finales de 2019 el caso fue reabierto y a partir de ahí se han hecho varias diligencias periciales y declaraciones de testigos. Además, en mayo de 2021 se exhumó el cadáver de la joven para hacerle algunas pruebas de ADN cuyos resultados aún no han llegado.

En estos meses también se examinó el coche del principal sospechoso y varias pertenencias del mismo. Así, entre otros hallazgos, fueron localizadas fibras bajo las uñas de la chica que coincidían con la tela de una manta que perteneció al sospechoso (si bien eran unas fibras comunes y el hallazgo no fue determinante), y la empresa Lazarus concluyó que el ordenador de Déborah se había manipulado.

12 feb 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.