Santiago
+15° C
Actualizado
domingo, 07 agosto 2022
19:16
h

La oposición rechaza unas cuentas que "no sirven" para la recuperación económica

Santiago. EFE. La junta de portavoces ha dado luz verde este miércoles al calendario de tramitación de la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2022, el mismo día que la Cámara ha recibido el proyecto de unas cuentas, que ascienden a 11.627 millones de euros pero que, según la oposición, "no sirven" para encarar la recuperación económica tras la crisis de la covid. De este modo, se ha activado el calendario de tramitación del proyecto de Ley de presupuestos para el próximo año y que un ejercicio más estarán acompañados de la Ley de Medidas Administrativas y Fiscales, a fin de que las nuevas cuentas puedan entrar en vigor el próximo uno de enero.

El calendario fijado sigue la estructura habitual, de forma que la actividad parlamentaria de las próximas semanas estará marcada por la tramitación de las comparecencias ante la Comisión tercera, que se iniciarán con la intervención del nuevo conselleiro de Facenda, Miguel Corgos, el próximo 25 de octubre.

Tras Corgos, explicarán sus secciones los responsables del resto de los departamentos de la Xunta y organismos y entes dependientes de ellos, así como previsiblemente los presidentes de las diputaciones y otras administraciones. El objetivo es que aproximadamente el 22 de noviembre se debatan en pleno las enmiendas de totalidad en caso de que las hubiese con el objetivo de que las cuentas estén en disposición de ser aprobadas en el último pleno del año que se prevé para los días 21 y 22 de diciembre.

Tras la reunión para fijar el calendario, la portavoz del BNG y líder de la oposición en el Parlamento, Ana Pontón, ha tildado de "lamentable" que el Ejecutivo gallego no haya sido capaz de elaborar unos presupuestos que permitan encarar la recuperación "económica, social y anímica" que necesita Galicia, ni para encarar retos como la crisis industrial o el problema demográfico. Además, Pontón ha asegurado que pese a la "propaganda" de la Xunta, los anuncios de Alberto Núñez Feijóo sobre incremento del gasto o rebajas fiscales "no resisten el mínimo análisis".

En este sentido, ha recriminado que los incentivos fiscales solo premian a "las rentas más altas de este país" mientras que para el grueso de la población únicamente suponen una rebaja de 4 euros al mes como "gran apuesta". Tampoco es cierto, según Pontón, que el del próximo año se trate de un presupuesto "histórico" porque si se les restan los 220 millones correspondientes al IVA de 2017 que ya estaban computados en otros ejercicios, la cantidad es "inferior" a la de 2021. A juicio de la nacionalista tampoco el aumento en gasto social es tal ya que esta subida deriva de la actualización de los trabajadores públicos y, por lo tanto, no se puede enmarcar en un mayor gasto para mejorar los servicios. "Estamos a favor de la subida salarial pero no se puede vender como un incremento del gasto social como hace el gobierno de forma propagandística", ha enjuiciado Pontón, que también remarcó que es "mentira" que sean unos presupuestos con menos deuda.

Desde el PSdeG, el viceportavoz del grupo socialista Pablo Arangüena ha lamentado que las cuentas mantengan la política "austericida" de "meter el dinero en el colchón" que no es la estrategia acertada para salir de "una crisis tan profunda que no tiene precedentes desde la Guerra Civil". El diputado socialista ha reprochado a la Xunta que no haya trasladado a los presupuestos gallegos las aportaciones extraordinarias con las que cuenta gracias al Gobierno central y a las instituciones europeas. Por tanto, Arangüena ha reclamado al Gobierno gallego un cambio para que en los presupuestos se vea reflejado el "carácter expansivo" que marcan desde España y Europa con el objetivo de dejar a un lado las "políticas austericidas" que llevan marcando durante doce años los Ejecutivos de Núñez Feijóo.

Unas críticas vertidas desde la oposición que para Pedro Puy, el portavoz del grupo mayoritario, el PPdeG, suponen "poca sorpresa" ya que cada año tanto nacionalistas como socialistas rechazan las cuentas que presenta la Xunta. Pese a ello, Puy ha defendido unos presupuestos en los que "crece significativamente" el gasto y la inversión y, a su vez, contemplan "acuerdos" como los que permiten acometer las subidas salariales para los empleados públicos. En opinión del dirigente popular, en el proyecto presupuestario también son importantes las rebajas fiscales que se mantienen y las que se incrementan ya que servirán para "favorecer el consumo" en un momento de recuperación económica. Por ello, son unos "presupuestos acertados para lo que se quiere" tras una crisis de la envergadura que ha supuesto la de la covid-19.

20 oct 2021 / 14:10
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito