Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 05 diciembre 2022
19:04
h

Galicia activa un sanedrín mixto público y privado que maximizará los fondos UE

La Xunta constituye, con Abanca, Reganosa y Sogama la sociedad que buscará transformar la economía // Su primer objetivo será madurar proyectos que optan a ayudas Next Generation

El sanedrín o consejo de sabios ya está activado y se llama Sociedad para el Desarrollo de Proyectos Estratégicos de Galicia. Xunta, Abanca, Reganosa y Sogama acaban de constituir esta nueva institución público-privada que se encargará de “impulsar iniciativas empresariales tractoras que incidan en la dinamización, progreso y transformación de la economía gallega a través de un modelo verde y digital”.

Nace con el objetivo de incentivar la actividad productiva de la comunidad a partir de la captación de inversiones, la incorporación de socios y la colaboración entre instituciones públicas y privadas para la posterior puesta en marcha y consolidación de propuestas empresariales.

En su consejo u órgano de gestión habrá representantes de estas empresas –se habla de Francisco Botas por el banco, Emilio Bruquetas por la regasificadora o Javier Domínguez Lino por la sociedad ambiental, entre otros– junto a independientes entre los que estarían Santiago Lago Peñas, director del Foro Económico de Galicia y que ya comandó el comité de expertos que asesoró a la Xunta sobre las medidas y acciones para salir de la crisis pandémica.

De este órgano reducido en integrantes, en el que sus miembros no percibirán retribución alguna, se espera que tome decisiones a la mayor velocidad posible, pero siempre desde una óptica bien formada. Queda por ver, además, si será el titular de la Xunta quien lo presida, le tocará al titular de Economía, Francisco Conde, o recaerá sobre otros socios u otro perfil de carácter independiente. Pronto habrá novedades, por ahora no se suelta prenda.

La nueva entidad, de “carácter impulsor y no inversor”, tendrá entre sus prioridades fomentar la participación de las pymes para que sean ellas las principales beneficiarias de los nuevos proyectos tractores que contribuyan a generar actividad económica y cadenas de valor. Prestará diferentes servicios de asesoramiento para garantizar la presentación y el desarrollo de las nuevas actividades empresariales, como apoyo jurídico, económico, administrativo, comercial e industrial y de gestión y dirección de las iniciativas.

Abierta a la entrada de nuevos colaboradores, esta nueva sociedad limitada será de mayoría privada. Según la información facilitada por la Vicepresidencia segunda, dispone de un capital fundacional de cinco millones de euros, aportados en un 38 % por Abanca, Reganosa el 12 % y un 10 % Sogama, lo que suponen el 60 %. La Xunta participa con el 40 % restante.

En la fase inicial tras su constitución, la Sociedad para el Desarrollo de Proyectos Estratégicos de Galicia tendrá sobre la mesa un primer objetivo: contribuir a la maduración de los proyectos tractores incluidos en la candidatura gallega para los fondos europeos Next Generation, ayudando posteriormente a buscar inversores para que puedan desarrollarse.

La candidatura de Galicia parte del consenso e incluye iniciativas que pretenden involucrar a las pymes y llegar a toda la cadena de valor industrial. Además, apoyaran a los sectores estratégicos gallegos para convertirlos en motores que arrastren al resto del tejido productivo de la comunidad, prestando especial atención a que avancen las pequeñas y medianas empresas y a los autónomos.

Desde mejorar escuelas y hospitales a digitalizar todos los sectores

La propuesta gallega a los fondos europeos recoge hasta el momento 354 proyectos, la mayoría, 247, de carácter público y los restantes 107, privados, que podrían movilizar una inversión de cerca de 20.000 millones de euros.

No todos tendrán cabida en la convocatoria de los Next Geneneration, pero como ya explicó el vicepresidente Conde en un café de redacción celebrado en la sede de EL CORREO GALLEGO, a los que no entren se les buscará acomodo en otras fórmulas de apoyo público. El caso es que hay megainiciativas como la biofábrica de fibras textiles a partir de viscosa de la madera que requieren unos 1.200 millones, misma cuantía que refleja desde la automoción su Autoáncora, que suma al clúster Ceaga, al CTAG, la Xunta y Stellantis (grupo PSA) en movilidad eléctrica y en el coche inteligente.

Otros proyectos tractores son la puesta en marcha de un centro de economía circular mediante el aprovechamiento de residuos, por 570 millones; la construcción de una planta de hidrógeno verde en As Pontes; una nueva planta del grupo Zendal en O Porriño para hacer de Galicia un referente en la fabricación y distribución de vacunas.

Naturgy, Iberdrola, Endesa, las estaciones de servicio de Fegaes, Aclunaga por el naval, puertos como el de A Coruña y Vigo, el clúster de la logística gallego, e incluso la CEG y la patronal pontevedresa han planteado sus propias propuestas en esta lluvia de iniciativas para modernizar a la comunidad gallega.

Si las actuaciones que lidera el sector privado movilizarían 12.871 millones de euros, las que abanderan desde el ámbito público, más numerosas, alcanzan 6.827 millones.

Se apoyan sobre cinco pilares transversales que coinciden al milímetro con los objetivos de la Comisión Europea. En el primero, basado en la economía circular y la transición energética, destacan los 200 millones dedicados a estas mejoras en los centros educativos gallegos, los 120 millones para mejorar, ampliar o renovar las depuradoras, con 70 más para estas infraestructuras en el rural. También habrá decenas de millones dedicadas a la lucha contra los incendios.

En el pilar de movilidad sostenible hay desde 40 millones para las estaciones intermodales a 36 para sustituir flotas públicas de coches por híbridos y eléctricos. Se mima la accesibilidad en el rural (91 millones) y de los polígonos industriales (84,9) con la Red Europea de Transporte.

En los hubs de innovación, la industria 4.0 y las TIC destacan los 250 millones para centros educativos y de formación –y 100 más para la educación digital–, casi 140 para tecnologías de comunicación cuántica o el centenar para llevar la Administración gallega a la nube (a internet, Cloud).

A la cadena mar-industria y agro-industria se dedica la mayor cuantía, 533,2 millones, al desarrollo del Polo Aeroespacial de Galicia, 190 a la rehabilitación de infraestructuras educativas públicas en el rural o 155,5 millones a crear polos de emprendimiento en estas zonas. Dedica además 94,6 millones a optimizar los recursos naturales y de la protección ambiental en las explotaciones agroganaderas.

El quinto pilar es el de la sanidad, la vida saludable y la nueva economía de los cuidados, donde la Xunta aprovecha para incluir los 296 millones del nuevo hospital coruñés, el CHUAC, 156 de la ampliación del de Montecelo en Pontevedra y actuaciones en los de Ourense (62,5 millones al CHUO), Santiago (al CHUS van 50) y de Ferrol (44). Habrá 50 millones para un plan de dotación en infraestructuras de atención primaria, otro tanto para un centro de atención integral a la salud mental, y 45 para un centro de prontoterapia contra el cáncer y decenas de millones para mejorar las instalaciones de salud existentes. Se dedcan también 78,5 millones a I+D para descubrir nuevos fármacos en la Business Factory Medicines.

28 abr 2021 / 22:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.