Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 02 diciembre 2022
21:46
h
Las industrias del sector se encuentran en uno de sus mejores momentos, con máxima carga de trabajo por las inversiones en las energías renovables // Crecen los particulares que apuestan por instalaciones energéticas eficientes extrayendo el calor bajo la superficie sólida de la tierra TEXTO Maite Gimeno

La geotermia gallega crece y se refuerza a pesar de la crisis covid

Ha venido para crecer y en los últimos años su implantación dibuja un arco ascendente. La geotermia –energía almacenada en forma de calor que se encuentra debajo de la superficie sólida de la tierra– consolidará en 2020 el incremento de instalaciones, tanto en edificios públicos como en instalaciones privadas, que arrancó con fuerza en Galicia hace cinco años.

Con una potencia instalada hasta 2019 de más de 36 megavatios en la comunidad gallega, A Coruña lidera la apuesta por aprovechar el calor del suelo, ya que concentra el 41 por ciento de las inversiones y cuenta con 621 edificios que han optado por invertir en unas instalaciones con las que conseguir una energía eficiente. Pontevedra añade 520 instalaciones, el 34,7 por ciento, mientras que Ourense cuenta con 184, el 12,3 por ciento y Lugo con 173 y el 11,5 por ciento del total.

Para desarrollar

El presidente Asociación Cluster da Xeotermia Galega, Manuel López Portela, explica que Galicia es una de las comunidades con mayor nivel de este sistema de energía renovable. Para la gerente, Belén Sío, aunque en los últimos cinco años se han materializado entre 140 y 165 instalaciones anuales, su implantación evoluciona a un ritmo más lento de lo que sería deseable “tanto por las capacidades existentes en Galicia como por las necesidades energéticas y por su máxima eficiencia, especialmente para las grandes instalaciones”.

Con grandes firmas gallegas aprovechando el calor del subsuelo para sus construcciones, entre las que se encuentran las del polígono industrial de Porto do Molle, en Nigrán, con 8 megavatios instalados, Sío insiste en defender que “Galicia cuenta con unas maravillosas condiciones de terreno para la geotermia por ser un suelo granítico y muy conductor del calor”.

Aunque la inversión inicial para apostar por este sistema supera a otras renovables, con un gasto medio de 14.000 euros que se ve recortado por las ayudas oficiales, a medio plazo compensa ya que la amortización se completa entre 4 y 6 años y la factura de calefacción se ve rebajada de 2.000, por el gasóleo o propano, hasta 400 euros anuales.

Sío defiende que la geotermia es una de las energías más sociales “porque es la más barata”. En esta dirección, han propuesto al IGVS la construcción de viviendas de protección social abastecidas con geotermia, “por ser lo más económico para los usuarios finales”.

La gerente de Acluxega explica que entre las ventajas de Galicia es que cuenta con toda la cadena de valor de la geotermia.

EVOLUCIÓN El presidente de Acluxega apunta, por su parte, que las subvenciones son trascendentes para los proyectos, ya que con éstas se montan un 50 por ciento más de instalaciones, porque las ayudas representan entre el 40 y el 45 por ciento del coste total a fondo perdido. “Eso ayuda muchísimo, ya que para una familia media representa mucho dinero, además de que la amortización es rápida” para contar con unos equipamientos con una vida útil de más de 25 años. “Todo esto las convierte en muy rentables”.

El empresario pone también en valor la aplicación de la geotermia en empresas con un alto consumo de energía, especialmente en un entorno en que las administraciones públicas proporcionan subvenciones que llegan a superar el 40 por ciento del coste

Manuel López Portela confía en el impulso que significará para el sector la financiación que llegará de Europa con el compromiso para 2030, “que hay que cumplir”, de apostar por las energías renovables. Así, señala las buenas expectativas de carga de trabajo, que conviven con la incertidumbre de la respuesta, fundamentalmente del mercado privado, por el imprevisible comportamiento ante la crisis de la covid-19 y la evolución de la pandemia.

protagonista
“todas las empresas tienen mucho trabajo”
Presidente de Acluxega Manuel López Portela

Aunque la incertumbre tiñe de interrogantes el mapa del escenario futuro, Manuel López Portela explica que las expectativas de las empresas del cluster son “buenas”. Preceden a una buena situación actual, marcada porque todas las pymes de las renovables tienen “mucho” trabajo, en proyectos privados e institucionales.

Anticipa que el nuevo escenario marcado por las exigencias comunitarias de apostar por la implantación de las energías renovables colocan a las firmas del sector en una situación “óptima”, aunque matiza que siempre en función de la respuesta del cliente final ante la pandemia.

Valedor de la geotermia por su eficiencia y grado de autosuficiencia, expresa su preocupación porque el Inega no haya ampliado los plazos de ejecución de las obras a pesar de los problemas de la covid-19.

21 sep 2020 / 00:00
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito