Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 30 noviembre 2020
02:00
h

En 4 años adiós a la chimenea, torre y central de Meirama

Naturgy recibe la autorización de clausura de la térmica // El proceso de cierre elevará el empleo

El último carbón que ardió en Cerceda para generar electricidad se quemó el pasado 30 de junio. Desde entonces se acabaron los malos humos. La dueña de la central térmica de Meirama, Naturgy, presentó a finales de 2018 la solicitud de cierre al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de todas sus plantas de este tipo en España, incluida la de As Encrobas, por su “inviabilidad económica y técnica”. Este jueves, al fin, recibió el OK.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó las resoluciones de la Dirección General de Política Energética y Minas, con fecha del pasado 31 de julio, por las que se da el visto bueno a la clausura de tres plantas: la de Meirama de Naturgy; la de Lada (Asturias), de Iberdrola; y la de Puente Nuevo (Córdoba), propiedad de Viesgo. Es el adiós final para 580, 350 y 299 megavatios de potencia, respectivamente, 1.229 en total.

En el caso de la gallega, Naturgy Generación, que había pedido el cierre a partir del pasado 30 de junio, deberá acometerlo en un plazo de doce meses y desmantelar la instalación en cuatro años.

En un comunicado, la compañía detallaba que la CNMC, Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, ya lo había autorizado previamente a la vista de un informe de Red Eléctrica que garantizaba la seguridad del sistema y el suministro de energía tras el cierre de la central gallega. Además, el pasado julio, apuntan, Transición Ecológica publicó el informe de impacto ambiental y validó el plan de desmantelamiento de la central de carbón.

Naturgy está culminando un plan alternativo asociado al cierre que supondrá “nuevas inversiones en Galicia en los próximos años”. Como ya adelantó este periódico, la energética trabaja en el desarrollo de dos parques eólicos, de 70 MW en total, en el entorno de la central de Meirama. También avanzó en el estudio de viabilidad para la construcción de un centro de gas renovable, que podría implicar la inversión de hasta 20 millones de euros adicionales. Asimismo analiza, junto con las administraciones, otras posibilidades para impulsar la atracción de inversión, nuevas empresas y proyectos al entorno de la central. En una tercera vía impulsa proyectos asociados a la movilidad sostenible, el gas renovable y ultimando diferentes acuerdos de la Fundación Naturgy con el Gobierno gallego para fomentar la formación e inserción laboral en el sector energético.

Adicionalmente ultima otras propuestas concretas para la zona, con el objetivo de promover el desarrollo económico en Galicia. De esta forma, la compañía cuenta con una cartera de proyectos de generación renovable de 850 MW eólicos. Un compromiso con Galicia y en especial con la zona de Meirama que destaca Pedro Larrea, director general de Gestión de la Energía y Redes.

Naturgy aplica un plan a la plantilla de Meirama con trabajo en el desmantelamiento, reubicaciones y salidas “pactadas”. La compañía asegura que las tareas de cierre suponen un aumento “neto” en el empleo “en el entorno” durante los próximos dos años, en tanto los proyectos de desarrollo económico e industrial alcanzan su madurez.

En lo referido a los empleados de las empresas auxiliares, Naturgy indica en un comunicado que “hará lo posible por favorecer su contratación para acometer los trabajos de cierre y desmantelamiento de la planta, así como para el desarrollo del plan alternativo”.

Francisco Reynés, presidente de la compañía, afirmó que “este plan está íntimamente ligado a la apuesta de la compañía por la transición energética impulsada por las diferentes administraciones, y forma parte del compromiso de Naturgy con la sostenibilidad y la necesaria transición hacia un modelo energético y económico más limpio y eficiente”. En este sentido, la compañía redobló sus esfuerzos y se fijó como “compromiso ineludible” la reducción del 21 % de sus emisiones de CO2 en el horizonte 2022.

Evolución global. La generación mundial de carbón cayó un 8,3 % anual en el primer semestre en todo el mundo, según el último análisis de la consultora especializada Ember, que resalta que “esto rompe un nuevo récord, luego de una caída interanual del 3 % en 2019, que en ese momento fue el mayor descenso desde al menos 1990”.

Señalan que parte se debe a que la demanda de electricidad cayó a nivel mundial en un 3 % entre enero y junio a causa de la pandemia del coronavirus –culpable en un 70 %–, “así como por el aumento de la energía eólica y solar.

EE.UU. y la UE compiten en esta descarbonización, con caídas del 31 y 32 %, respectivamente. En China solo cayó un 2 %, lo que eleva su peso en la generación mundial con carbón al 54 % este año, frente al 50 % en 2019.

14 ago 2020 / 00:01
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.