Santiago
+15° C
Actualizado
jueves, 16 septiembre 2021
10:33
h
Luis González eligió ser repartidor por la flexibilidad laboral al tener que cuidar de su hija // Manifiesta cobrar 2,1 € fijos por pedido, mientras la app mantiene que recaudan el doble

La desventura de Glovo: ganar 1.500 euros al mes y acabar recibiendo 800

Cuesta abajo y sin frenos, así disminuye el dinero percibido por los repartidores de Glovo en comparación al beneficio generado, similar al movimiento de sus bicicletas o motos deslizándose por Santo Domingo de la Calzada. Luis González, rider en la compañía más famosa (junto a UberEats) dentro del mundo delivery, reconoce facturar sobre 1.500 euros al mes, eso sí, sin pagar la cuota de autónomo, asesorías y demás impuestos. Del total, el distribuidor asegura quedarse únicamente con 800.

Para muchos, la vida es ese tiempo que transcurre desde que eligen qué comida pedir a domicilio hasta su posterior llegada, disfrute y empacho. Mientras ello sucede, tiempo que el consumidor aprovecha para acomodarse en su butaca, las reposaderas de quienes logran que el envío llegue a buen paradero descansan sobre sillines de bicicleta o (si tienen suerte) ciclomotores.

La llegada de nuevas aplicaciones móviles, desarrolladas por grandes empresas del sector tecnológico, supuso un boom al incrementar el número de posibilidades, servicios y repartidores. Una es Glovo, creada en 2015, cuya expansión ha sido tan rápida como polémica, abriéndose paso entre las 220 ciudades donde actualmente opera a la vez que salía invicta de los boicots, protestas y manifestaciones que sus “empleados” han efectuado en los últimos años.

Ahí trabaja Luis González, un venezolano que también posee nacionalidad portuguesa, ofreciendo servicios como rider en Pontevedra, debido a la “flexibilidad” de este oficio que le da más conciliación familiar.

“Empecé en Glovo por tema personal, porque como tengo una niña y mi esposa no concordaba con los horarios (...)”, manifiesta el distribuidor, destacando que mediante esta profesión es “autónomo”.

Ello le posibilita currar “las horas que quiere o vaya cuadrando”, facilitándole cuidar a su hija al no haber “horarios fijos”. “Lo hice sobretodo por eso”, reconoce González, quien antes de llegar a la Boa Vila (donde sólo lleva dos semanas como repartidor) estuvo realizando el mismo labor en la ciudad olívica.

los agujeros de la mochila. Cuando “trabajaba de glover en Vigo” el repartidor asegura que “ganaba aproximadamente 1.500 euros”, pero con un poco de letra minúscula: “De ahí había que sacar lo de autónomo, las asesorías, el IVA (...)”.

Restándole eso, González estima que le quedaban sobre 800€, es decir, prácticamente la mitad de lo que facturaba. Un dinero que se esfumaba cada mes, entre los agujeros de la pesada mochila amarilla que carga, sin poder hacer nada por evitarlo.

Y eso que en su anterior urbe “habia más movimiento”. Precisamente por cada pedido entregado, el distribuidor percibía “2,10 euros fijos”. A ellos, habría que sumarles, tal y como explica, una serie de pluses por “la espera” o “la distancia”.

“Si vas a la Pepita aquí en Pontevedra y el pedido no está listo por cada diez minutos van sumando 0,5”, resalta como ejemplo González.

Aun así esta cifra se aleja bastante del promedio que consta en la app de Glovo al hacer un encargo, donde aparece el mensaje “Los repartidores ganan de media entre 4€ y 5€ por cada pedido entregado”. Y aunque fuese, el trabajador afirma que ello compondría el salario bruto.

¿Pudiera ser que la empresa mostrase ese dato para lavar su imagen?, “Me imagino”, responde González, precedido de un tímido “la verdad es que no te puedo comentar”.

GUANTES Y MASCARILLA FRENTE AL CORONAVIRUS. “Se ha movido un poco, con este tema del COVID”, comenta el glover con relación a su nueva vida laboral en Pontevedra y la demanda actual de este servicio por parte de los ciudadanos.

Ante la crítica situación sanitaria generada por la pandemia del coronavirus, el distribuidor toma todas las precauciones necesarias para no contraer el bicho mientras labora. “Por mi plan de personal tengo mascarilla y uso unos guantes”, apunta.

Asimismo, González destaca la actitud generalmente buena de la gente que espera en sus puertas cuando este les entrega el pedido: “hay quien me recibe con mascarilla, otros me llaman para que lo deje fuera”. Y lo mismo en los sitios de recogida.

agradecido y sin PERSPECTIVAs DE cambiar. ¿Criticaría algo de Glovo? “Acá de momento no, la verdad que no, en algún momento que ha habido algún tipo de problema me han sabido responder”, mantiene este repartidor.

González, que llegó a Galicia hace ya tres años, trabajó antes en la restauración (como cocinero) y aunque por ahora no se plantea un cambio dada la flexibilidad del empleo, sí se lo pensaría si le saliese “otra cosa”.

anteproyecto
¿En qué se basa La futura ley del rider?

··· El mes pasado, tal y como avanzaba La Información, se revelaba un “anteproyecto de ley contra la huida del derecho del trabajo a través de las nuevas tecnologías”, también conocida como ley Rider, que está incubando el Ministerio de Trabajo y Economía Social, con el objetivo de laboralizar a los repartidores.

··· Con ello, el departamento de Yolanda Díaz busca asegurar para estos trabajadores un sueldo establecido a través de una norma legal; periodos laborales máximos y tiempos mínimos de descansos; condiciones que garanticen la seguridad del personal; y derechos vinculados al fin del contrato, así como los relacionados con las indemnizaciones.

··· Desde que se firme esta ley Rider, el Ministerio dará dos meses para la institución del Registro de Plataformas Digitales, donde deberán inscribirse todos los grupos asociados con el sector de “reparto o distribución de cualquier producto de consumo” y también quienes entreguen mercancía “a terceras personas”, obligándoles además a poner el algoritmo que utilizan para sus repartos. Gracias a la inscripción, que contiene multas que van de 6.000 a casi 190.000 euros si no la llevasen a cabo, se podrá vigilar si las plataformas usan falsos autónomos.

30 nov 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito