Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 25 febrero 2021
02:00
h

El hombre localizado en un pozo en Porriño murió violentamente

Contactan con la GNR en Portugal por si les constan desaparecidos // La arqueta estaba bloqueada para dificultar su localización

¿A quién pertenece el cadáver localizado en un pozo de O Porriño? ¿Quién acabó con su vida, lo arrojó allí y taponó la entrada para que no se localizara? ¿Por qué lo mataron? Son tres de las interrogantes que la Guardia Civil espera solucionar en las próximas horas para aclarar un presunto caso de asesinato en O Porriño.

Para la primera de ellas los agentes contactaron con la Guardia Nacional Republicana de Portugal para constatar si le consta la desaparición de un varón de unos 35 años de edad y que pudiera tener relación con el cadáver hallado este domingo en una antigua nave industrial en Cerquido.

Lo hicieron tras certificar que no consta la desaparición de ninguna persona en esa zona, por lo que ha extendido sus pesquisas al país vecino. Lo que tienen claro los investigadores es que se trata de una muerte violenta por lo que se ha barajado desde un primer momento la hipótesis de un crimen, habida cuenta de que la tapa del pozo estaba bien cerrada, en un lugar abandonado y con todas las trazas de haber sido arrojado allí por terceras personas.

El cuerpo, semidesnudo, aunque presentaba un avanzado estado de descomposición, estaba saponificado, lo que da pistas de que pudo llevar sumergido durante un largo periodo de tiempo. Es lo mismo que sucedió con el cuerpo de Diana Quer, cuyo cadáver fue hallado en una nave abandonada en Asados, Rianxo. En ese estado no se puede saber, en las primeras horas, la forma cómo se produjo la muerte pero todo apunta a que fue preparado de forma minuciosa.

En la zona en la que fue hallado el cuerpo no había documentación, por lo que una de las prioridades de la investigación es identificar a quién pertenece aunque paralelamente se tratan de localizar pruebas que permita llegar hasta los asesinos.

A lo largo de la jornada de este lunes trabajaron en la nave donde está localizado el pozo efectivos de la Policía Judicial y del Grupo actividades subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil, que con la colabora- ción de los Bomberos procedieron al vaciado del pozo.

Los equipos de rescate alertaron a los servicios de emergencias de que iban a colaborar con la Policía Local en recuperar lo que en principio parecía un animal dentro de un pozo. Al final se percataron de que lo que yacía en el fondo era una persona, por lo que se dio cuenta a las fuerzas de seguridad.

23 feb 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito