Santiago
+15° C
Actualizado
sábado, 15 agosto 2020
11:25
h

Galicia encadena 33 años seguidos con más muertes que nacimientos

El pasado año solo 5 concellos tuvieron un balance positivo// A Coruña es la provincia con mayor número de nacimientos

La demografía gallega se hunde. Ha caído en un pantano de arenas movedizas que se la está tragando desde hace algo más de tres décadas. En concreto, desde 1986 la comunidad registra en su saldo poblacional más muertes que nacimientos. Así lo refleja el Instituto Galego de Estatística (IGE) en un informe sobre Movimiento natural de población relativo al pasado año, que publicó ayer con datos provisionales.

El número de óbitos en Galicia en 2019 ascendió a 31.203, un 3,8% menos que en la anualidad anterior. Por su parte, los nacimientos mantienen su caída, que comenzó en 2009, y se situaron en 2019 en 15.651.

El crecimiento vegetativo o equilibrio natural de la población se calcula como la diferencia entre los natalicios y defunciones habidas en un año. Un saldo negativo indica que las muertes han superado a los nacidos y este fenómeno demográfico es el que se produce en la comunidad desde la citada anualidad. El registrado en el pasado año fue de 15.552, inferior al computado en 2018 que ascendió a -15.859.

POR CONCELLOS. A la hora de analizar el crecimiento vegetativo por municipios, según revela el IGE, en todos fue negativo, excepto en los pontevedreses de Salceda de Caselas (+29), Porriño (+39) y Ribadumia (+2) y en los coruñeses de Ames (+72) y Arteixo (+17). En la cruz de esta moneda demográfica, con cifras negativas por encima del centenar hay una lista de 24 concellos en la que figuran a la cabeza las capitales de provincia y grandes urbes con los peores saldos vegetativos.

La capital herculina fue la que anotó el peor balance vegetativo, con -879. Le sigue Vigo, -826 y la tercera plaza es para Ourense, con -580. Siguen a estos ayuntamientos: Ferrol, -499 ; Lugo, -368, Pontevedra, -251; Santiago,-215 ; Monforte, -203; A Estrada, con -174; Viveiro, -156 y Carballo, -149.

NACIMIENTOS. Respecto al capítulo de natalicios por provincias, A Coruña fue la que sumó el pasado año el mayor número, 6.588, que suponen el 42,1% del total de los 15.651 de la comunidad. Le sigue la de Pontevedra, con 5.900, el 37,7% del total. Lugo, con 1.699, copa un 10,9% y en la cola figura Ourense, con 1.464 nacidos, el 9,4% del global registrado el pasado año. Estos números evidencian que las provincias atlánticas de A Coruña y Pontevedra concentran casi el 80% de los nacimientos de la comunidad. Pese a sus números rojos, son las más dinámicas demográficamente si se comparar con las rurales de Lugo y Ourense, donde la sangría poblacional hace estragos.

MADRES TARDÍAS. Al estudiar la edad de las madres, el informe estadístico pone en evidencia que el momento de la maternidad, por diferentes causas sociales, se está retrasando desde hace una década. Así, el pasado 2019, el mayor número de nacidos, 5.230, fue de progenitoras entre 35 y 39 años, lo que representa el 33,4% del total. Le siguieron, las del escalón entre 30 y 34 primaveras, con 4.890 alumbramientos, que suponen el 31,2%. Destaca el dato de que 1.905 nacimientos correspondieron a madres entre 40 y 44 años y 177 que contaban entre 45 y 49 abriles. Hubo además una decena de bebés nacidos de progenitoras con 50 o más años cumplidos.

En el extremo opuesto, el informe revela que hubo 193 bebés nacidos de mamás entre 15 y 19 años y 872 cuyas madres tenían edades comprendidas entre 20 y 24. En esta última franja de edad, hace un decenio, los pequeños nacidos en la comunidad ascendieron a 1.585, casi el doble de los registrados en 2019.

Los natalicios de madres entre 25 y 29 años ascendieron a 2.374, frente a los 4.711 habidos en 2009.

El IGE, respecto al retraso de la edad de la maternidad, destaca en su informe que el pasado año los nacimientos de madres mayores de 40 años representaban el 13,4% del total de nacimientos, en comparación con el 5,3% de 2009. En una década casi se ha triplicado.

defunciones
A Coruña, a la cabeza

··· En el capítulo necrológico de la demografía gallega, de los 31.203 óbitos computados el pasado año, dos tercios se registraron en las provincias de A Coruña (12.357) y Pontevedra (9.356). Entre las dos, las más pobladas, se llevan el 69,6% de los fallecimientos. La de Ourense sumó 4.688 y la de Lugo 4.802. Entre ambas anotan el 30,4% restante.

····Atendiendo a la edad de los fallecidos, el informe del IGE trasluce que algo más de la mitad, 15.791 exactamente, tenían más de 84 años cumplidos. De ellos, 9.800 fueron mujeres y 5.991 varones. Tras ese escalón de edad, el mayor número de fallecimientos fue, con 4.823, para el grupo de 80 a 84 años, seguido del de 75 a 79, con 2.904. Con un número similar a este, 2.328 fallecidos, se situó el grupo de 70 a 74 años. Todos ellos representan el 82,9% del total de muertes sumadas en la comunidad en 2019. Son la mayoría muertes debidas al envejecimiento, un fenómeno demográfico que en Galicia está alcanzando proporciones dramáticas. Uno de cada cuatro gallegos tiene ya 65 años.

31 jul 2020 / 20:40
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.