Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 24 septiembre 2021
08:34
h

Inditex acelera su transformación para ser cada vez más verde y sostenible

El grupo adelantará en una década, a 2040, su objetivo de cero emisiones // Destaca su solidez financiera, de 7.560 millones de caja // Sus inversiones desde el año pasado al próximo alcanzan los 2.700, mil para digitalización y 1.700 para sus tiendas del futuro

El pasado: “Como resumen, decirles que 2020 fue un año muy marcado por la pandemia, en el que la compañía avanzó mucho en su transformación estratégica. Debo dar un agradecimiento enorme a todos los equipos de la empresa, por ese esfuerzo y ese compromiso demostrado durante el ejercicio”. Sobre el porvenir: “Las perspectivas son positivas y certifican el resultado de esta estrategia que estamos desarrollando, a consecuencia de la calidad de nuestro equipo humano en todas las áreas de actividad del grupo, nos invitan a mirar al futuro con optinismo, con solidez, y pensando que como compañía tiene mucha capacidad de crecimiento”.

Con estos mensajes cerraba su intervención el presidente de Inditex, Pablo Isla, a la junta general de accionistas de la multinacional textil, reunida este martes en su sede en Arteixo. Ésta aprobó los resultados de 2020, en el que las ventas del grupo alcanzaron 20.402 millones de euros. Un ejercicio en el que hasta el 100 % de sus tiendas estuvieron cerradas por la pandemia de la COVID-19. Las ventas de la compañía a través de su plataforma online global crecieron un 77 % a tipo de cambio constante, y alcanzaron los 6.600 millones de euros, lo que coloca a Inditex entre los líderes mundiales de moda por Internet.

Al menos entre el pasado 1 de mayo y el 6 de junio la situación continuaba mejorando: las ventas en tienda y online a tipos de cambio constante se duplicaban frente a las del año pasado, siendo un 5 % superiores, incluso, a las del prepandémico 2019, a pesar de ver diezmadas sus horas para ofrecer sus prendas al público. Un 98 % de sus establecimientos están hoy abiertos.

Isla destacaba la “fortaleza de la transformación estratégica de Inditex con su modelo de negocio integrado, digital y sostenible”, gracias al “compromiso, talento y trabajo de todas las personas que la integran”, lo que ha permitido tener unos resultados notables en un escenario de la máxima complejidad. “Tal y como habíamos anticipado, la transformación iniciada en 2012 está dando los frutos esperados”, señaló Isla.

Gracias a una gestión activa y constante, el gasto operativo del grupo se redujo un 17 %, lo que refleja la capacidad de adaptación y flexibilidad de la compañía. El beneficio neto ascendió a 1.106 millones de euros y el grupo superó el ejercicio con una sólida posición financiera, de 7.560 millones de euros, y con un inventario un 9 % inferior y de gran calidad, gracias a la aceptación de las colecciones de las diferentes cadenas y a su gestión eficiente.

Si desde 2012 el grupo dedicó 11.000 millones a inversiones entre los ejercicios 2020, 2021 y 2022, el Grupo invertirá otros 2.700 millones de euros adicionales en su transformación, de los que 1.000 se invierten en digitalización y 1.700 millones en incorporación de las últimas tecnologías a las tiendas del grupo, con la apertura prevista de hasta 450 grandes tiendas flagship en el período.

En paralelo, se mantiene la constante innovación de servicios digitales que, como el Modo Tienda, profundizan en nuevas fórmulas de integración con la tienda física. Durante el ejercicio, las web y app del grupo recibieron más de 5.300 millones de visitas y los perfiles en redes sociales de sus ocho marcas superaron 200 millones de seguidores.

En este contexto de fuerte aceleración de la estrategia de transformación, el presidente de Inditex destacó que estas inversiones permitirán el pleno desarrollo de la plataforma tecnológica propia, denominada Inditex Open Platform (IOP), nuclear en la estrategia del Grupo y que constituye una auténtica reproducción digital en una nube híbrida de cada una de las fases del modelo de negocio de Inditex. La plataforma integra todo el ciclo de vida del producto, lo que permite una interacción y adaptación permanente entre todas ellas.

