Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 27 noviembre 2022
02:17
h

Había sangre en Desirée, que tenía heridas y “algo rojo” debajo de las uñas

Así lo remarca una sanitaria que llegó al lugar del crimen, el cual cree que fue limpiado // Otro profesional apunta que Sandamil mostraba un “nivel de consciencia máximo” y estaba “tranquila”

“Algo rojo” debajo de las uñas, heridas en la boca, en la comisura de los labios y en el paladar; y claramente sangre, “en una mano más que en la otra”. Así se hallaba el cuerpo de Desirée, según declaró este martes una sanitaria que inspeccionó a la niña. Lo dijo en el marco de la segunda jornada judicial que trata de esclarecer qué sucedió realmente aquella madrugada de mayo, hace casi tres años: última noche que vivió esta pequeña de sólo siete años, supuestamente asesinada a manos de su madre, Ana Sandamil, que hogaño se enfrenta a la prisión permanente revisable en la Audiencia de Lugo.

Ante la sede provincial de la justicia, ayer se vivió la misma escena de tensión que este lunes. Sonaban con fuerza “mala bicha”, “filla do demo” e “hija de puta”, mientras la imputada se abría paso escoltada por agentes de distintos cuerpos. Dentro, la presunta infanticida de Muimenta volvió a fiar la defensa a su estado mental. A la par, los especialistas clínicos daban cuenta de la conducta de la procesada desde el momento en el que la cría apareció sin vida.

En este sentido, la experta sanitaria que llegó al lugar del crimen y valoró el estado de la niña añadió que entonces observó también una zapatilla de deporte y un calcetín llenos de sangre, así como dicho líquido en el suelo, aunque se percató de que había habido una especie de “barrido”.

También subrayó en la sala que le sorprendió que tanto la abuela como la madre de la víctima estuviesen vestidas de calle, “arregladas”, porque no suele ser lo habitual, y que Ana hasta “se había puesto” unos zapatos de tacón.

A esta declaración se sumó la de un técnico de emergencias que asistió tras su posible intoxicación medicamentosa a Sandamil, quien dijo que la encausada respondía a las órdenes “perfectamente”, que su habla era “coherente y normal”, y que daba todos los datos correctos, incluso su número de la tarjeta sanitaria; el médico que la atendió tras su presunto intento de suicidio, que indicó que la mujer mostraba un “nivel de consciencia máximo” y que estaba “tranquila” y “relajada” ; y la enfermera que fue con este doctor, quien confirmó que la imputada respondía “neurológicamente” a todos los estímulos.

a la familia
Pidió fotos del entierro para ratificar su muerte

··· Por parte de la familia habló Cirilio, el tío de Ana Sandamil, quien comentó que recibió una llamada de María, su hermana y madre de la encausada, quien le dijo que “mató a Desirée”. En este sentido, agregó que por detrás oyó a Ana corrigiéndola: “Yo no hice nada”. Asimismo, contó que fue él quien buscó en una Tablet un veneno (estricnina) para su granja, y que por tanto ese rastro no puede culpabilizar a su sobrina.

··· También se pronunció Francisco, padrino de la procesada, que sorprendió al desvelar que Ana habría pedido a su padre fotos del entierro de Desi para comprobar que efectivamente estaba muerta, pues ella la hacía viva, versión que concordó con la de su esposa.

los amigos y cercanos
“La niña tenía ‘mamitis’, bajo mi punto de vista”

··· Desde el bando de las amistades y otras personas cercanas a la presunta asesina declaró Amparo, amiga de Ana, que sabía de su obsesión con que estaba siendo perseguida, espiada y hasta drogada; y Pilar, amiga de su madre, que siempre había visto a Sandamil “muy dulce, cariñosa” y que llevaba un tiempo “obsesionada” con el teléfono y con “estado de ansiedad”.

··· Ana, otra amiga la abuela de Desi, dijo que la presunta infanticida y su pequeña eran “inseparables” y que tenían una relación preciosa, mientras que Sergio Novo, medio hermano de María, habló igualmente de esa relación estrecha. “La niña tenía ‘mamitis’, bajo mi punto de vista”, manifestó este hombre al respecto.

según su pareja
No era la misma persona, esa mujer cariñosa

··· Asimismo, tomó palabra ayer José Luis Martínez, pareja de Sandamil, quien contó que la mujer llegó a preguntarle “si sería ella” quien mató a Desirée. Como aseguró, eso sucedió por momentos, pues si bien el día de autos é le preguntó qué había pasado y le dijo “que se había terminado todo”, después no fue consciente hasta 15 o 20 días más tarde del fatídico suceso.

··· José Luis, quien afirmó que la relación entre Ana Sandamil y José Manuel, el padre de la pequeña, era mala, y que ese hombre la acosaba y vigilaba, comentó también que la supuesta asesina en los últimos tiempos ya no era la misma persona, esa mujer “tranquila, cariñosa”. “Un sol” y “una buena persona”.

09 feb 2022 / 01:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.