Santiago
+15° C
Actualizado
miércoles, 25 enero 2023
12:41
h

La Xunta no reorientará su presupuesto: “Para pactos de última hora, Moncloa”

Rueda defiende el corte social de los Orzamentos y advierte que las cuentas han de ser sostenibles // El PSdeG le reclama cambios y políticas para las personas

El Gobierno autonómico seguirá su hoja de ruta con los Orzamentos de 2023. No los reorientará, como le pidió ayer el portavoz parlamentario del PSdeG, porque se mantiene lejos de “pactos nocturnos” y no “improvisa” las cuentas.

El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, resumió en la sesión de control al Ejecutivo en el Pazo do Hórreo, su parecer ante la propuesta socialista en una sola frase: “Este Gobierno es serio y aprobamos los presupuestos todos los años en tiempo y forma, y esto permite hacer políticas públicas, también de ayudas sociales. No improvisamos”. Y, por si había dudas de por dónde iba, espetó al socialista Luis Álvarez: “Para improvisaciones y pactos de última hora para poder mantenerse en La Moncloa, ya están ustedes”, en alusión evidente al pacto sellado entre PSOE y Podemos para los Presupuestos Generales del Estado.

Lo que propuso Álvarez fue “paralizar” la presentación de los presupuestos gallegos para 2023 y reorientarlos desde el punto de vista social porque, dijo, “faltan políticas para las personas”.

En su réplica, el presidente destacó el incremento del gasto en el área social con el PPdeG al frente de la Xunta. Aludió, por ejemplo, a los 930 millones para esta área en 2022, “el doble”, dijo, de lo que destinaba el anterior Gobierno bipartito (2005-2009).

Enfrente, el portavoz socialista contrapuso el incremento del coste de los servicios y la falta de “convergencia” con otras comunidades. Luis Álvarez lamentó que Rueda no aprovechase su comparecencia en O Hórreo la pasada semana para concretar medidas “para mejorar la vida de las personas”. “Nada de lo que dice tranquiliza a las personas con dificultades”, dijo.

Previamente, se había referido a los datos recientes del Instituto Galego de Estatística (IGE), según los cuales “la mitad de los gallegos tienen dificultades para llegar a fin de mes”, una “tragedia” –lamentó– ante la que el Ejecutivo gallego permanece “impasible” y “centrado en la descalificación del adversario”.

Entre otras cuestiones, ha denunció el “fracaso estrepitoso” de las políticas de vivienda autonómicas y el desplazamiento de los mayores de 80 años a los grandes centros de vacunación para recibir la cuarta dosis frente a la covid-19. “Un matrimonio de Negueira de Muñiz tiene que gastar más de 200 euros en taxi para vacunarse”, reprobó el socialista al presidente.

“Paralice la presentación de los presupuestos, que no responden a las necesidades de los gallegos y colaboremos para reorientarlos”, pidió Álvarez, dispuesto, él y todo el grupo socialista, a acudir al Pazo do Hórreo “todos los días de noviembre y diciembre” para cerrar unas nuevas cuentas autonómicas.

La visión de Rueda respecto a la falta de políticas para la gente en los Orzamentos es otra. Rueda recordó que el IRPF, además de bajar del 9,4% al 9% en el tramo autonómico como avanzó en su discurso de investidura, tendrá una nueva rebaja en rentas de hasta 35.000 euros para paliar la inflación, con efectos desde enero de 2022.

Y al margen de reafirmarse en esta senda fiscal “propia” de la comunidad, sin avanzar más cifras, adelantó que el compromiso “social” de la Xunta también se visualizará en los presupuestos para 2023, que dedicarán “la máxima potencia que se pueda” a los servicios sociales. “Son fundamentales”, reconocido y esgrimió que la Xunta es “consciente” de las dificultades de la ciudadanía.

En todo caso, remarcó los avances en esta área en los últimos años y aludió al Índice DEC de desarrollo de servicios sociales, que sitúa a Galicia en el sexto puesto del ránquin etatal. Aunque el Ejecutivo no se “conforma” y ve preciso “seguir mejorando”, no es un mal puesto para un total de 17 autonomías, consideró el titular de la Xunta.

Dicho esto, tras reafirmar que se verá el compromiso social dentro de las capacidades que permitan unas cuentas con un techo de gasto récord (12.600 millones), advirtió de que deben ser “sostenibles. “Tienen que ser sostenibles y no para sostenerse un tiempo más en el Gobierno”, insistió. Luego dio su receta: , “Sentidiño, estabilidad y continuidad”.

Más apoyo para facilitar la compra de pisos de protección autonómica

Buenas noticias para miles de gallegos que piensan en comprar piso. El presupuesto de las ayudas para la adquisición de vivienda de protección autonómica nueva o rehabilitada, que se lanzaron por primera vez en 2021, se multiplicará “por cinco” en 2023.

Así lo trasladó el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, en un debate sobre vivienda en la Cámara do Hórreo en el que la portavoz del BNG, Ana Pontón, denunció que acceder a ella en la comunidad resulta “misión imposible” para una mayoría de jóvenes y muchas familias, en particular en las ciudades, donde los alquileres –según portales especializados – “aumentaron un 47% desde 2016”.

“El PP lleva 13 años de brazos caídos y del sálvese quien pueda. Menos pelotazos fiscales a los millonarios y más política social de vivienda. Menos anuncios y propaganda que quedan en nada, y más entender las necesidades de los gallegos”, demandó la nacionalista, quien planteó cuatro medidas “concretas” que la Xunta podría aplicar ya en los presupuestos de 2023.

Así, propuso duplicar el presupuesto del área hasta alcanzar “al menos los 210 millones de los que disponía en 2009”, elevar hasta los 2 millones las ayudas al alquiler para los jóvenes, reformular el bono social de alquiler para “evitar los desahucios” y una “apuesta decidida” por la vivienda pública del alquiler, hasta conseguir que represente el 5% del parque total.

Rueda, por su parte, afeó que PSdeG y BNG dejaron la Xunta en 2009 “con el instrumento de las ‘Xestur’ absolutamente quebrado” y el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) “tambaleándose”, antes de reivindicar las medidas tomadas por los populares en la Xunta y los planes impulsados desde el “diálogo” con el municipalismo y sectores implicados.

1.200 NUEVAS VIVIENDAS PÚBLICAS. Entre otras cuestiones, además de anticipar que se multiplicará el presupuesto de las ayudas para adquirir vivienda de protección autonómica nueva o rehabilitada, destacó el compromiso del Ejecutivo gallego con la emancipación de los jóvenes a través del ya anunciado aval de hasta el 20% para la compra de vivienda. Finalmente, apuntó a los 27 millones para bonos de alquiler recogidos en el año 2023 y destacó como “objetivo irrenunciable” el de dotar a Galicia de 1.200 nuevas viviendas públicas, 1.000 de nueva construcción y 200 rehabilitadas.

05 oct 2022 / 21:34
  • Ver comentarios
Noticia marcada para leer más tarde en Tu Correo Gallego
Tema marcado como favorito