Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 23 mayo 2024
20:39
h
ENTREVISTA
Noemi Lois / Catedrática de Oftalmología en la Universidad de Queen’s y cirujana de vitreorretina en el Belfast Health and Social Care Trust en Belfast

“Juntos, colaborando, tendremos la posibilidad de llegar más lejos”

Ha sido nombrada entre las 100 mujeres con más influencia en el mundo de la oftalmología y no es la primera vez. ¿Cómo se siente?

Pues he de decir que da satisfacción ver que el trabajo que he realizado es reconocido.

El Wills Eye Hospital, considerado uno de los mejores hospitales del mundo de ojos, fue su centro de aprendizaje. ¿Cómo llegó allí?

Cuando estaba en mi segundo año como residente de Oftalmología en España cogí un pequeño periodo de comisión de servicios, al cual añadí mi mes de vacaciones, y me fui a hacer una rotación a Chicago, a un centro de oftalmología de gran reputación. Estudié mucho antes de ir y eso me permitió hacer un gran papel allí. El oftalmólogo con el que trabajé en Chicago, dr. Joel Sugar, apoyó mucho mi entrada en el Wills, donde hice un fellowship en córnea, seguido de otro en oncología ocular. Para este útimo tuve el apoyo de la Fundación Pedro Barrié de la Maza, a la que estaré siempre eternamente agradecida. El fellowship de oncologia ocular, con los mejores del mundo, los drs. Jerry and Carol Shields, me abrió las puertas inmediatamente en el Reino Unido.

¿Qué aprendió durante su estancia en este centro?

Muchísimo. Comenzábamos a trabajar a las seis de la mañana y acabábamos a las cinco de la tarde. Todas las semanas había sesiones clínicas, en las que se discutían casos interesantes o difíciles con toda la distinguida plantilla de oftalmólogos del Wills. En este servicio veíamos y operábamos pacientes que venían de todo el mundo con todo tipo de tumores oculares. Fue una experiencia increíble. Aprendí mucho también de organización, de cómo manejar mi tiempo de forma adecuada y productiva, y de cómo hablar con los pacientes.

¿Le marcó en su trayectoria personal y profesional?

Mucho. Por eso estoy tan agradecida a la Fundación Pedro Barrié de la Maza. La experiencia me dio competencia, confianza y me permitió conocer a líderes de la oftalmología mundial, con los que ahora me relaciono. Fue una experiencia personal preciosa también. Hice muchos amigos en mi tiempo en el Wills.

¿Y su etapa en la Royal Liverpool University Hospital?

En Liverpool aprendí y trabajé con un genio de la cirugía vitreorretiniana, el profesor David Wong. Vivía al lado del hospital y me pasaba mucho tiempo operando... Poco vi de Liverpool... pero ahora no me arrepiento de haber trabajado duro porque, gracias a ello, puedo ofrecer una mejor experiencia a mis pacientes.

También ha trabajado en Londres, Brasil... Ahora, en Belfast. ¿Volverá a su tierra?

¡Vuelvo a mi tierra cada año! ¡Qué bonita es Galicia! ¡No hay otra costa en todo el mundo como la nuestra! Y claro, también está mi familia, enorme por cierto, y a la que me siento muy unida. Pero dudo muchísimo que vuelva para trabajar en España. Las condiciones laborales de los médicos en nuestro país son desalentadoras. Los médicos tenemos mucha responsabilidad, el estudio nunca se acaba en nuestra profesión y nos llevamos las preocupaciones sobre nuestros pacientes con nosotros a casa. Ser médico es realmente un modus vivendi. La carrera es larga y el tiempo de súper-especialización también. Creo que el Gobierno español no se da cuenta de ello y no valora ni remunera apropiadamente a sus médicos. Desgraciadamente, muchos y muy buenos, están dejando España y buscándose un futuro fuera de ella, como yo misma hice hace ya tantos años.

¿Qué le han aportado estas vivencias en culturas diferentes a la suya?

Entendimiento y apreciación por aquellos que son muy distintos a mí.

¿A quién considera sus maestros en la especialidad de Oftalmología?

A los doctores Jerry y Carol Shields y al profesor Wong, a los que ya he mencionado anteriormente, al profesor Alan Bird, con el que entrené durante 18 meses en el Moorfields Eye Hospital en Londres, y al dr. Carlos Figueiredo, un cirujano excepcional que me enseñó a hacer un tipo especial de cirugía de catarata y con el que pasé unos meses en Brasil. Pero considero también como mi maestro a alguien que no conocí personalmente, el dr. Donald Gass. Él, estadounidense, publicó un libro de retina que me estudié muy bien cuando era residente de Oftalmología en Galicia. Su obra me inspiró profundamente. Me dejó ver la gran complejidad diagnóstica de las afecciones retinianas y, como muchas enfermedades generales de otros órganos, pueden manifestarse con alteraciones en la retina y, debido a ello, pueden ser diagnosticadas con un examen retiniano. Me pareció fascinante y un continuo desafío, por lo que decidí dedicar mi carrera a la retina.

En el año de la pandemia, ¿cómo ha afectado el COVID a su vida?

La pandemia aumentó mucho el trabajo en el hospital y dificultó las tareas que realizamos en la Universidad, como la enseñanza y la investigación. Pero para mí, claro está, no fue tan devastadora como para los médicos de otras especialidades, muchos de los cuales fueron trasladados a cuidar a pacientes con COVID; algunos de ellos perdieron su vida en ello. Al igual que enfermeras y demás personal sanitario que se arriesgaron tanto por cuidar de otros. Hemos de estimar y agradecer mucho la labor que han prestado a nuestra sociedad.

En al ámbito personal, he tenido mucha suerte y doy gracias a Dios de que nadie en mi familia haya fallecido debido a la pandemia.

¿Cómo ve a Galicia desde su país de acogida?

Galicia es un lugar precioso para vivir, repleto de gente cariñosa y afable. La comida en Galicia es excelente, sin duda, ¡ el mejor marisco del mundo!

Académicamente, la Universidade de Santiago de Compostela ha tenido y tiene muchos grandes profesores e investigadores, uno de ellos mi querido padre, el profesor José Lois Estévez, que muy desgraciadamente no se encuentra ya entre nosotros. Pero, a mi modo de ver, no siempre aquellos que están en altos puestos se percatan de la valía de otros que tienen a su alrededor. Quizás por miedo a “que les hagan sombra”. Quizás por falta de conocimiento. Es esencial que hagamos desaparecer el “nadie es profeta en su tierra” y que valoremos, potenciemos y ayudemos a los nuestros; que nos sintamos orgullosos de ellos. En este sentido, estoy muy agradecida a El Correo Gallego por el apoyo que siempre me ha concedido.

¿Vendrá en este Año Santo Compostelano?

Espero que sí. Todos, incluidos mi marido y mis hijos, estamos deseando ir a Galicia ya que no pudimos hacerlo en Navidad. Esperamos ansiosamente ver a nuestras familias y amigos.

Tengo intención, en este Año Santo Compostelano, de ir a visitar al Apóstol Santiago al que, desde niña, pedí que me concediera ser un buen médico para mis pacientes. Espero no defraudarle.

¿Le afecta el Brexit en el desarrollo profesional?

No sabemos bien, de momento, cual será la repercusión del Brexit en nuestro desarrollo profesional. Las reglas en Irlanda del Norte son también algo distintas que en el resto del Reino Unido. En términos generales, yo soy de la opinión de que “la unión hace la fuerza”. Juntos, colaborando, tendremos siempre la posibilidad de llegar mas lejos; dividiéndonos, el éxito será menos probable.

INVESTIGACIÓN CONTINUA

Noemi Lois es catedrática de Oftalmología en la Universidad de Queen’s y cirujana de vitreorretina en el Belfast Health and Social Care Trust en Belfast, Reino Unido. Con su grupo de investigación, lleva a cabo estudios pre-clínicos y clínicos en el campo de la retinopatía diabética y sus complicaciones. Otros de sus temas de estudio son la cirugía retiniana, las enfermedades vasculares de la retina, y la enfermedad de Stargardt.

Ha publicado más de 130 artículos de investigación en revistas internacionales, numerosos capítulos en libros de oftalmología y ha editado tres libros, uno de ellos está ya en su segunda edición. Ha sido conferenciante invitada en China, España, India, Indonesia, Irlanda, Italia, Malasia, Singapur, Sudáfrica, Suiza, Estados Unidos y en el Reino Unido.

Lidera dos grandes estudios multicéntricos en el Reino Unido en retinopatía diabética, Emerald, publicado recientemente y Diamonds, que pronto editará sus resultados .

Trabaja como co-líder, junto con el Profesor Rafael Simó en Barcelona, en un gran estudio multicéntrico Europeo, Recognised (www.recognised.eu), que tiene como objetivo evaluar si la retina puede ser usada para identificar de forma temprana a individuos con diabetes de tipo 2 en riesgo de desarrollar enfermedades cognitivas y demencia, al igual que determinar los mecanismos implicados en el desarrollo de estas enfermedades, con la finalidad de encontrar opciones terapéuticas.

13 jun 2021 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.