Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h
La organización gallega dentro del contexto de toda España es considerada pequeña pero muy estable // Los feudos más fuertes son Andalucía, Madrid y Asturias TEXTO Xaime Leiro

El modesto PCG vuelve a la escena por la potencia personal de Yolanda Díaz

El Partido Comunista de Galicia (PCG) recupera un protagonismo en la comunidad gallega de la mano de la ministra de Trabajo y futura vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz, como no se recordaba desde la primera legislatura autonómica (1981-1985) en la que el entonces secretario xeral, Ánxel Guerreiro Carreiras (Geluco), obtuvo un escaño en la Cámara.

Nunca más las siglas del PCG concurriendo como tales a las urnas volvieron en la comunidad a disfrutar de aquel poder institucional. La fractura interna en la organización a nivel de España, entre el entonces líder, Santiago Carrillo, y los críticos, tuvo su reflejo en Galicia y Guerreiro vio como Julio Pérez de la Fuente le disputaba el liderazgo de la organización, que en la segunda legislatura concurrió dividida en dos candidaturas con siglas diferentes. Entonces, ni Geluco ni Pérez de la Fuente obtuvieron escaño.

La formación se adaptó rápidamente a los nuevos tiempos impulsando una alianza con otras organizaciones que se denominó Izquierda Unida o Esquerda Unida (en versión gallega). Creada la nueva marca, las siglas del Partido Comunista de Galicia o de España quedaron eclipsadas por las de IU o EU.

En ese magma, con militancia en el PCG y en Esquerda Unida se fue forjando Yolanda Díaz (Fene, 1971), que mantuvo a flote el poder institucional de la formación durante la travesía del desierto en el Concello de Ferrol. Abogada de profesión, con despacho en la ciudad departamental, entró como concejala en 2003 en la Corporación ferrolana en la que en 2007 pasó a desempeñar el cargo de teniente alcalde.

Como coordinadora general de Esquerda Unida impulsó a nivel autonómico el nacimiento de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), un proyecto unitario con Anova Irmandade Nacionalista de Xosé Manuel Beiras. Entró así, en el Parlamento de Galicia en el año 2012. Con posterioridad ayudó a ampliar el proyecto con la suma de Podemos Galicia, alumbrando En Marea.

Los problemas internos derivados del liderazgo en la formación una vez que Beiras decidió pasar el testigo, la llevaron a poner rumbo a Madrid. Con escaño en el Congreso y con una alianza gubernamental con el PSOE, Yolanda Díaz acabó por explotar todo su potencial político. Hábil negociadora con patronal y sindicatos y con un solvente equipo que la respalda, la ferrolana acaba de volver a situar al Partido Comunista, en el que tiene a gala militar (no así en EU, formación de la que se dio de baja), en el primer plano al optar el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por nombrarla vicepresidenta tercera conservando además la cartera de Trabajo.

En el PCG son conscientes de que su relevancia en la política estatal está ligada “máis á súa propia persoa e ás súas capacidades” que al peso de las siglas de la formación gallega en el contexto estatal.

De hecho, el partido que encabeza la exdiputada autonómica Eva Solla es considerado como una organización modesta dentro del conjunto de España. En el Estado, las siglas fuertes se asientan en Andalucía, Madrid y Asturias, tanto por militancia como por poder institucional.

A nivel gallego, el partido cuenta con las estructuras más amplias en las comarcas de Ferrol, Vigo y O Salnés. De hecho, en los comicios locales, el PCG en alianza con Anova y Podemos sienta concejales en las corporaciones locales ferrolana, olívica y arousana.

En todo caso, desde la formación consideran que en Galicia se puede considerar que el partido goza de una “afiliación estable”, que no sufre las fluctuaciones que se generan en otros puntos como Andalucía, Asturias o Madrid, dependiendo de los resultados electorales y el poder institucional alcanzado.

“En Galicia estamos os convencidos”, abundan quienes llevan años a sus espaldas de militancia y que subrayan el peso dentro del partido de este tipo de personas con compromiso histórico.

Aunque las cifras de militantes que trascendieron al exterior hace dos años por un fallo en la comunicación interna hablan de unos números muy bajos, desde el PCG remarcan que sólo en Vigo pasan de los dos centenares de miembros, con cifras más altas en Ferrol y de medio centenar en O Salnés, además de los grupos menores expandidos por otros puntos de Galicia.

En pleno debate de la asamblea federal de IU, en la que este lunes la vía de Alberto Garzón –que apuesta a fondo por las confluencias– se impuso a la de Antonio García Rubio –que defendía replantear las alianzas con visión crítica– semeja que en Galicia a un año vista, cuando toquen los congresos el camino podría ser el mismo. Y entonces, la figura de Yolanda Díaz será el referente del que sacar partido.

Multitud de actos por el centenario del Partido Comunista de España este 2021
El foco se sitúa en el día 3 de julio, si bien el formato de la celebración y el lugar todavía son una incógnita

Vigo. La secretaria general del Partido Comunista de Galicia (PCG), Eva Solla, anunció este lunes en Vigo que con motivo del centenario de la fundación del Partido Comunista de España serán multitud los actos que se organizarán este 2021 en la comunidad para reivindicar la vigencia de la lucha obrera y su trascendencia en los derechos de los que disfrutamos hoy.

El acto principal, “para conmemorar toda la trayectoria del partido pero también para trasladar la visión de futuro que evidentemente tienen las ideas comunistas”, dijo Solla, será el 3 de julio, aunque de momento se desconoce tanto su contenido como su ubicación.

Según Solla, que citó a la prensa en el Muelle de Bouzas por ser un símbolo de la lucha obrera en la que el PCE fue protagonista, los principios comunistas que los militantes “llevamos impresos en nuestro ADN” están hoy “más vigentes que nunca”. Sobre todo, indicó, “en esta situación de crisis de la COVID 19 y la anterior crisis económica, que supusieron que en el conjunto de España la pobreza alcance a cinco millones de personas”.

Los diferentes actos que el PCG tiene pensado celebrar incluyen muchos de carácter cultural para reivindicar la batalla de las ideas, elemento democrático “relevantísimo” para el conjunto de la clase trabajadora. Así, está proyectada la celebración de un certamen de relatos, una acción poética a través de redes sociales, exposiciones artísticas itinerantes en diferentes ciudades y hasta un certamen hip hop.

El PCG trabaja, además, en distintos documentales que se centran en la lucha por las libertades o “la lucha antiimperialista” del partido en estas diez décadas de existencia. Se trata, concluyó Eva Solla, de “actos que hablan de mantener viva la vigencia de la lucha obrera y del trabajo que hombres generosos hicieron desde 1921”. efe

23 mar 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito