Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 23 enero 2022
10:16
h

Galicia, Castilla y León, Cantabria y Asturias piden amparo a la UE por la polémica del lobo

Advierten de que el Gobierno interpretó mal los datos y trasladó conclusiones erróneas

Santiago. Los gobiernos de Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León han pedido “amparo” a la Unión Europea ante el “desamparo” a que se han visto abocadas estas comunidades autónomas con la decisión del Gobierno de España de incluir al lobo ibérico en el Listado de Especies Protegidas (Lespre).

Los cuatro consejeros competentes en esta materia, entre ellos la gallega Ángeles Vázquez, mantuvieron este jueves, por videoconferencia, una reunión con el comisario europeo de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, Virginijus Sinkevicius, al que trasladaron su preocupación por las consecuencias que tendrá en estas comunidades autónomas, que albergan a la mayoría de ejemplares de este especie en España, la inclusión del lobo ibérico en el Listado de Especies de Protección Especial (LESPRE) por parte del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

“Una decisión del todo desafortunada”, según enfatizó el consejero cántabro, Guillermo Blanco, al termino de una reunión que “ha sido breve pero aclaratoria”, y en la que la primera conclusión que han extraído los consejeros es que “Europa tiene un conocimiento superficial de la situación del lobo en España”.

Durante la reunión, los representantes autonómicos explicaron que los exhaustivos informes que han elaborado demuestran que “el lobo al norte del Duero disfruta de un estado de conservación favorable”, ya que tanto la evaluación de la dinámica de las poblaciones como el área de distribución y la calidad del hábitat para la especie “resultan a todas luces favorables” en las comunidades que albergan cerca del 98% de la especie, “lo que hace incomprensible la decisión del Ministerio de incluir el lobo en el LESPRE”.

Unos informes que remitieron al Ministerio para elaborar el informe sexenal (2013-2018) que cada estado miembro de la Unión debe remitir a la Comisión Europea, de conformidad con el artículo 17 de la Directiva Hábitats.

No obstante, tal y como advirtieron ante Sinkevičius, “el Gobierno central hizo su propia interpretación de las evaluaciones y datos de las comunidades, y trasladó a la UE conclusiones erróneas para justificar una decisión meramente ideológica y no avalada por la ciencia”.

“Se modificaron criterios estadísticos que concluyeron el estado como desfavorable y desembocaron en esta situación”, señalaron los cuatro consejeros, que dejaron claro que los seguimientos poblacionales que se realizan de manera continua en sus territorios, basados en metodologías aprobadas y validadas por la comunidad científica, son “la mejor información disponible”.

Con los datos que manejan, indicaron, “queda patente que el estado biológico de la especie no justifica su inclusión en el LESPRE, sin perjuicio del valor cultural, científico y ecológico de la misma, lo cual es plenamente compatible con la gestión que se venía haciendo por las comunidades”.

Los consejeros aprovecharon la reunión para solicitar al comisario europeo el establecimiento de criterios homogéneos a nivel supranacional para modular adecuadamente estas evaluaciones, que “condicionan de forma crucial a catalogación de una especie”. efe

14 ene 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito