Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 03 junio 2024
15:30
h

Gran repunte de la demanda en los alojamientos menos convencionales

Albergues, casas rurales o pisos turísticos.... Tres formas diferentes de alojarse en Galicia para saborear su cultura, gastronomía y geografía. Ninguna es mejor que otra, sino distinta, pero... ¿Qué opción es la preferida de nuestros inquilinos temporales? ¿Cual está siendo la situación de los establecimientos gallegos que los hospedan? ¿Cómo les está yendo este verano?

PROTAGONISTAS
“Casi todos los albergues han estado llenos”
Miguel Ángel Rodríguez
Albergues Privados de Galicia

Los albergues gallegos estaban operando al 30% de su capacidad y han registrado llenos muchas noches. Miguel Ángel Rodríguez, de la Asociación de Albergues Privados de Galicia, indicó que la oferta ha superado a la demanda.

Los centros que cuentan con habitaciones privadas, “estaban ocupando todo todos los días” con diferentes perfiles de clientes.

En el mes de julio, sobre todo, tuvieron grandes grupos de escolares, institutos y jóvenes, mientras que a partir de mediados de ese mes y durante todo el de agosto cambió.

La mayor parte de los usuarios han sido nacionales, aunque también hubo una notable presencia de italianos. Explica que “muchos son nuevos peregrinos”, personas que no se habían planteado hacer el Camino hasta que la pandemia cambió las posibilidades de viajar.

También hay personas que utilizan la red de albergues del Camino pero sin recorrerlo como tal. Ellos, según manifiesta Rodríguez, “llegan atraídos por el ambiente del Camino y lo quieren conocer”. Son visitantes que, sobre todo, buscan albergues con habitaciones privadas.

Las expectativas se “han superado”. Contaban con que fuesen a recibir gente y, de hecho, ya en su momento trasladaron el problema de que la limitación del 30% de los aforos iba a provocar problemas de plazas. “En julio vinieron los grupos y en agosto las familias, pero fue más demanda de la que esperábamos”.

Insiste en que habían alertado de que había reservas, pero como la demanda superó a la oferta, hubo peregrinos que llegaron a los albergues y se encontraron con que no había camas disponibles.

De hecho, al principio una gran parte de los peregrinos hacía reservas de última hora, no contaban con esta afluencia, debido a la experiencia de años previos. Pero a medida que “se fue corriendo la voz” de que las plazas se estaban agotando, comenzó a anticiparse el periodo de reservas de habitaciones.

Todo esto en un contexto en el que varios albergues, sobre todo los de pequeña capacidad o sin habitaciones privadas, “porque no era rentable”.

“Los datos de julio son los mejores de la historia”
Alexandra Seara
Gerente Consorcio Turismo Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra ya estaba en una tendencia al alza antes de la pandemia, y el cambio de hábitos turísticos ha consolidado a esta zona, a la que también le ha dado un impulso la confirmación oficial de la candidatura de Patrimonio de la Humanidad.

Así lo apunta Alexandra Seara, que agrega también que “cumple con los requisitos que busca el turista de pandemia”, que valora más los “espacios naturales, rurales, donde el alojamiento es de pequeño tamaño para intentar coincidir lo menos posible con otro público”, en el que también destaca “la gestión directa de las reservas con el pequeño proveedor”.

Además, buscan “actividades en medio de la naturaleza, un tipo de oferta que les permita no coincidir con mucha gente”.

Por eso, además del buen comportamiento de los hoteles, admite que “llama la atención” la ocupación de albergues y de pensiones, que se está situando en el 95%.

Con todo esto, explica que “julio fue mejor que en 2019, son los mejores datos de los que se tienen constancia”, y apuntó que agosto está un poquito por debajo de lo que se registró en el mismo mes de 2019. Por tanto, las expectativas se han cumplido y superado.

La avalancha de reservas comenzó una vez que acabó el estado de alarma, en el mes de mayo. En ese momento empiezan a detectar picos de consultas en la web del Consorcio que, en su mayoría, terminan traduciéndose en reservas. Fue un momento en el que se produjo “un subidón increíble”.

Como en la mayor parte de Galicia, predomina el turista nacional. De hecho, según los datos que manejan en el Consorcio, “el 75% de los hoteles dicen que el 100% han sido turistas nacionales”. La mayor parte de ellos vienen desde Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía. Sin embargo, el turismo exterior, que había llegado al 14% antes de la pandemia, “se va a quedar en el 7%”.

También “ha cambiado el perfil, ha rejuvenecido”, ya que la edad media ha bajado de los 40-65 años que tenían antes, y ahora hay nutridos grupos de jóvenes de 25 años que alquilan casas rurales.

“La temporada está siendo muy satisfactoria”
Dulcinea Aguín
Presidenta de la Asociación de Viviendas Turísticas

Las viviendas de uso turístico en Galicia registran en julio una alta ocupación, con más de 28.000 viajeros. Además, el territorio gallego se sitúa en séptimo lugar en la lista de comunidades justo por detrás de Madrid. Por otra parte, en junio también registraron un máximo histórico, y esperan que este fenómeno se repita este mes de septiembre.

La temporada de verano para las casas turísticas está siendo “muy positiva y satisfactoria” según apunta Dulcinea Aguín, la presidenta de Aviturga - Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia-. Señalan que están teniendo muy buenas sensaciones en torno a la ocupación, con un buen porcentaje de reservas.

Atribuyen los buenos resultados y el crecimiento en la afluencia turística a que Galicia, tiene muchas fortalezas como destino seguro.

“Tenemos unas muy buenas combinaciones, tanto lo que es urbano, lo que es rural, costa e interior” señala, y añade que “debemos seguir trabajando y apostando por ellas”.

Por otra parte, el lugar de origen de los turistas que pernoctan en las viviendas de uso turístico son nacionales. De hecho, el 94,5 % de los turistas que recibió la comunidad gallega residen en España “aunque este año también se produjo un mayor movimiento internacional, concretamente Portugal, además de turistas americanos y franceses, aunque en menor medida

También se notan cambios en el perfil del visitante, por una parte, repuntan los viajes en familia, y con esto, “el turismo intergeneracional ha sido bastante importante”. Según explica Dulcinea, la pandemia y el confinamiento ha llevado a la gente a querer pasar tiempo juntos de nuevo, “ha impulsado a que las personas se decidan mentalmente a viajar, cosa que influye de forma positiva a la hora de la ocupación”.

Las viviendas turísticas tienen una característica concreta en el contexto actual, “te permiten viajar a cualquier punto de Galicia, y te dan una total independencia en los horarios y en la decisión de la estancia”.

Señala que han notado también en el mes de julio y agosto un aumento de la estancia media: de casi 5 días en años anteriores ha pasado de 10-15 días.

01 sep 2021 / 00:30
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.