Grupo más ‘verde’. Asimismo, como eje estratégico de la transformación del grupo, al mismo nivel que los anteriores, Isla resaltó que durante el ejercicio 2020 la compañía no sólo cumplió, sino que adelantó a las metas marcadas en algunos de sus objetivos en esta materia. Así, alcanzaron el 35 % de prendas con la etiqueta Join Life, que distingue los procesos y materias primas más sostenibles, por encima del 25 % fijado para el año; también se llegó al 80% de consumo de energía renovable, frente al 65 % marcado. Y se aumentó en un 91 % el uso de algodón más sostenible.

En este contexto, el presidente de Inditex anunció durante su intervención ante los accionistas el adelantamiento e incorporación de objetivos mucho más ambiciosos, el estructural el de lograr emisiones netas cero para 2040, diez años antes de lo pronosticado, ya que anteriormente estaba previsto para 2050.

Sobre la utilización de algodón más sostenible se establece como año 2023, lo que adelanta en dos el anterior objetivo, que era 2025. Y pretende que la mitad de las prendas sean Join Life en 2022, su ropa y complementos más sostenible.

Ya el año próximo pretende contar con un 100 % de energías renovables, con lo que subirían los veinte puntos porcentuales que le faltan, y como nueva meta, aspira a reducir en 2025 en una cuarta parte (-25 %) el impacto del agua en toda la cadena de suministro de la compañía.

Inditex sigue avanzando además en todo el resto de compromisos, como la eliminación de plásticos, con un primer hito en 2020 al desaparecer todas las bolsas de plástico de sus tiendas y pedidos online, y con el siguiente objetivo marcado para 2023, de eliminar todos los plásticos de un solo uso para clientes. Asimismo, el 100 % de los residuos de las actividades serán completamente reciclados también en 2023. En este mismo ejercicio, respecto a los tejidos, todas las prendas que provienen de fibras de la celulosa vegetal serán ya 100 % sostenibles, mientras que en 2025 todo el polyester y lino será 100 % reciclado o sostenibles según los parámetros previstos.

Señalaba Isla que la compañía seguirá potenciando los programas de innovación en reciclabilidad textil durante los próximos años, con socios de referencia en toda la cadena de suministro, así como con centros de prestigio como el Massachussets Institute of Technology (MIT). De la misma forma, proseguirán todos los programas de la estrategia ‘El Trabajador en el Centro’, que promueve el máximo respeto y promoción de las condiciones sociales en la cadena de suministro.

Contribuciones
4.689 millones en impuestos y su obra social

··· Pablo Isla también detalló la creación de valor para la comunidad que genera Inditex, cuantificando por ejemplo los más de 4.689 millones de euros de contribución tributaria global de la compañía en el ejercicio 2020. De esta cantidad, 1.201 millones se han pagado en España, sede del grupo, de los cuales un total de 620 millones han sido en concepto de impuestos directos. La tasa efectiva del grupo fue del 21,2 % en el impuesto de sociedades.

··· El presidente destacó también los más de 3,3 millones de beneficiarios directos de los programas de inversión social a los que Inditex contribuyó en 2020, con una aportación récord de 71,8 millones a través de 703 iniciativas, así como el detalle de programas y proyectos que la contribución del grupo permitió poner en marcha en el último ejercicio en materia de ayuda de emergencia, en especial frente a la COVID-19, ayuda humanitaria, bienestar social y educación.

Dividendo: entrega a sus propietarios seis de cada diez euros ganados
A mayor cumplimiento de objetivos ambientales, más retribución percibirá la cúpula de la compañía
Image

Que la sostenibilidad es uno de los pilares principales de Inditex para los próximos años quedó demostrado en la junta de accionistas de la compañía no sólo porque pudiese la compañía certificar que mejora con mucho sus objetivos en este terreno. Además de fijarse deberes mucho más ambiciosos en este terreno, sus propietarios dieron luz verde este martes al plan de incentivos anual y a largo plazo, en efectivo y en acciones, dirigido a miembros del equipo directivo. Y éste incluye, como una de sus principales novedades para su cálculo, un mayor peso del cumplimiento de los objetivos medioambientales del grupo.

