Santiago
+15° C
Actualizado
viernes, 24 septiembre 2021
16:07
h

La mitad de los pacientes en uci son menores de 40 años

La Xunta hace una valoración “positiva” de la noche del viernes, primera con playas y plazas precintadas, con algunas intervenciones policiales “aisladas”

Galicia se encuentra sumida en una imparable ola de contagios que no dejan de ascender día tras día, rompiendo todos los récords. Mientras tanto, los hospitales parecen permanecer ajenos a esta tendencia. Con todo, lo que más preocupa en estos momentos a la Consellería de Sanidade es la edad de los pacientes ingresados a causa del coronavirus, cada vez más jóvenes.

En este sentido, el departamento autonómico advirtió este sábado de que más de la mitad de los ingresados en las unidades de cuidados intensivos tienen 40 años o menos. Teniendo en cuenta que en estos momentos hay 47 ingresados, y tan solo 12 en críticos, esto significaría que unos seis tienen menos de cuarenta.

Un dato que el departamento autonómico asegura que “preocupa” y ante el que apela al “sentidiño” al asegurar que “el virus sigue muy activo”. “Disfrutemos de un verano seguro”, señala.

Tal y como recordó el jueves tras el Consello de la Xunta el presidente, Alberto Núñez Feijóo, hay intereses económicos en juego. Y es que Galicia aspira a cosechar buenos resultados en esta campaña estival. Los datos de ocupación que maneja el sector turístico son optimistas y la previsión es, al menos, superar las cifras de 2020. El objetivo es llegar al millón de visitantes, un 11 % más que en el mismo periodo del pasado año, y alcanzar los tres millones en todo el año 2021.

Estos fueron los datos trasladados esta misma semana tras la reunión de la Xunta y el Clúster de Turismo de Galicia. El vicepresidente, Alfonso Rueda, apeló a trabajar en promocionar Galicia como ‘Destino Seguro’ y se mostró optimista de cara a la atracción del turista nacional.

VARIAS DENUNCIAS, ALGUNA DISPERSIÓN Y SANCIONES. Para que esto sea posible, lo principal es frenar el repunte. “Nuestra principal preocupación es que las cifras de la enfermedad impliquen una marcha atrás en el proceso de recuperación de la confianza”, dijo Rueda. Sin embargo, hizo un balance “positivo” sobre los controles desplegados para frenar el botellón la noche del viernes.

Precisó que hubo “algún botellón” que hubo que sancionar y otras pequeñas incidencias, que, no obstante, fueron “aisladas”. Por ello, recalcó que “en general” la noche fue “bien”, teniendo en cuenta las nuevas medidas para contener estas aglomeraciones alrededor del consumo de alcohol, que pasaron por el precintado de parques, playas y otros espacios públicos durante la noche.

“Hubo que hacer varias denuncias, hubo que disolver algún amago de botellón, hubo que disolver algún botellón que se estaba produciendo”, enumeró, si bien puntualizó que no hubo nada “especialmente conflictivo”.

Rueda destacó “el comportamiento” de las fuerzas del orden: “No hay palabras para agradecerles el esfuerzo que sabemos que están haciendo”. Y también se dirigió a los alcaldes y responsables políticos municipales para agradecerles su labor por “la coordinación” entre las diferentes policías.

PRIMERA JORNADA CON PCR OBLIGATORIA PARA ACCEDER A DISCOTECAS. Asimismo, aprovechó para recalcar la “buena medida” que supone la obligatoriedad de una PCR negativa para disfrutar del ocio nocturno en municipios de nivel medio y alto de riesgo frente al COVID (las ciudades de Pontevedra y Ourense, entre otros).

Para el vicepresidente, es un protocolo que los empresarios del sector “están apoyando en general”, porque “llevan muchísimo tiempo queriendo trabajar y necesitan hacerlo”. “Mucho mejor esto que decretar, como se hizo en otras comunidades autónomas, el cierre del ocio nocturno”, apostilló.

De igual modo, valoró que esta “medida novedosa” servirá también para algo “fundamental”: “Estimular la realización de pruebas PCR entre la gente joven, que últimamente estaba acudiendo a cribados mucho menos de lo necesario”.

avances
Una dosis al 40 % del grupo 30-39

··· Más del 40 % de la población de entre 30 y 39 años, cuya vacunación arrancó en algunas áreas hace ya semana y media, tiene al menos el primer pinchazo. En concreto, por el momento fueron vacunadas 116.166 personas de 35 a 39 años (37 más) y 20.886 de 30 a 34 (27 más), el 42,39 % del grupo a vacunar.

Cinco positivos en una residencia de Betanzos y los casos activos en 4.168
Desde el 1 de julio se ha duplicado el número de contagiados // El verano pasado solo había 200

Santiago. Cuando parecía que el coronavirus nos había dado una tregua entre la población vacunada, empiezan a aparecer los primeros sustos. Este mismo sábado cinco usuarios de la residencia García Hermanos del municipio coruñés de Betanzos dieron positivo en coronavirus. Así lo informó la Consellería de Política Social.

Fuentes del departamento explicaron que, tras conocerse el positivo de un trabajador de este centro, se procedió a realizar un cribado a los usuarios, en el que se detectaron cinco casos de infección. Todos los infectados están ya vacunados y con doble pauta.

De hecho, la vacunación fue muy positiva para estos centros geriátricos, ya que eliminó de ellas el COVID casi por completo, después de haber sido los entornos más afectados en la primera ola.

En concreto, no se registraban casos positivos desde el pasado 16 de mayo. Los últimos habían sido detectados antes de eso en un centro del municipio lucense de Chantada, el 30 de abril.

MÁS DE 650 NUEVOS INFECTADOS. Así las cosas, el incremento de los contagios vivido este sábado no deja indiferente a nadie. Siguen saltando las alarmas, con récord tras récord diario. Los nuevos positivos se volvieron a disparar, hasta situarse en los 655 (96 más que los 559 del viernes), en niveles inéditos desde la tercera ola, durante el mes de febrero. Llevan por encima de los 200 positivos desde el jueves día 1, y por encima del centenar desde el 24 de junio.

Con ello, los casos activos aumentaron hasta los 4.168 (casi medio millar más que el viernes). El pasado 1 de julio los afectados por coronavirus eran 2.083, por lo que se han duplicado en poco más de una semana. Cabe recordar que el pasado verano, a estas alturas, apenas se registraban 200 casos positivos en la comunidad gallega.

VIGO ES EL ÁREA QUE MÁS CRECE. El ascenso es sostenido en las siete áreas sanitarias. La que más creció en la última jornada fue la de Vigo, que acumula 871 casos activos (137 más); seguida de la de Ourense, que alcanzó los 726 (120 más).

Les siguen el área de Pontevedra, que contabilizó este sábado 741 pacientes COVID (78 más); la de A Coruña, con 821 (76 más); la de Santiago, con 432 (46 más); la de Ferrol, con 163 (22 más); y la de Lugo, con 414 (19 más).

LA POSITIVIDAD SE DISPARA A UN 6,7 %. Finalmente, por lo que respecta a la tasa de positividad, se ha disparado al 6,7 %, por encima del 5 % recomendado por la OMS para dar por controlada la pandemia. Este es un umbral que Galicia, hasta esta semana, no había superado desde el pasado 15 de febrero, hace ya casi cinco meses.

11 jul 2021 / 00:10
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
TEMAS
Tema marcado como favorito
Selecciona los que más te interesen y verás todas las noticias relacionadas con ellos en Mi Correo Gallego.