Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 04 julio 2022
21:33
h

La biofábrica de Ence Pontevedra redujo en un 22 por ciento sus emisiones por gases invernaderos en 2021

La compañía prevé que el descenso respecto a 2018 alcance el 25 % en el año 2025

La biofábrica pontevedresa de Ence redujo un 22 por ciento sus emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del consumo de combustibles fósiles de alcance 1 durante el año 2021. Este hito se enmarca en la apuesta de la compañía por la acción por el clima, a través de la cual Ence quiere contribuir a la mitigación del cambio climático en el conjunto de su actividad. La compañía inició este camino ya en 2017, cuando dio a conocer su Decálogo para la Sostenibilidad de la Biomasa como Combustible, una iniciativa precursora en la empresa española, puesta en marcha para garantizar la sostenibilidad en la utilización de la biomasa y el cuidado del medio ambiente en su aprovechamiento como fuente de energía . En concreto , la biofábrica de Pontevedra ha desarrollado planes de reducción basados ​​en la mejora continua de todas las fases del proceso, que se tradujo en un menor consumo de combustible gracias a la mejoras operativas, así como la eliminación completa del uso de coque en el proceso de producción de celulosa.

De hecho, en sintonía con este compromiso con el medioambiente, la compañia realizó una parada técnica a principios de este año que duró prácticamente un mes y que según por lo que indican en sus redes permitió “afianzar y seguir mejorando de forma continua” la fiablidad y sostenibilidad de una instalación que remarcan “no sólo cumple holgadamente con toda la normativa ambiental vigente, sino que fue reconocida por su sostenibilidad a través de certificaciones como Residuo Cero de AENOR, la etiqueta ecológica Nordic Swan y la Distinción de Oro de la Comisión Europea.

Es así como el trabajo , el desarrolo de las mejoras operativas y la sustitución de combustibles fósiles por combustibles renovables contribuyeron a la consecución de este resultado en la planta de Pontevedra, que junto a la prórroga concecida a esta biofábrica la semana pasada por parte del Tribunal Supremo supondrá una inyección de positivismo para la compañía. De esta forma, Ence está cada día más cerca de alcanzar su objetivo voluntario propuesto con el que pretenden reducir en un 25 por ciento las emisiones específicas de los alcances 1 y 2 del segmento de celulosa para el año 2025 respecto al año base 2018.

En julio de 2020, esta misma biofábrica y la planta de generación con biomasa de Ence en Mérida se convirtieron en las dos instalaciones pioneras en Europa en obtener la certificación Sure , convirtiendo a Ence en la primera empresa del continente en iniciar el proceso de verificación de sostenibilidad de su biomasa mediante este estándar. El esquema de verificación Sure es una de las herramientas desarrolladas para asegurar el cumplimiento de las exigencias de la Directiva de Energías Renovables(UE) 2018/2001 (REDII), una normativa europea que establece diversos criterios que deben cumplir todas las biomasas empleadas en el sector de la bioenergía, enfocados a garantizar su sostenibilidad, un correcto balance de masas, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la eficiencia energética.

09 mar 2022 / 12:16
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.