Hechos, y no palabras. Este plan a largo plazo –a cuatro años, articulado en dos ciclos– afecta a los consejeros ejecutivos y otros empleados del grupo y recoge un nuevo esquema de incentivos que combinará un bonus plurianual en efectivo y una promesa gratuita de acciones. Una vez cumplidos ciertos objetivos, los incentivos se abonarán a los beneficiarios de este programa, que suman un máximo de 750.

Detalla Efe que en el caso del presidente ejecutivo, Pablo Isla, su retribución total se compone principalmente de un elemento fijo (3,25 millones de euros al año), otro de retribución variable a corto plazo o anual y uno más de retribución variable a largo plazo o plurianual, a percibir en efectivo y/o en acciones.

Según lo aprobado en la junta, la retribución variable anual de Isla podría llegar en 2021 y si se cumplen los objetivos estándar (target) al 120 % del sueldo fijo, que en la retribución variable a largo plazo y por cada ciclo alcanzaría, en un escenario target, los 2,72 millones. El primer ciclo comenzó el pasado 1 de febrero y concluirá el 31 de enero de 2024, en tanto que el segundo ciclo abarca desde el 1 de febrero de 2022 hasta el 31 de enero de 2025.

Con el 88,7 % del capital representado, los accionistas de Inditex aprobaron todos los acuerdos del consejo de administración, entre ellos el reparto de un dividendo correspondiente al ejercicio 2020 de 0,70 euros brutos por acción, de los cuales 0,35 euros brutos fueron ya pagados el 3 de mayo y el resto será desembolsado el próximo 2 de noviembre.

También se ratificaban la reelección de José Arnau como consejero externo dominical –figura como vicepresidente de este ´rogano– y la de Deloitte como auditor de cuentas de la sociedad y su grupo para este ejercicio.

Hitos. El consejo de Inditex, cuyo valor bursátil descendía este martes un 1,5 % hasta 29,32 euros por acción –y un valor global de 91.329,6 millones– arropó a Isla en la junta, presencial y online, celebrada en la sede del grupo. Allí estaban el citado Arnau junto con Carlos Cresco, consejero delegado; Flora Pérez Marcote, José Luis Durán, Rodrigo Echenique, Denise Patricia Kingsmill, Anne Lange, María Pilar López, Emilio Saracho; y el secretario, Óscar García Maceiras.

El presidente explicó los motivos por los que 2020 fue un ejercicio clave en la transformación estratégica de Inditex, iniciada hace una década y a la que se destinó la citada inversión de 11.000 millones. Con esta apuesta el grupo alcanzó el objetivo de lograr una plataforma plenamente integrada y sostenible de tiendas y online, capaz de servir a los clientes en 216 países. En 2020, Inditex incorporó 25 mercados online y abrió nuevas tiendas en 29 mercados, al tiempo que completó su programa de eco-eficiencia en toda su plataforma comercial, que contaba con 6.829 tiendas a cierre del ejercicio.

Asimismo, Isla destacó como un hito fundamental el rápido despliegue del sistema de gestión integrada de inventarios (SINT), disponible en 5.777 tiendas en 89 mercados y que ha permitido distribuir desde tienda 46 millones de pedidos por un importe total de 1.155 millones. “Disponer de esta tecnología y de estas capacidades fue crítico en los períodos de confinamientos y cierre de tiendas, sobre todo en momentos en que hasta el 88 % de ellas cerraron al mismo tiempo”, recordó.

Zara va de boda
Una revolución: vestidos de novia ‘low cost’
Image

En los últimos días las redes sociales y publicaciones especializadas en moda femenina se llenaban de mensajes, se multiplicaban las publicaciones, por un hecho que consideraban trascendental: por fin se podía entrar en la web o la app de Zara, escribir ‘vestidos de novia’ y encontrarse con una amplia oferta y a precios competitivos; ya no se restringe la oferta a la ropa de quienes asisten a la celebración. Señaló Elle.com, por ejemplo, que “Zara al fin ha sacado su primera colección de vestidos de novia, y más allá. Es decir, que también hay bodys corsé, coleteros, pañuelos, portatraje, sobres, antifaces, lencería y batas y todo lo que una novia puede soñar con llevar el día de su boda”. Propuestas por menos de cien y hasta 129 euros, con estilo “vintage y lencero” que igual no convence a una novia tradicional, pero que prueban que Zara va de boda... y a por todas

13 jul 2021 / 21:26
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.