Santiago
+15° C
Actualizado
lunes, 27 septiembre 2021
15:15
h

La cita presencial en la Primaria se volverá a poder pedir desde este jueves

Todos los conselleiros, salvo los dos vicepresidentes, renuncian a sus actas de diputados

Volvieron las sesiones de control al Parlamento de Galicia en el inicio del nuevo curso político, y con ellas los reproches enérgicos de la oposición al presidente de la Xunta, y las réplicas de Alberto Núñez Feijóo pidiendo, de nuevo, seriedad en el debate, sacando pecho por la gestión que se está haciendo en la comunidad, y buscando responsables en el Gobierno central en cuestiones como el vaciado de los embalses o la situación de la sanidad pública.

Volvió el bullicio al hemiciclo de O Hórreo, los cara a cara de Feijóo con Caballero, al que volvió a augurarle un negro futuro al frente de su partido, y con Pontón, a quien pidió que pensase más en Galicia que en su “socio” Sánchez.

Y con la vuelta de las sesiones de control, también regresaron anuncios por parte de presidente. Uno, que en los “próximos días”, se volverá a poder pedir cita presencial en la Atención Primaria. El otro, que todos los miembros de su gobierno, a excepción de los vicepresidentes Alfonso Rueda y Francisco Conde dejarán sus actas de diputados “para centrarse nas súas labores de goberno”.

Feijóo expuso que “a presencialidade se irá recuperando segundo vaia remitindo a Covid”, y adelantó que la consulta presencial se irá incrementando “de forma inmediata”. “Nos próximos días, non digo meses, os galegos recuperarán a posibilidade de recuperar a cita presencial” en la Atención Primaria. Lo podrán hacer a través del teléfono o de la web. “Probablemente sexamos unha das primeiras comunidades de España en facelo”, recalcó. En una comparecencia posterior, el conselleiro de Sanidade, Julio Garcia Comesaña, precisó que la cita presencial podrá pedirse desde este jueves ya.

Por otro lado, y ya fuera de tiempo, Feijóo anunció que todos los conselleiros, a excepción de los vicepresidentes, entregarán sus actas de diputados “para adicarse únicamente as súas labores de goberno”. Una medida que Feijóo ya ha utilizado en otras ocasiones, y que vendió como un gesto por parte de su Ejecutivo que no harían los miembros de la oposición en caso de estar en la misma situación.

Son los dos grandes titulares de una sesión de control en la que volvió a verse una línea argumental muy similar a la de antes de vacaciones. Ana Pontón (BNG) criticando “o desleixo” de la sanidad pública y exigiendo medidas para revertir doce años de recortes, y Gonzalo Caballero (PSdeG) censurando los recortes en servicios públicos y dando el mérito de los avances de la vacunación al Gobierno central. Frente a ellos, Alberto Núñez Feijóo descargando responsabilidades en la falta de médicos y en la actuación del Ejecutivo que encabeza Pedro Sánchez.

SANIDAD Y ATENCIÓN PRIMARIA. Antes de los anuncios del presidente, la portavoz nacional del BNG había instado a Feijóo que se “aplique o conto” de defender a Galicia que le reclamaba a Caballero, “e non vete a tarifa eléctrica galega e deixe de atacar a sanidade pública a que ten conducida a unha situación dramática”. Ana Pontón había preguntado cuándo se iba a recuperar la presencialidad, porque ahora conseguir cita “é unha carreira de obstáculos”.

Denunció que son “doce anos de derribo á sanidade pública e a Atención Primaria”, y afeó que empiece a parecer normal “que haxa lista de espera ate para a cita telefónica”. Además, se preguntó qué iba a pasar con el 40% de personas que no iban a poder acceder a cita presencial, en referencia al objetivo del 60% que se marcó hace unas semanas el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña. Así, aseveró que “a súa estratexia de recortes é a mellor campaña comercial que podería desexar a sanidade privada”.

En la línea de medidas propuestas por el Bloque, Pontón volvió a insistir en dedicar 200 millones de euros para “un plan de choque urxente” na primaria, y marcó el objetivo de destinar, al final de la legislatura, el 25% del presupuesto del Sergas para esta rama. También reclamó la contratación de más médicos e enfermeras, y “acabar coa coa precariedade e convocar prazas vacantes no Sergas”.

Frente a esto, el presidente gallego replicó que “a pandemia marcou un antes e un despois na sanidade” y añadió que “o BNG vive noutro mundo e ven coa mesma matraca continuamente”. Leyó varios recortes de prensa de distintas comunidades en los que hay problemas similares en materia sanitaria, antes de ironizar diciendo que “será que todos os presidentes queren recortar na Primaria”. “Todos temos o mesmo problema, e que non hai médicos”, reiteró.

Feijóo exhortó a Pontón a “non facer demagoxia”, le reclamó que “respecte un pouco máis a Galicia”, y le recordó que “todas as respostas dos seus socios (en referencia al Gobierno central) foron non”. Así, detalló que recibieron respuesta negativa a la propuesta de hacer un MIR extraordinario, a la oferta pública de empleo para cubrir vacantes y a la implantación de una especialidad de médico de urgencias. “O problema existe en toda España e responsabiliza a quen trata de buscar solucións. Os seus socios din que non e vostede ven aquí a rentabilizalo”, espetó.

El máximo responsable de la Xunta aprovechó para dar cifras sobre la situación de la Primaria para defender la gestión de su gobierno. Y concluyó atacando al decir que “se reflexionara máis sobre Galicia e menos sobre a UPG poderíamos traballar máis por Galicia”.

A Pontón la intervención del presidente le pareció “moi previsible”, porque “cada vez que hai un problema, non busca solucións, senón culpables” y lamentó que “leva doce anos gobernando e di que os problemas da sanidade son responsabilidade do BNG e Ana Pontón”. Una forma de proceder que “reflexa a súa incapacidade”.

La nacionalista incitó al conservador a que “se cubran as baixas e revirtan os recortes” si realmente quiere agradecer a los profesionales su dedicación. Además, le preguntó que cómo era posible que se sucedieran las protestas, incluida una denuncia por parte del Colegio de Médicos de Pontevedra, si la sanidad pública estaba tan bien como defiende el presidente.

Recordó que los problemas en la sanidad venían de antes de la pandemia, y puso como ejemplo la dimisión en bloque de los profesionales de Vigo o el intento de cierre del paritorio de Verín.

SERVICIOS PÚBLICOS. El portavoz del PSdeG, Gonzalo Caballero, cargó contra los recortes en servicios públicos como la educación y la sanidad, y volvió a comentar que “están desnortados cos Next Generation”. En una intervención con varios frentes abiertos, también acusó al presidente de “falta á verdade co baleirado dos encoros”.

Caballero manifestó que “a cidadanía manda un SOS e ninguén lle da resposta”, porque “se foron de vacacións e deixaron de gobernar”. Considera que “Galicia merece máis que o escapismo do presidente”.

También habló del certificado Covid, al decir que “a sección Vox do PPdeG, co seu secretario xeral e a deputada de Bande intentaron felicitarse pola xestión do PP”. Ahora que el Tribunal Supremo ha dado la razón a la Xunta, el portavoz socialista prefirió recordar que “non pediron autorización e marcharon de vacacións cunha chapuza que xerou caos na hostalaría”.

Caballero proclamó que “despois de tanto dicir Galicia, Galicia, Galicia, abandonou aos galegos” y recordó que la “lealdade” de los socialistas “non é complicidade das irresponsabilidades do PP”.

Y sobre el vaciado de los embalses aseguró que el presidente tenía conocimiento y que “segue estando abrazado aos amigos das eléctricas e en connivencia cos seus intereses”.

Feijóo volvió a tratar al líder socialista con cierto aire displicente. Comenzó comentando que los argumentos de Caballero habían provocado sorpresa a sus propios diputados, y concluyó volviendo a poner en duda su continuidad al frente del proyecto progresista.

Entremedias, expuso que en Educación había 2.000 alumnos más pese a tener 6.000 alumnos menos y recordó que llevan once años con las tasas universitarias congeladas. Sobre el certificado Covid, declaró que el Gobierno central, con su “inacción”, había obligado a las comunidades a buscar soluciones. Y preguntó “como poder dar leccións quen durante un ano estivo vulnerando os dereitos cun estado de alarma inconstitucional”, provocando el bullicio en la Cámara.

En cuanto al vaciado de los embalses, volvió a criticar a la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y a reclamar la trasferencia de la competencia, y aseguró que habrá un expediente sancionador. Y sobre las vacunas, insistió en que eran, junto con Cataluña, la comunidad que menos dosis había recibido por habitante.

Feijóo se dirigió a Caballero diciendo que “é difícil axudalo” y le criticó por “non exercer unha oposición razoable”. Le afeó el tono en un Parlamento en el que “non ten que convencer a ninguén”, y le recomendó tener cuidado al recordar que “tan entregados como vostede eran ministros que ninguén sabe onde están, aprenda a lección”. “É imposible tomalo en serio” y “manter unha conversa medianamente seria con vostede. Respéctese un pouco máis e veña falar dos problemas de Galicia e non a confundir”.

15 sep 2021 / 11:06
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.