Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 11 agosto 2022
03:33
h
Tenemos la red de centros de salud más amplia a nivel estatal , aunque hay 11.116 estudiantes sin escuelas en sus concellos y 52.347 personas sin bancos TEXTO J.G.

Galicia, mejor que España en oferta básica

La concentración de la población facilita el acceso a los servicios públicos y privados, pero deja zonas oscuras en la España vacía. Esa es la conclusión del monográfico “Distribución de la población y accesibilidad a los servicios en España”, publicado este martes por la Fundación Ramón Areces y el IVIE. El estudio analiza las diferencias en cuanto al alcance de los servicios básicos (financieros, sanitarios y educativos) de la población en función de su residencia. Para Galicia, los resultados reflejan un panorama mejor respecto al conjunto autonómico, pero no todo lo que reluce es oro. También tenemos nuestros problemas.

En base a los datos (con fecha de 2019) analizados en dicha investigación, puede extraerse que el territorio gallego supera con creces las expectativas depositadas en la oferta de salud, al menos si se compara su accesibilidad frente a las medias estatales. Sobre la enseñanza, resalta que la disminución de los centros se expande conforme avanzan los cursos escolares (educación infantil y primaria, ESO y Bachillerato), preocupando sobre todo la situación de Ourense. Finalmente, en relación a las asistencia bancaria, es evidente la profunda rebaja de sus oficinas en la autonomía. La quinta con el mayor detrimento porcentual.

NIVEL SANITARIO. Según las cifras extraídas de los gráficos que constan en el informe elaborado por la Fundación Ramón Areces y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), Galicia cuenta con 398 centros de salud en sus 313 municipios. En este sentido, las cuatro provincias gallegas se sitúan a la cola (favorablemente) en cuanto a la tasa de concellos sin estos espacios.

Pontevedra y Ourense (0%) cuentan con estas instalaciones en todas sus localidades, mientras A Coruña y Lugo no las tienen en el 1,1% y 1,5% de sus municipios respectivamente. Por porcentaje de población sin centro de salud en su ayuntamiento, cabe referenciar que tan solo el 0,1% de los lucenses y herculinos se ven afectados. Así las cosas, los números son positivos si se comparan con el promedio nacional, puesto que el 76,9% de los cabildos en España no cuentan con estos recintos, algo que perjudica al 11,9% de la ciudadanía.

Las últimas cifras permiten comprender que las áreas sin estos lugares son las del interior vacío, que representa a muchísimos consistorios y muy poca población: la que todavía sigue residiendo en los mismos. En esta línea, si se aborda el tiempo de acceso desde los centros de referencia a los consultorios locales de su Zona Básica de Salud, las cuatro provincias gallegas se vuelven a colocar en última posición para bien, lideradas por Pontevedra (4,6 minutos) y seguida esta por Ourense (5,2), Lugo (5,5) y A Coruña (7). La media estatal es, nuevamente, bastante superior (13,6 minutos).

No obstante, no todo son alegrías. Teniendo en consideración los concellos que se encuentran a una distancia superior a la media hora del centro hospitalario del Sistema Nacional de Salud (SNS) más próximo en su región, las provincias apuntan porcentajes más elevados. En Pontevedra son el 31,3% pero en Lugo pasan a ser el 44,8%, permaneciendo en el medio A Coruña (34,4%) y Ourense (38%). Los datos dan fe de que el este gallego registra más complicaciones en este contexto, aunque otra vez son mejores que los del cociente del país (48,8%).

NIVEL EDUCATIVO. Según el estudio, Galicia cuenta con 1.151 centros de educación infantil, de segundo ciclo y primaria, albergando un 7,3% de concellos donde no hay dichos espacios, mientras el promedio español es del 44,4%; 727 centros de ESO, con un 41,9% de ayuntamientos sin estos recintos, cuando el promedio estatal es del 69,7%; y 213 centros de Bachillerato, manteniendo un 65,2% de localidades sin dichas instalaciones, mientras que el mismo cálculo nacional es del 79%.

Estos datos ponen de manifiesto dos hechos evidentes. En primer lugar, que el acceso a la educación en la comunidad gallega es superior a la del país en su conjunto. En segundo lugar, respecto a la enseñanza autonómica, que desciende dicha accesibilidad conforme los alumnos se hacen mayores y se suceden los cursos escolares que deben estudiar en nuestro territorio, pues hay muchos más cabildos que carecen de espacios para continuar su formación. Por ende, los estudiantes deben ir a otros concellos donde sí los haya.

Así, la provincia más damnificada es Ourense (el 21,7% de sus municipios no tienen centros de EI, segundo ciclo y primaria, el 78,3% sin instalaciones de ESO y el 85,9% sin espacios de Bachillerato). Asimismo, conforme el documento publicado, en 2019 había 11.116 menores gallegos sin recintos educativos de su categoría sitos en sus localidades: 596 niños de 3 a 11 años (0,3% del global generacional), 4.541 de 12 a 15 años (5%) y 5.979 de 16 a 17 años (el 13,9%).

NIVEL FINANCIERO. Respecto a la asistencia bancaria, tal como consta en el informe elaborado por por la Fundación Ramón Areces y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, Galicia es la quinta comunidad donde más ha disminuido porcentualmente el número de oficinas presentes (51,5%) desde septiembre de 2008 hasta diciembre de 2020, solo superada por las CCAA de Cataluña (64,1%), Valencia (57,6%), Madrid (55) e Islas Baleares (51,6). Del mismo modo, se sitúa por encima de la caída media estatal (51,4%).

Por regiones, hubo reducciones notorias para dicha etapa en todas las provincias gallegas: Pontevedra (56,8%), Ourense (55,6%), A Coruña (49,7%) y Lugo (41,7%). En este contexto, la autonomía en su conjunto pasó de tener 2.539 entidades de este tipo a 1.231 (-1.308), mientras España fue de 46.118 a 22.392 (-23.726).

Así las cosas, la comunidad contaba en 2019 con 42 municipios sin oficinas bancarias (el 13,42% del total), concentrados especialmente en Ourense, con 26 ayuntamientos (28,3% de su totalidad); y después A Coruña, con 10 (10,8%); Lugo, con cuatro (6%) y Pontevedra, con dos (3,3%).

Igualmente, estas clausuras dejaron a un cómputo de 52.347 gallegos sin establecimientos de esta modalidad en sus concellos, muchos de ellos habitantes principalmente de Ourense (26.964, el 28,3 % de su población) y A Coruña (20.601, el 1,8%), así como lucenses (3.056, el 0,9%) y pontevedreses (1.726, el 0,2%).

26 may 2021 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.