Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 10 febrero 2024
18:07
h

El pago a los ganaderos es el nudo del conflicto por el lobo

Los ecologistas de Adega creen que no se destinan los fondos necesarios para resarcir de los daños causados por el cánido

La organización ecologista Adega cree que la inclusión del lobo en el Lespre, el listado de especial protección para la especie, que implicaría la prohibición de carzarlo, sería positivo para el cánido salvaje y no tendría por que resultar negativo para las explotaciones ganaderas “sempre e cando a Administración asuma a súa responsabilidade de propiciar recursos e instrumentos necesarios e axeitados para tal fin”, afirman.

Los verdes señalan además, que después de décadas de caza (legal e ilegal) de esta alimaña quedó demostrado que la medida “resultou infrutuosa para solucionar o problema”.

Adega hace hincapié en la alta mortalidad de la especie por prácticas furtivas en Galicia, que cifra de 200 a 300 animales al año. Recuerda que en los 87 controles de caza del cánido salvaje autorizados por la Xunta entre 2006 y 2019, fueron abatidos 17 ejemplares. Subrayan que la última batida en la que se cazó un lobo fue en 2013. “Cabe pensar pois que, ou ben non hai tantos lobos como a Xunta di, ou que a caza furtiva campa ás súas anchas e pouco fai a Xunta para evitalo”, explican desde Adega.

NUEVO CENSO. Sobre este particular, desde la Consellería de Medio Ambiente señalan que el único dato objetivo que pueden manejar son los cadáveres de lobos que les llegan y, que una vez analizados, se concluye que su muerte fue por disparo. “Este tipo de situacións, en todo caso, son anecdóticas e moi contadas, nada que ver coas cifras que aporta Adega e que ignoramos de que fonte proceden”, explicaron.

En cuanto al mapa demográfico de la alimaña, según el último censo, se estimó la existencia de 90 manadas reproductoras de lobos (14 de ellas compartidas con otras comunidades y con Portugal). Según Medio Ambiente, esto supone un área de distribución de la especie por el 72% del territorio gallego. Sobre este particular, “a Xunta vai contratar a elaboración dun novo censo, o que permitirá actualizar estes datos que, en todo caso, nada indica que teñan sufrido grandes variacións”, aseguraron desde la citada consellería.

AYUDAS ESCASAS. El grupo ecologista gallego incide también en que el nudo del problema generado con la polémica del lobo ibérico radica “na pouca atención e insuficientes recursos para as explotacións gandeiras que sofren ataques de lobo”. Alude a que en el fondo de la cuestión se encuentra “unha Administración que esquiva a súa responsabilidade de proporcionar instrumentos e medidas suficientes e efectivas nesta materia. Esta debería ser a principal esixencia daqueles que rexeitan tan enerxicamente que o lobo deixe de ser especie cazábel”, aseguran.

Indica Adega que desde 2004, año desde el que hay ayudas por daños de ataques de lobos, la Xunta invirtió poco más de 3,6 millones de euros, con una media de 203.643 euros por anualidad. desde 2004 hasta 2021.

ACTUALIZAR PAGOS. La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento aprobó ayer una proposición del PP que incorporó finalmente una transacción del PSdeG para pedir a la Xunta que actualice y pague en plazo las ayudas para la prevención y por daños ocasionados por el lobo en las ganaderías.

El portavoz socialista, Martín Seco, demandó al Ejecutivo autonómico “actuar seriamente con axudas para prevención suficientes, para que os danos provocados por esta especie sexan menores e que sexan reparados a tempo, sen demoras insoportables e con fondos suficientes para compensar aos gandeiros”.

En esta misma comisión, el portavoz del BNG, Luís Bará, también abogó por la necesidad de proteger al lobo, “dando cumprimento a un mandato legal internacional, e compatibilizar esta protección coa dos sectores económicos que desenvolven a súa actividade no medio rural, especialmente o da gandería”. En la misma línea que los socialistas y los ecologistas de Adega, reivindicó “o despregamento dun conxunto amplo de medidas e recursos destinados á prevención e á compensación dos danos que ocasiona esta especie nas explotacións gandeiras”.

parlamento gallego
No al veto a la caza

··· El Parlamento gallego insta a la Xunta a que muestre su disconformidad con la inclusión de todas las poblaciones de lobo ibérico al norte del Duero en la lista de especies de protección especial (Lesrpe), lo que implica vetar su caza. Asimismo, llama al Gobierno central a “paralizar” el proceso y “mantener el actual estatus legal” de esta especie animal. En la comisión de Medio Ambiente, esta propuesta del PPdeG salió ayer adelante transaccionada en un acuerdo con el PSdeG. El BNG se abstuvo en este punto, mientras el resto de peticiones de la proposición no de ley se aprobaron por unanimidad. Entre ellos, la Cámara apela a la Xunta a liderar junto con Asturias, Cantabria y Castilla y León la estrategia para la conservación del lobo. Una vez esté lista esa estrategia, la Cámara demanda actualizar o elaborar un nuevo plan del lobo para Galicia, que sea fruto del “consenso” entre ganaderos, asociaciones de defensa de la especie y sector veterinario. Deben participar los expertos presentes en el comité técnico constituido recientemente.

17 feb 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito