Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 09 diciembre 2021
02:00
h

El Imelga certificó 501 muertes en el momento "más duro" del confinamiento

Lo hizo para “liberar” a los profesionales de Atención Primaria. La memoria de 2019 del instituto recoge más homicidios y menos intervenciones por violencia de género

El instituto de medicina legal de Galicia (Imelga) certificó un total de 501 muertes entre el 6 de abril y el 17 de mayo, durante "la parte más dura" del confinamiento, según ha destacado su directora, Beatriz Otero, con el ánimo de "liberar" a los profesionales de la Atención Primaria.

Esta colaboración con el Sergas a lo largo de 42 días se materializó en esas 501 intervenciones, de ellas, 367 muertes en el domicilio por distintas patologías, causas naturales y, por tanto, "compatibles" con que el motivo fuese la COVID-19, caso en el cual "se notificó" al Sergas.

Las restantes 134 intervenciones implicaron la apertura de una investigación judicial, pues el Imelga siguió desarrollando sus funciones habituales con la atención a las muertes judicializadas.

Las 367 muertes en domicilio se distribuyeron en 108 de ellas certificadas en el área metropolitana de A Coruña, 71 en Vigo, 56 en Santiago, 37 en Ferrol y otras tantas en Ourense y 29 en Pontevedra al igual que en Lugo.

El Imelga es un órgano de la administración de justicia cuya función es elaborar informes periciales y durante todo 2019 recibió 23.398 solicitudes de pericias, según han informado este jueves el director xeral de Xustiza, Juan José Martín, y su directora, Beatriz Otero, en rueda de prensa para presentar la memoria del año pasado, con "tardanza" en su publicación debido a la pandemia.

COLABORACIÓN CON EL SERGAS

Precisamente a raíz de la pandemia del Coronavirus, el Imelga colaboró con el Sergas durante esos 42 días en que certificó muertes por "todo tipo de patologías", hasta un total de 501.

Otero ha llamado la atención sobre la relevancia del dato teniendo en cuenta que durante todo 2019 el instituto realizó 2.008 intervenciones por patologías forenses (que implica que hubo muerte). Los profesionales trabajaron "24 horas al día" en este periodo extraordinario, según ha destacado.

Durante ese periodo del confinamiento, el Imelga detectó una reducción de las víctimas de muerte violenta, tanto por accidentes de tráfico, al disminuir la movilidad; como por suicidios u otros accidentes como caídas fortuitas.

DESCARTA UN MOVIMIENTO PENDULAR

En el caso de los suicidios, de hecho, la directora del organismo ha llamado la atención sobre que las personas con "patologías o tendencias suicidas" estaban "más controladas".

Toda vez que en estas personas es "muy importancia la vigilancia extrema", esta hace "que tenga menos ocasión". Es decir, "al convivir", el Imelga notó que se dio esa "bajada" en el número de suicidios.

El "análisis" para extraer conclusiones sobre lo que ocurrió con el desconfinamiento "tendrá que esperar" a que termine el año, según ha señalado, si bien ha descartado que se produzca un "movimiento pendular de poco a muchísimo".

RESIDENCIAS DE ANCIANOS

Por otra parte, cuestionada sobre una posible colaboración en las residencias de ancianos, después de la polémica por casos de muertes en estos centros en las que no se estudió si la causa fue la COVID, Beatriz Otero ha afirmado que el Imelga está "a las órdenes de los jueces y los fiscales" y no abre investigaciones por su cuenta".

"Si se interesa, tendremos que atenderlo, pero en principio no es nuestro cometido", ha apuntado, a preguntas de los medios de comunicación.

MEMORIA DE 2019

En 2019, el Imelga realizó, dentro del ámbito de la clínica forense, un total de 23.398 informes periciales: médicos, psicológicos y sociales.

La mayoría, 19.564, se correspondieron con la pericia médico-forense, seguidos de los relativos a la psicológica (2.108) y los de la rama de trabajo social (1.726).

Como en años anteriores, en la pericia médica las valoraciones más demandadas fueron las relacionadas con lesiones (8.011), y las de valoración psiquiátrica (incapacidad, internamiento y drogadicción, entre otras), con 7.588.

La directora del Imelga ha destacado el trabajo realizado por las unidades de valoración integral de violencia de género, que están integradas por un médico forense, un trabajador social y un psicólogo. Durante el año pasado, realizaron 243 intervenciones, 67 menos que el ejercicio anterior (310).

El servicio de patología forense se encarga de todas las pericias que tienen por objeto conocer la causa y circunstancias de la muerte en los casos de muerte violenta o sospecha de criminalidad. En 2019 su actividad subió con respecto a 2018.

Así, hubo 2.008 autopsias, frente a 1.972 de 2018. Del total, 1.074 fueron por muerte natural y 934 por muerte violenta. En el caso de las naturales, la patología más numerosa fue la cardiovascular, un 74% del total. A continuación se sitúan otras causas como patologías respiratorias y digestivas.

En lo que se refiere a muertes violentas, las más frecuentes son las accidentales, con 599 casos, el 64% de los casos. La mayoría fueron causadas por traumatismos de distinto tipo, fundamentalmente por caídas fortuitas o accidentes de tráfico.

"SALTO SIGNIFICATIVO"

Le siguen en importancia los suicidios, con 318 casos, un 10,4% más que en 2018, pese a ser la segunda menor cifra desde 2012. Por último se encuentran los homicidios, con 17.

Al respecto, Otero ha llamado la atención sobre un aumento "importante", incluso un "salto significativo", pese a alinearse con los datos de los últimos cinco años. Y es que son ocho más que en 2018 (9), pero las cifras anteriores fueron 22, 19, 28, 17, 17 y 13 desde el año 2012.

COLABORACIÓN CON LA DGT

El Imelga realiza un estudio específico de las víctimas mortales en accidente de tráfico, que en 2019 fueron 131, un 5% menos que en 2018. Los hombres siguen siendo la mayor parte (67,17%), frente a las mujeres (32,8%).

Con todo, el porcentaje de mujeres víctimas de accidente de tráficosube con respecto a 2018 y se sitúa por primera vez desde 2015 por encima del 30%.

Además, la mayoría de las mujeres fallecieron por atropellos o circulaban como ocupantes. Por el contrario, el 60,2% de los hombres fallecidos eran conductores. Por edad, la mortalidad en accidentes de tráfico repuntó en el grupo de entre 15 y 20 años y entre los de 75 a 84. La salida de vía y la colisión entre vehículos fueron los motivos más frecuentes.

Asimismo, se encontró alcohol o drogas en 24 de los fallecidos, 23 hombres y una mujer. De ellos, 23 dieron positivo en alcohol solo o combinado y uno en cannabis.

De los 23 positivos en alcohol solo o combinados, siete tenían menos de 35 años, por lo que la directora del Imelga ha interpretado que "parece que la población joven está más concienciada".

SANTIAGO. EUROPA PRESS

20 ago 2020 / 14:28
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.